viernes, 3 de julio de 2020

La anomalía del Mar Báltico, el supuesto OVNI en el fondo marino

En junio de 2011 se detectó mediante sonar una extraña formación en el fondo del Mar Báltico, cuyo tamaño y características sugerían que podía tratarse de un objeto no natural, pasando a conocerse popularmente como el "OVNI del Mar Báltico" o simplemente la anomalía del Mar Báltico, surgiendo a su vez una considerable cantidad de hipótesis y teorías para intentar encontrar una explicación.

La misteriosa anomalía del Mar BálticoEl hallazgo de este misterioso objeto en el fondo marino del Golfo de Botnia, al norte del Mar Báltico (entre Suecia y Finlandia) se produjo el 19 de junio de 2011. La empresa sueca Ocean X Team, especializada en la búsqueda de tesoros, reliquias, artefactos históricos y pecios hundidos en el mar, estaba explorando el fondo del Mar Báltico buscando los restos de un naufragio de la Primera Guerra Mundial, cuando obtuvieron una borrosa imagen del sonar que mostraba algo inesperado.

El extraño objeto o formación tiene una forma circular, y se encuentra a aproximadamente entre 75 y 85 metros de profundidad, con un tamaño de 60 metros de diámetro. Existen además varias estelas de zanjas que se extienden cerca de 500 metros en el fondo marino hacia la anomalía, dejando unas peculiares marcas como si el objeto se hubiera arrastrado por el fondo.

Tras el increíble hallazgo, al año siguiente, en junio de 2012, se llevó a cabo una segunda exploración en la que, si bien no se pudo determinar si se trataba en realidad de un objeto o de algún tipo de formación natural, se pudieron obtener mejores fotografías para poder ver más en detalle su forma. A pesar de las interferencias eléctricas que sufrieron sus equipos de buceo cada vez que se acercaban al objeto (y niveles de radiación más altos de lo normal), pudieron determinar por las imágenes que la parte más visible sobresale entre 4 y 8 metros sobre el lecho marino.

Fotografía real de la anomalía del Mar BálticoLos escáneres de sonar en 3-D pudieron escrutar el interior de la estructura, revelando paredes lisas y pasillos rectos con líneas de 90 grados, además de dos grandes agujeros en la parte superior del objeto y una especie de escalera en uno de los laterales.

En esta segunda exploración de 2012 se halló también a 120 metros de la primera formación, una segunda anomalía similar con las mismas marcas de zanjas, por lo que se ha sugerido que puede tratarse de la misma estructura, aunque en este caso no tiene forma circular.

La impresión del equipo de Ocean X Team con esta segunda exploración fue que se trataba de una estructura construida de forma artificial, con formas suaves en la superficie de la estructura y que visualmente parecía hecha de hormigón. En todo caso, los buzos pudieron raspar la superficie de limo y sedimentos que había sobre el objeto, mostrando la estructura un color negro según comentaron tras la inmersión.

Con esta nueva información, uno de los responsables de la expedición, Peter Lindberg, hizo unas sorprendentes declaraciones públicas, popularizándose rápidamente el hallazgo entre los aficionados a la ufología, y uno de los motivos principales por lo que la anomalía pasó a conocerse como el OVNI del Mar Báltico: "Si ha sido construido, de cualquiera de las formas que fuese, tiene que haber sido una construcción previa a la última glaciación. No creo que las rocas que se encuentran sobre el objeto pudiesen llegar hasta ahí de no haber sido por el hielo. No puedo afirmar que no sea un OVNI".

En esta segunda expedición se recogieron también varias muestras de rocas que se encontraban cerca de la anomalía, aunque no eran parte de la propia estructura. Las muestras de piedra fueron entregadas a Volker Brüchert, profesor de geología en la Universidad de Estocolmo, quien tras analizarlas concluyó que las rocas eran en su mayoría granito, arenisca y gneis.

Una de las supuestas rocas cristalizadas recogidas por el Ocean X TeamEntre las muestras también había una pieza suelta de roca negra basáltica (volcánica), que está fuera de lugar en el fondo marino del Báltico (ya que es un mar sin actividad volcánica), pero el geólogo comentó que no es algo inusual. Brüchert explicó al respecto que la región del norte del Báltico está muy influenciada por los procesos de descongelación de los glaciares, por lo que es probable que tanto este tipo de rocas pudieron ser transportadas hasta allí por los propios glaciales.

Se pudo recoger además una muestra de roca de la propia estructura que fue analizada por el Departamento de Investigación Geológica de Israel. Los científicos israelís concluyeron que las rocas eran rocas de silicato de aluminio con concentraciones muy altas de hierro y manganeso, algo que probablemente se encontraría en una construcción moderna, como en un barco hundido.

Posteriormente se intentaron realizar dos exploraciones más para intentar dilucidar el misterioso origen de la anomalía, pero ambas expediciones acabaron fracasando por diversos motivos. Para añadir más misterio al asunto, en 2016 el Ministerio de Defensa de Rusia declaró secreto oficial todo lo concerniente a la investigación sobre la anomalía del Mar Báltico, negándose a hacer pública cualquier información nueva.

Debido a este secretismo y a la falta de información oficial, durante años han surgido todo tipo de especulaciones, hipótesis y teorías sobre qué puede haber realmente en el fondo marino del Mar Báltico.

El OVNI del Mar BálticoSin duda la teoría más popular de todas es la de que se trata de los restos de un OVNI o nave extraterrestre que se estrelló en esta zona del mar, posándose sus restos en el fondo del Mar Báltico.

Tras atravesar la atmósfera a gran velocidad y calentarse, el OVNI habría impactado contra el agua, mineralizándose su estructura metálica con el paso del tiempo. Esto explicaría además las misteriosas marcas de zanjas que se extienden cerca de 500 metros en el fondo del mar, ya que habrían sido causadas por el nave al estrellarse y arrastrarse por el fondo hasta detenerse.

La curiosa forma del objeto que se puede ver en las fotografías, parecido a la mítica nave de ciencia ficción del "Halcón Milenario" de la película "La Guerra de las Galaxias", la convirtió en la teoría preferida de las medios de comunicación más sensacionalistas.

Relacionada con esta hipótesis, también se ha apuntado como teoría que en realidad se trate de un OSNI (Objeto Submarino No Identificado). Al tener unas formas rectas y peculiares que muchos consideran que no pueden ser naturales y pertenecen a un objeto artificial, otras teorías apuntan a que podría tratarse un yacimiento arqueológico o algún tipo de construcción megalítica de la antigüedad que quedara sumergida con el tiempo, de forma similar a las famosas estructuras de Yogauni en Japón o la ciudad sumergida de ShiCheng en China.

Imagen real del sonar con las dos anomalías en el fondo del Mar BálticoSiguiendo esta línea de que se tratase de una estructura construida por el hombre pero aún sin aparente explicación, también se se ha sugerido que podría ser mucho más reciente, como algún dispositivo antisubmarinos de la Segunda Guerra Mundial o de la época de la Guerra Fría.

Preguntado por su opinión, Dennis Åsberg, otro de los jefes de Ocean X Team, ha comentado en varias ocasiones que no puede afirmar que se trate de un edificio ya que sus datos son limitados, aunque ha insinuado varias veces que la anomalía del Mar Báltico es un edificio hecho por el hombre que debe ser muy antiguo, porque se tuvo que construir originalmente en tierra firme, cuando el Mar Báltico estaba por entonces seco (hace más de 12.000 años).

Aunque se ha descartado que la enorme estructura llegara hasta el lugar por las corrientes marinas del Báltico (incapaces de arrastrar un objeto de ese tamaño y peso), es posible según los científicos que fuera transportada por el movimiento de los glaciales. Otras teorías que apuntan a un origen geológico de la anomalía sugieren que puede tratarse de una formación rocosa de origen volcánico, que sea un antiguo volcán submarino, los restos de un meteorito, o simplemente una formación geológica natural.

Ya sea un OVNI que se estrelló en el mar hace tiempo, un antiguo edificio construido por una civilización desconocida, o simplemente una formación natural, las interferencias electrónicas que se producen al acercarse a la estructura y los reportes constantes de barcos militares en la zona, han ayudado a alimentar las teorías de la conspiración y mantener vivo el misterio de la anomalía del Mar Bático, que aún sigue sin resolverse.

La Anomalía del Mar Báltico en detalle


Fotografía del OVNI del Mar Báltico

miércoles, 10 de junio de 2020

El Desfile Silencioso, la histórica marcha de afroamericanos en Nueva York de 1917

Se conoce como el Desfile Silencioso (Silent Parade) o el Desfile Negro de Protesta Silenciosa (The Negro Silent Protest Parade), a una histórica manifestación silenciosa en la que aproximadamente 10.000 afroamericanos marcharon por la Quinta Avenida de Nueva York el 28 de julio de 1917.

El Desfile Silencioso, la histórica marcha de afroamericanos en 1917Organizado por la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color (NAACP por sus siglas en inglés), el evento estuvo precedido por los disturbios ocurridos unas semanas antes en East St. Louis (Illinois), en donde decenas de personas negras fueron asesinadas por turbas ciudadanas, conociéndose los hechos por ello como las "masacres de East St. Louis".

Este histórico "Desfile Silencioso" o "Desfile del Silencio" fue la primera protesta de este tipo en Nueva York, y la segunda vez que los afroamericanos se manifestaban de forma pública en su lucha por los derechos civiles y contra la segregación racial en Estados Unidos.

Durante la década de 1910 se produjo una gran migración de afroamericanos que huían de las constantes amenazas y la poca libertad que les estaba permitida en el sur de Estados Unidos, estableciéndose en ciudades como East St. Louis (San Luis Oriental), en el estado de Illinois.

Muchos trabajadores negros encontraron trabajo en la industria local, sin embargo las tensiones iban en aumento con los lugareños y trabajadores locales, estallando finalmente en la primavera de 1917, cuando los trabajadores de la Compañía de Aluminio local, en su mayoría blancos, votaron por una huelga laboral y la Empresa decidió reclutar a cientos de trabajadores negros para reemplazarlos. Además corrieron rumores de que los hombres negros estaban teniendo relaciones con mujeres blancas, aumentando aún más la tensión.

La masacre de East St. LouisMiles de hombres blancos se trasladaron desde otros lugares del país hasta East St. Louis, atacando a los afroamericanos indiscriminadamente, en lo que fue calificado como una auténtica cacería humana, en ocasiones, ante la impasibilidad de las autoridades. En los disturbios de East St. Louis se combinaron los brotes de violencia laboral y violencia racial durante semanas de forma salvaje, causando como la resultado la muerte de entre 40 y 250 afroamericanos (algunos de ellos torturados, ahorcados o quemados vivos), además de otras 6.000 personas negras que quedaron sin hogar por los incendios y el vandalismo.

Este oscuro episodio en la historia de Estados Unidos pasó a denominarse como "las masacres de East St. Louis" (East St. Louis massacres) y es considerado uno de los peores disturbios raciales en la historia del país.

La respuesta de la comunidad negra vino de la mano de la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color (NAACP), quienes tras reunirse con varios líderes comunitarios influyentes de la ciudad de Nueva York, decidieron organizar una marcha silenciosa por la ciudad, tal como habían hecho las sufragistas en Nueva York en 1913, pocos meses después del exitoso desfile por el sufragio femenino de Washington. Aunque en este caso, únicamente las personas negras tomarían parte en el histórica manifestación por ser las principales víctimas de la violencia reciente.

Pocos días antes de comenzar la marcha en Nueva York, se comenzó a distribuir una panfleto, explicando los motivos por los que salían a protestar a las calles de forma silenciosa, que llevaba por título simplemente "Por qué marchamos" (Why We March). El argumento principal era animar a los afromaericanos a unirse a la protesta muda pero solemne contra las atrocidades y la discriminación contra su raza en varias partes del país.

Fotografía del Desfile Silencioso de Nueva York de 1917El 28 de julio de 1917, con una sofocante calor que llegó a marcar récords de temperatura en la ciudad, se producía en las calles de Nueva York el histórico Desfile Silencioso. Entre 8.000 y 15.000 afroamericanos participaron en esta marcha silenciosa protestando contra la violencia racial y los linchamientos que se habían producido contra negros en East St. Louis, pero también en otras ciudades como Memphis o Waco.

La marcha comenzó en la calle 57, bajando por la famosa Quinta Avenida y finalizando en la calle 23. Los manifestantes portaban todo tipo de carteles y pancartas, algunas de ellas apelando directamente al presidente Woodrow Wilson, mientras que otros llevaban mensajes como "Marchamos porque consideramos un crimen guardar silencio ante tales actos de barbarie"; o "Marchamos porque queremos que nuestros hijos vivan una vida mejor y disfruten de unas condiciones más justas que las que nos han tocado".

El desfile lo encabezó un grupo de policías montados a caballo, seguidos por mujeres y niños vestidos de blanco y los hombres vestidos de negro. Mientras recorrían las calles, una multitud de gente de todas las razas los observaban desfilar de forma silenciosa, entre los que se encontraban también miles de afroamericanos que no tomaron parte en la histórica manifestación.

Fue el primer gran desfile de protesta solo para negros que se producía en Nueva York, y Los manifestantes esperaban además influir en el presidente demócrata Woodrow Wilson para que llevara a cabo sus promesas electorales a los votantes afroamericanos, e implementara leyes contra los linchamientos.

Sin embargo, cuatro días después del Desfile Silencioso o "Desfile del Silencio", varios de los líderes negros involucrados en la protesta, viajaron a Washington D.C. para una reunirse con el presidente y tratar estos temas, pero al llegar les dijeron que Wilson tenía otra cita y no les recibieron. Dejaron la petición por escrito en la Casa Blanca y se marcharon.

Doodle Google Aniversario del Desfile del Silencio - 28 julio 2017
En todo caso, esta histórica protesta de la comunidad negra contó con una considerable cobertura en los medios de la época, que expresaron su apoyo de forma pública a los afroamericanos en su lucha contra el linchamiento y la opresión. También contaron con el apoyo público y la empatía de otras minorías de Nueva York como los judíos.

A pesar de la importancia histórica del Desfile Silencioso de 1917 y aunque se produjeron marchas similares en otras ciudades del país, lo cierto es que a los afroamericanos aún les quedarían décadas por delante en su constante lucha contra la discriminación y segregación racial, ya que no sería hasta 1964 cuando se promulgaría en Estados Unidos la Ley de Derechos Civiles.

Como curiosidad, en el centenario de la protesta negra de 1917, Google recordaría este histórico momento a su manera, con un particular Doodle de Google del 100.º aniversario del Desfile del Silencio.



domingo, 24 de mayo de 2020

La leyenda del Holandés Errante y su verdadera historia

Según el mito, el Holandés Errante es un legendario barco fantasma que nunca puede hacer puerto y está condenado a navegar por los océanos para siempre. Una popular leyenda que ha perdurado a pesar del paso del tiempo, gracias principalmente al cine y la literatura, y que curiosamente podría estar basada en parte en una historia real, reportándose además numerosos supuestos avistamientos del Holandés Errante por parte de los marineros durante siglos.

La leyenda del Holandés Errante y su verdadera historiaEl término original por el que se conoce a este barco fantasma es "De Vliegende Hollander" en neerlandés (holandés o flamenco), o "The Flying Dutchman" por su nombre en inglés. Literalmente "el holandés volador" si bien es más habitual conocido como "Holandés Errante". Las leyendas de supuestos barcos fantasmas avistados por marineros de todos los océanos se pierden en el tiempo, aunque pocas son tan populares como la historia del Holandés Errante.

El origen de su leyenda nunca se ha podido determinar con exactitud. Algunas fuentes apuntan a que pudo originarse durante la edad de oro del siglo XVII de la Compañía Holandesa de las Indias Orientales, si bien las primeras referencias escritas sobre este mítico barco fantasma datan de finales del siglo XVIII.

De acuerdo al mito clásico, capitaneado por Willem o Hendrick van der Decken, un capitán holandés que llegó a hacer un pacto con el diablo para poder surcar los mares de todo el mundo, el Holandés Errante fue un enorme buque de guerra que navegaba por las aguas cercanas al Cabo de la Buena Esperanza (actualmente Sudáfrica), cuando fue sorprendido por una terrible tormenta. La tripulación rápidamente le pidió al capitán que buscaran un refugio en el puerto más cercano, pero el capitán se negó, clamando al cielo ante el asombro de sus marineros, que no temía a nada, e incluso retando a Dios a que se atreviera a hundir su barco mientras la tormenta empeoraba.

En ese momento se apareció en la cubierta del barco una misteriosa figura luminosa que aterrorizó a toda la tripulación, excepto a su capitán que se atrevió a enfrentarse a la figura blandiendo un arma. El ente lanzó una maldición al capitán: "Hiel será tu bebida y hierro candente tu comida. De tus tripulantes sólo conservarás un grumete, al cual le nacerán cuernos, tendrá hocico de tigre y piel de perro marino. Y como te agrada atormentar a tus navegantes, serás su azote, pues te convertiré en el espíritu maligno del mar y tu buque acarreará la desgracia a quien lo aviste".

Cuadro The Flying Dutchman por Charles Temple - 1860De esta forma, el avistamiento del Holandés Errante por parte de los marineros se convirtió en sinónimo de mal augurio. Un barco fantasma condenado a vagar para siempre por los océanos del mundo, sin poder atracar en ningún puerto. El velero es habitualmente oteado desde la distancia, resplandeciendo con una luz fantasmal. Si algún otro barco lo saluda durante su travesía, la tripulación del Holandés tratará de hacer llegar sus mensajes a tierra, a todas las personas muertas tiempo atrás con las que no han podido comunicarse desde que quedaron malditos.

Según el mito, avistar el Holandés Errante en el mar podía traer además todo tipo de infortunios, desde encallar o quedar varados en medio del océano, a cualquier tipo de calamidades como pudrir el agua, la comida o los víveres de las bodegas.

Como sucede con varios animales mitológicos o con otros muchos mitos y folclore popular, la leyenda del Holandés Errante podría tener un trasfondo de realidad, o al menos estar basado en parte en un hecho real.

Bernard Fokke, un capitán holandés del siglo XVII que trabajaba para la Compañía Holandesa de las Indias Orientales, pudo ser la inspiración para el capitán del barco fantasma, ya que al parecer, su barco se llamaba efectivamente "el Holandés Errante" (De Vliegende Hollander). Fokke era conocido en la época por la velocidad a la que navegaba durante sus travesías entre los Países Bajos a Java, por lo que las malas lenguas decían que tenía un pacto con el diablo.

El capitán Bernard Fokke, el verdadero Hendrick van der DeckenPor ejemplo, en 1678 viajó la distancia entre ambos lugares en solo 3 meses y 4 días, entregando al gobernador Rijckloff van Goens una pila de cartas, gracias a las cuales se podía confirmar el tiempo de viaje. Con el tiempo incluso se llegó a erigir una estatua de Fokke en la pequeña isla de Kuipertje, cerca del puerto de Batavia (la estatua fue destruida por los ingleses en 1808).

En todo caso, en alguna fecha indeterminada del finales del siglo XVII, el barco Holandés Errante desapareció misteriosamente junto a su capitán Bernard Fokke y toda la tripulación, dando origen así a la popular leyenda.

La primera referencia escrita sobre el Holandés Errante que se tiene documentada, la encontramos en el libro "Viajes en varias partes de Europa, Asia y África durante una serie de treinta años y más allá", escrito por John MacDonald en 1790, donde menciona un supuesto avistamiento de este barco fantasma por parte de los marineros.

Poco después, en 1795, en el libro "Un viaje a la Bahía de Botany" (A Voyage to Botany Bay), del autor George Barrington, se vuelve a mencionar la historia original sobre el barco que se perdió durante un vendaval cerca del Cabo de Buena Esperanza, convirtiéndose en el barco fantasma del Holandés Errante.

Otras referencias de la época a la historia o a supuestos avistamientos del barco fantasma, las podemos encontrar también en la obra "Scenes of Infancy", publicada por John Leyden en 1803; en el poema "Written on passing Dead-man's Island in the Gulf of St. Lawrence" de Thomas Moore en 1804; o en un escrito de Sir Walter Scott, amigo de John Leyden, quien fue el primero en denominar al Holandés Errante como un barco pirata en 1812.

La primera versión completa de la leyenda, publicada en la revista Blackwood de Edimburgo en mayo de 1821, ambienta la historia original en las aguas cercanas al Cabo de Buena Esperanza, otorgando al capitán el nombre de Hendrick Van der Decken. La historia introduce también el tema de las cartas dirigidas a personas que han muerto hace mucho tiempo y que se ofrecen a otros barcos para su entrega, pero cuya aceptación traerá desgracias; o que el capitán había jurado rodear el Cabo de Buena Esperanza a cualquier precio.

Avistamiento barco fantasma Holandés ErranteEn todo caso, la historia del Holandés Errante caló en el imaginario colectivo, y durante los siglos XIX y XX se reportaron presuntos avistamientos del barco fantasma en los océanos de todo el mundo. Uno de los avistamientos más conocidos fue reportado por el entonces Príncipe Jorge de Gales, quien se convertiría años después en el Rey Jorge V del Reino Unido.

Cuando se encontraba de viaje en una travesía de tres años durante su adolescencia en 1880, junto a su hermano mayor, el príncipe Alberto Víctor de Gales y su tutor John Neill Dalton, fueron trasladados temporalmente al buque HMS Inconstant debido a que el barco original en el que navegaban sufrió considerables daños y necesitaba reparaciones.

Según registraron, poco antes del amanecer del 11 de julio de 1881, frente a la costa de Australia en el estrecho de Bass, entre Melbourne y Sydney, vieron aparecer ante sus ojos al Holandés Errante: "Una extraña luz roja como la de un barco fantasma brillaba, en medio de la cual, los mástiles y velas de un bergantín se alzaban a 200 yardas de distancia. También el oficial de vigilancia desde el puente lo vio claramente, al igual que el guardiamarina del alcázar, que fue enviado de inmediato al castillo de proa; pero al llegar no había vestigio ni señal alguna de ningún barco material que se pudiera ver cerca o de inmediato en el horizonte, con la noche despejada y el mar en calma. Trece personas en total lo vieron... Pocas horas después, el marinero que había informado esta mañana del avistamiento del Holandés Errante cayó desde el castillo de proa y murió".

También sorprendente fue el supuesto avistamiento del barco que se produjo en 1939, cuando varios bañistas que se encontraban en la playa de Glencairn (Sudáfrica), aseguraron ver aparecer al Holandés Errante en el horizonte, desapareciendo poco después ante el asombro de todos. Un extraño suceso que quedó recogido en la prensa local de la época.

El efecto óptico Fata MorganaDurante siglos se ha intentado dar una explicación racional a estos supuestos avistamientos de barcos fantasma, y la explicación más plausible según la ciencia, es que se trate de un espejismo o ilusión óptica conocida como efecto Fata Morgana, producidos por una inversión de la temperatura en el mar.

Otro efecto óptico conocido, ocurre cuando los rayos de luz se doblan a través de diferentes índices de refracción, lo que podría dar la apariencia a una nave en el horizonte de estar navegando por el aire, encajando así en la definición exacta del término original de la leyenda "El holandés volador".

Independientemente de su veracidad, la explicación racional, o la historia real que puede haber detrás del mito, la leyenda del Holandés Errante se ha mantenido viva desde sus inicios. Popularizada inicialmente por la literatura o la ópera "Der Fliegende Holländer" de Richard Wagner, con el paso del tiempo la historia ha seguido vigente gracias al cine, la música, los cómics, los videojuegos o la cultura popular en general, con la película "Piratas del Caribe: El cofre del hombre muerto" (2006) como una de sus apariciones más conocidas.

El barco Holandés Errante de la película Piratas del Caribe

miércoles, 13 de mayo de 2020

La carretera encantada de Clinton Road

Cerca de la localidad de West Milford, en el condado de Passaic (Estado de Nueva Jersey​) transcurre la carretera de Clinton Road, una ruta que ha adquirido una gran popularidad con el paso del tiempo por reportarse sucesos extraños y paranormales, siendo conocida como una de las carreteras encantadas más famosas de Estados Unidos.

La carretera encantada de Clinton RoadCon un recorrido de apenas 16 kilómetros, iniciándose en el pueblo de Newfoundland y transcurriendo en dirección norte hasta el lago Upper Greenwood, tanto la carretera de Clinton Road como el área que rodea el camino, es una zona plagada de todo tipo de leyendas urbanas, que incluyen desde avistamientos de fantasmas o criaturas extrañas, sucesos paranormales, a reuniones de brujas y satanistas.

Alimentando aún más leyenda sobre esta supuesta carretera embrujada, algunos lugareños afirman que los bosques de los alrededores son el lugar elegido por asesinos y psicópatas para deshacerse de los cuerpos de sus victimas, un rumor que curiosamente tiene un trasfondo real.

Se trata de un tramo estrecho de carretera comarcal que une dos pequeñas localidades del Estado de Nueva Jersey, en el que apenas hay casas o edificaciones en todo el camino. Sin apenas tráfico y rodeada de bosques, la explicación más habitual para la serie de sucesos y avistamientos que se han reportado a lo largo de los años, es que la imaginación se dispara de quienes recorren de noche esta carretera desolada y sin apenas iluminación.

La carretera de Clinton Road de nocheEntre los lugareños es conocido desde tiempo atrás que los bosques que rodean el camino no son especialmente recomendables para recorrerlos de noche. Hasta no hace mucho, Clinton Road era un camino sin asfaltar. Una zona muy oscura en las noches sin luna, donde se pueden escuchar todo tipo de sonidos procedentes de los bosques, que tradicionalmente además se han asociado al lugar de reunión de brujas para celebrar sus rituales.

De una forma u otra, la carretera encantada de Clinton Road ha acabado adquiriendo una gran fama por todo el país por la cantidad de leyendas urbanas que se han reportado a lo largo de los años, apareciendo algunos de los casos en prensa y medios, tanto locales como nacionales.

El medio que más ha seguido de cerca estas leyendas urbanas es la revista "Weird NJ", una publicación semestral de Nueva Jersey que narra leyendas locales, historias de fantasmas, folklore, sucesos paranormales, o cualquier cosa que se considere "extraña", y donde se han dedicado varios artículos a las leyendas y sucesos extraños de Clinton Road.

Toda carretera embrujada que se precie tiene que tener alguna historia de fantasmas y en Clinton Road los testigos afirman haber presenciado varios diferentes, basados en leyendas locales que acompañan al camino.

Según la leyenda, si se lanza una moneda al agua, justo en el tramo de la carretera sobre uno de los puentes de Clinton Brook (conocido como la curva del hombre muerto), se aparece el fantasma de un niño que se ahogó nadando en el embalse (otra versión de la leyenda es que el niño se cayó desde el puente), o incluso si no aparece, el fantasma del niño devolverá la moneda a su lanzador, apareciendo al día siguiente la moneda en ese tramo del camino. Es quizás la leyenda más popular de Clinton Road, y de hecho se pueden observar varias monedas en el agua de gente que seguramente ha querido comprobar su veracidad.

El puente de Clinton Brook en Clinton RoadEn otros artículos de la revista Weird NJ aparecieron informes de supuestos testigos que afirmaron haber visto un Chevrolet Camaro fantasma conducido por una joven, quien supuestamente se mató en la carretera Clinton Road en un accidente con ese coche en 1988.

Alejándose un poco del camino, algunos excursionistas que se han atrevido a adentrarse en los bosques de la zona aseguran haber visto apariciones fantasmales de guardabosques mientras acampaban en un lugar conocido como "Terrace Pond". Al parecer, los supuestos fantasmas serían dos guardabosques locales que murieron mientras trabajan en la zona en 1939.

Aunque estas apariciones fantasmales son las más conocidas en Clinton Road, no son las únicas, ya que hay multitud de informes de otro tipo de apariciones extrañas, especialmente de personas vestidas con ropa de otra época que aparecen en medio de la noche sin mediar palabra y simplemente observan y desaparecen misteriosamente, o de supuestos coches y camionetas fantasmales que aparecen de repente en medio de la carretera.

Junto a estos sucesos paranormales, se han reportado muchas otras historia de extraños sucesos y avistamientos, si bien podrían tener una explicación más racional.

Algunos testigos afirman haber visto de noche todo tipo de criaturas extrañas en los alrededores, desde perros infernales hasta monos o extraños animales que no han podido identificar. Mientras que los que se alega que no son de origen natural no tienen por el momento ninguna explicación, se cree que parte de estos animales avistados podrían ser supervivientes de la atracción "Jungle Habitat", un enorme parque de animales (Safari Park) que hubo en la zona hasta que cerró en 1976.

Ruinas del castillo Cross Castle en Clinton RoadAl final del camino, cerca del embalse, se mantiene lo poco que queda de las ruinas de un castillo que un hombre llamado Richard Cross construyó en 1905. El castillo sufrió unos años después un enorme incendio y quedó abandonado, convirtiéndose en un popular destino de la zona para excursionistas, o simplemente para jóvenes locales para hacer fiestas.

Antes de ser finalmente derruido, en las ruinas del castillo aparecieron constantemente pintadas con símbolos satánicos, por lo que se cree que puede ser un lugar donde se realizan ritos satánicos, siendo además un lugar sobre el que pesa su propia mitología y folclore, con numerosas personas que lo han visitado reportando convulsiones, mareos o visiones extrañas e inquietantes.

Otra de las leyendas locales sugiere que en los bosques de la zona se han enterrado durante años los cuerpos de varias víctimas de asesinatos. En muchas ocasiones, toda leyenda urbana suele tener un trasfondo de realidad, y al menos en parte, la carretera encantada de Clinton Road es uno de ellos.

Según los registros policiales, en mayo de 1983 se encontró un cuerpo humano en el bosque cerca de la carretera. En la autopsia que se realizó, los forenses concluyeron que alguien había congelado el cuerpo después de la muerte, en un intento de engañar a los investigadores para que creyeran que murió más tarde de lo que realmente sucedió.

Póster película Clinton RoadEl hombre fue identificado como Daniel Deppner, un criminal local y ladrón de coches que había estado involucrado en actividades ilegales con la mafia en el cercano condado de Rockland, Nueva York. La investigación finalmente condujo al arresto en 1986 de Richard Kuklinski, apodado "The Iceman", un hombre de Nueva Jersey involucrado en el crimen organizado de Rockland, que poco después confesó ser el asesino (y condenado por más de 100 asesinatos).

Las leyendas urbanas y los sucesos extraños que acompañan a la carretera de Clinton Road la han convertido en una de las carreteras embrujadas más famosas de Estados Unidos, sirviendo incluso de inspiración para el argumento de la película "Clinton Road" (2019), una historia de terror sobre una misteriosa desaparición y los oscuros secretos que oculta el bosque de una localidad rural de Nueva Jersey; y también como base para la película de terror "The Lake on Clinton Road" (2015), la cual además está basada en parte en hechos reales.

Curiosamente, este tipo de historias sobre lugares encantados en Nueva Jersey no es algo único de Clinton Road. No muy lejos de allí, en el vecino condado de Warren, se encuentra "Shades of Death Road", otro conocido camino rural por sus historias de fantasmas y sucesos paranormales.

Como última curiosidad para quien quiera visitar o recorrer la misteriosa carretera de Clinton Road, además de por su leyenda, esta carretera comarcal es también conocida por tener el semáforo más largo en tiempo de espera de todo Estados Unidos. Esto ocurre al inicio del camino, en una doble intersección donde la Ruta 23 cruza la carretera, y cuya espera puede llegar hasta cinco minutos para los conductores hasta que el semáforo se pone verde. Sabiendo lo que puede encontrarse de noche en Clinton Road, para algunos es incluso poco tiempo.

Cartel carretera Clinton Road

jueves, 30 de abril de 2020

La escala de Hynek sobre avistamientos OVNIS y encuentros cercanos

Un encuentro cercano se define en la ufología como un suceso o evento en el que una persona o un grupo de individuos presencian o avistan un objeto volador no identificado (OVNI), con casos que pueden abarcar desde inexplicables fenómenos de luces en el cielo hasta supuestos contactos con extraterrestes.

Los avistamientos OVNIS clasificados por la cienciaEn una época tan lejana como el antiguo Egipto, se pueden encontrar textos donde se relatan extraños fenómenos en el cielo que habitualmente han sido considerados por los ufólogos como los primeros avistamientos OVNIS de la historia.

Sin embargo, no fue hasta los años 40, con el conocido caso Roswell en Nuevo México, cuando el fenómeno OVNI se empezó a popularizar entre el gran público. Fue también en la década de 1940 cuando los objetos voladores no identificados (OVNIS) pasaron a conocerse como platillos voladores debido al supuesto avistamiento de una de estas naves por el piloto Kenneth Arnold.

A pesar de la gran popularidad de los OVNIS durante décadas, tradicionalmente, la ovnilogía o ufología siempre ha estado rodeada de escepticismo, siendo considerada una pseudociencia por parte de la comunidad científica. En los años 70, Josef Allen Hynek, un profesor doctorado en astrofísica, astrónomo, y con el tiempo un experto ufólogo, intento estudiar el fenómeno OVNI desde un punto de vista meramente científico, creando la escala de Hynek como un sistema de clasificación sobre encuentros cercanos y avistamientos OVNIS.

J. Allen Hynek trabajó durante años como asesor científico para los estudios sobre ovnis realizados por la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, participando en tres proyectos de forma consecutiva: Proyecto Signo (Project Sign) entre 1947 y 1949; el Proyecto Grudge (Project Grudge) de 1949 a 1952; y el Proyecto Libro Azul (Project Blue Book) entre 1952 y 1969.

Libro de J. Allen Hynek - The UFO Experience A Scientific InquiryGracias a los conocimientos adquiridos, en los años siguientes realizó su propia investigación independiente sobre ovnis, desarrollando el sistema de clasificación de encuentro cercanos. Fue además una de las primeras personas en realizar análisis científicos de informes y especialmente de rastros de evidencias que supuestamente dejaron los ovnis.

Como curiosidad, fue el propio Hynek quien dio el nombre por primera vez a estos fenómenos extraños de "Objeto Volador No Identificado" (OVNI), del inglés "Unidentified Flying Object" o "UFO", ya que no le gustaba la denominación que se les estaba dando hasta entonces de "platillos voladores" o "platillos volantes".

Esta escala de Hynek sobre encuentros cercanos se publicó por primera vez en 1972 en el libro "The UFO Experience: A Scientific Inquiry" (La experiencia OVNI: Una investigación científica), estableciendo una clasificación dividida en seis fases o escalas diferentes según la proximidad del encuentro o avistamiento.

Las seis fases que componen la escala de Hynek se dividen en realidad en dos grupos, con tres tipos de avistamientos de objetivos voladores no identificados que se producen a más de 150 metros de distancia; y otros tres tipos de los denominados "encuentros cercanos" cuando el testigo del suceso está una distancia menor a 150 metros y

Los avistamientos que se producen a más de 150 metros de distancia del observador se clasificaron en:

- Luces nocturnas - principalmente luces observadas en el cielo nocturno aunque se incluyen también todo tipo de luces extrañas sin aparente explicación natural.

Escala de Hynek sobre avistamientos OVNIS- Discos diurnos - Avistamientos de Ovnis que se producen de día, que por lo general tienen formas discoidales u ovales, comúnmente conocidos como "platillos volantes", aunque también pueden ser objetos voladores no identificados con formas alargadas como los Ovnis con forma de cigarro.

- Visualización de Radar - La última clasificación dentro de este primer grupo hace referencia a los informes de Ovnis que han sido confirmados también por radar, en referencia a supuestos objetos voladores que aparentemente son demasiado avanzados tecnológicamente para haber sido construidos por el hombre.

Junto a este primer grupo inicial relativo a los avistamientos, encontramos propiamente la escala de Hynek respecto a los encuentros cercanos. En este caso, Hynek estableció que deben producirse o ser observados a menos de 150 metros de distancia, para reducir así al mínimo la posibilidad de que sean confundidos con aviones u otro tipo de aparatos voladores humanos o con fenómenos conocidos.

- Encuentros cercanos del primer tipo - Avistamientos visuales de un objeto volador no identificado, en los que los testigos pueden observar detalles concretos del objeto o aeronave, así como visualizar claramente su forma y estimar su tamaño.

- Encuentros cercanos del segundo tipo - Un evento Ovni en el que se produce algún efecto físico, que puede abarcar desde una interferencia en el funcionamiento de un vehículo o dispositivo electrónico, animales que reaccionan al suceso, un determinado efecto fisiológico como parálisis, calor o clara incomodidad en el testigo, hasta evidencias de algún rastro físico como huellas o impresiones en el suelo, vegetación quemada o afectada, o un rastros químicos.

- Encuentros cercanos del tercer tipo - El último peldaño de la escala de Hynek es para los posibles encuentros con Ovnis en los que está presente cualquier tipo de entidad animada o ser biológico. Esto incluye tanto extraterrestes humanoides, como robots o humanos que aparentemente son los ocupantes o pilotos de un Ovni. Hynek habla en su libro de "seres animados" de forma imprecisa debido a que no quería incluir palabras como extraterrestres o alienígenas para no restar credibilidad a su método científico.

Película Encuentros en la Tercera FaseTras la publicación del libro en 1972, la escala de Hynek pasó relativamente desapercibida para el gran público, sin embargo pasó a popularizarse rápidamente a partir de 1977 con el estreno de la película "Encuentros en la tercera fase" (Close Encounters of the Third Kind).

En este exitoso film dirigido por Steven Spielberg, el protagonista de la historia, Roy Neary, experimenta un encuentro con un OVNI, mientra el gobierno de Estados Unidos intenta establecer un primer contacto con sus ocupantes. Como curiosidad, el propio J. Allen Hynek hace un pequeño cameo en una de las escenas finales de la película.

Posteriormente ha habido varios intentos de ampliar la escala de Hynek sobre encuentros cercanos, buscando incluir nuevos tipos a la clasificación. Una de las más conocidas la llevó a cabo el ufólogo Ted Bloecher, quien sugirió que se deberían incluir varios subtipos dentro de los Encuentros cercanos del tercer tipo. Por ejemplo si la entidad biológica extraterreste es observada dentro o fuera del OVNI, o si no se produce ningún avistamiento OVNI pero existe algún tipo de comunicación inteligente.

Otros investigadores y ufólogos fueron un paso más allá, sugiriendo una extensión de la escala de Hynek con más tipos de encuentros cercanos. Esta ampliación de la escala incluye:

- Encuentros cercanos del cuarto tipo, en el que un humano es "abducido" o secuestrado por un Ovni o sus ocupantes.

- Encuentros cercanos del quinto tipo, como un evento Ovni que involucra la comunicación directa entre extraterrestres y humanos.

J. Allen Hynek en una conferencia sobre OVNIS- Encuentros cercanos del sexto tipo, para el caso de producirse la muerte de un humano o animal asociado con un avistamiento de Ovnis.

- Encuentros cercanos del séptimo tipo en un supuesto caso de creación de un híbrido humano y alienígena, ya sea por reproducción sexual o por métodos científicos artificiales.

Lo cierto es que todas estas categorías que se han intentado añadir al margen de las originales creadas por Hynek, nunca han gozado de una gran aceptación, principalmente porque carecen del rigor científico que Hynek pretendía aportar a la ufología.

Como astrónomo y asesor científico, Hynek pasó de un escepticismo absoluto cuando le contactó el gobierno de Estados Unidos para investigar la realidad que podía haber detrás de los supuestos avistamientos OVNIS, a dedicarse a estudiar el fenómeno en profundidad desde un punto de vista científico tras los numerosas pruebas, informes y reportes de pilotos de las fuerzas aéreas que llegaron a sus manos a lo largo de los años.

Según sus propias palabras: "Como científico, debo tener en cuenta las lecciones del pasado; con demasiada frecuencia ha sucedido que se pasaron por alto asuntos de gran valor para la ciencia porque el nuevo fenómeno no se ajustaba a la perspectiva científica aceptada de la época".

Escala de Hynek sobre encuentros cercanos

jueves, 23 de abril de 2020

Patagones, auténtica raza de gigantes del pasado

Desde el gigante de Gilgamesh en la mitología sumeria, los Titanes, los cíclopes y los Hiperbóreos de los mitos griegos o los Jotuns en la mitología nórdica, los gigantes con forma humana y gran tamaño y fuerza han sido tradicionalmente una de las grandes leyendas en la historia de la humanidad desde la Antigüedad.

Patagones, auténtica raza de gigantesEn numerosas ocasiones se ha intentado buscar un trasfondo de verdad detrás del mito de los gigantes, asociando algunos descubrimientos como el caso del gigante de Castelnau, a que alguna raza de gigantes pudiera haber existido realmente en el pasado, dando lugar con el paso del tiempo a su popular leyenda.

Lo cierto es que este tipo de descubrimientos han sido constantemente rechazados por la ciencia poniendo en duda su credibilidad, sin embargo hay una considerable excepción. Se trata de los gigantes patagónicos o simplemente Patagones, un pueblo indígena de la parte más austral de Sudamérica, denominada actualmente como la Patagonia, y que forman parte de las tribus tehuelches o aonikenk. Con una altura cercana a los dos metros cuando fueron descubiertos por una expedición española en 1520, llevó a denominar rápidamente a los Patagones como una auténtica raza de gigantes.

El primer contacto de los europeos con los que posteriormente se conocerían como "Gigantes patagónicos" se producía poco después del 13 de marzo de 1520. Una expedición española comandada por Fernando de Magallanes, buscaba el paso del suroeste que debía conectar los océanos Atlántico y Pacífico para conseguir llegar a las Indias Orientales y establecer una nueva ruta comercial de especias.

Ruta de la expedición de Magallanes por el sur de SudaméricaLa expedición acabaría teniendo éxito, y no solo se descubrió la ruta entre los dos océanos a través del conocido Estrecho de Magallanes, sino que también sería la primera expedición marítima en dar la vuelta al mundo, siendo liderada el resto del viaje por Juan Sebastián Elcano.

Cuando aún no se había descubierto el Estrecho de Magallanes pero ya se encontraban cerca de este paso del suroeste, la expedición española decidió desembarcar el 13 de marzo de 1520 en una zona conocida actualmente como la bahía San Julián (Argentina), con el objetivo de reabastecerse y para pasar el invierno.

Al parecer, se hizo una partida formada por varios miembros de la expedición para rastrear los alrededores y asegurarse que la zona en la que se iban a establecer fuese segura y evitar así tener problemas con indígenas hostiles. Antes de encontrarse con los gigantescos indígenas que habitaban el lugar, los exploradores españoles hallaron varios rastros de enormes huellas humanas.

Se cree que estas huellas fueron de hecho el origen del nombre de "Patagones", en referencia al gigante Pathoagón que aparece en la novela de caballería "Primaleón", publicada solo unos años antes, en 1512. Los españoles los denominaron pues "patones" (literalmente de "pies grandes"), llamando a los habitantes patagones y estableciéndose así el topónimo para toda la región de Patagonia.

Tras hallar las huellas, los exploradores no tardaron mucho en encontrarse con uno de sus dueños. Estos gigantes patagónicos podían llegar a medir dos metros de altura, y en el caso de los varones era habitual superar estos dos metros de promedio. Auténticos gigantes en comparación con el tamaño de los europeos de la época, cuya altura promedio se situaba entre los 1,5 y 1,6 metros de estatura.

Encuentro de europeos con los gigantes de la PatagoniaEl mejor relato de este primer encuentro lo ofreció Antonio Pigafetta, un noble que participó en la expedición de Magallanes ejerciendo como escribano y dejando constancia de buena parte de los nuevos hallazgos y descubrimientos que iban sucediendo.

Pigaffetta fue quien describió por primera vez a esta mítica tribu de gigantes. Según relata Pigafetta, el primer patagón que encontraron era un hombre de una estatura gigantesca que se encontraba prácticamente desnudo en la playa mientras cantaba y se echaba arena sobre la cabeza. Cuando se acercaron a él, el tamaño del gigante impresionó al noble, quien lo describió diciendo "El hombre era tan alto que con la cabeza apenas le llegábamos a la cintura".

Se trataba de gigantes reales de al parecer una considerable fuerza pero que vivían de forma parecida a los hombres del Paleolítico, vistiendo con pieles de animales (que también usaban como calzado), y portando rudimentarias herramientas y armas como arcos de madera con unas pocas flechas y puntas de piedra como utensilios.

Este sorprendente encuentro de los españoles con los gigantes patagónicos dejó una considerable huella en la fantasía y literatura europea de los siguientes siglos, donde se destacaba su gran estatura y fuerza física. Sin embargo la llegada de los españoles también tuvo consecuencias para los pueblos indígenas tehuelches, afectando a su cultura y provocando además una gran mortandad entre los indígenas debido a la transmisión de enfermedades comunes entre los europeos como la gripe, el sarampión o la viruela.

Durante las siguientes décadas se siguieron produciendo avistamientos y algunos contactos de europeos con los gigantes patagónicos, confirmando así que el el relato español sobre esta verdadera raza de gigantes no era un mito. Uno de estos avistamientos se produjo durante una expedición comandada por el conocido corsario y explorador británico Sir Francis Drake en 1579, y en 1590 una expedición holandesa afirmó haber tenido un encuentro violento con los gigantes de la Patagonia.

Fotografía de los gigantes patagónicos, indios tehuelches en 1904Quizás el relato más sorprendente fue el que dio Anthonie Knivet, un marinero británico que aseguró haber visto en 1590 cadáveres de gigantes en la Patagonia que medían más de 3,5 metros de largo. Posteriormente se dieron relatos similares en otras expediciones a la zona, otorgando a los indígenas una altura que superaba los 2,5 metros. Si bien todas ellas se consideraron exageraciones, en todo caso el naturalista Charles Darwin llegó a afirmar que los patagones eran muy altos y la raza más corpulenta que había visto jamás.

Parte de mito y parte de realidad, los gigantes patagónicos acabaron diluyéndose en la historia. Sin embargo, las tribus y pueblos indígenas tehuelches de los que forman parte han llegado hasta la actualidad, en una poco definida clasificación conocida como "Complejo tehuelche", y por desgracia en constante declive, habiendo quedado extinguidos en Chile y manteniéndose en unas pocas reservas en Argentina a pesar de su enorme territorio geográfico.

La estatura media del ser humano no ha dejado de aumentar a lo largo de los siglos y en la actualidad es algo habitual que las personas superen los dos metros de altura. Incluso encontramos casos extremos de gigantismo como los 2,72 metros de altura que llegó a alcanzar Robert Pershing Wadlow y que lo convierten en la persona más alta de la historia.

Sin embargo, desde la perspectiva de un europeo de principios del siglo XVI, cuya altura rara vez superaba los 1,7 metros, el impacto de encontrarse con seres humanos que fácilmente superaban los dos metros de estatura, en una tierra además desconocida por entonces, fue enorme, siendo por tanto razonable que los patagones fueran considerados una auténtica raza de gigantes y asociados rápidamente a los mitos y leyendas de la antigüedad.

Clasificación de los pueblos y tribus de América descubiertos por los españoles

martes, 7 de abril de 2020

Château de la Mothe-Chandeniers, un espectacular castillo abandonado en Francia

En la región francesa de Vienne, cerca de la localidad de Les Trois-Moutiers se sitúa el Castillo de la Mothe-Chandeniers (Château de la Mothe-Chandeniers), un espectacular castillo abandonado rodeado por un lago, en el que la naturaleza lleva décadas retomando el lugar.

El Castillo abandonado de la Mothe-Chandeniers en FranciaEl origen del castillo se remonta al siglo XIII, cuando fue construido como una fortaleza de la familia Baussay, llamándose por entonces la "Motte de Bauçay" (Beaussais), quienes eran los señores de Loudun, actualmente una pequeña comunidad cercana.

Cambiando de propietarios varias veces durante la guerra de los Cien Años que enfrentó a los reinos de Francia e Inglaterra entre 1337 y 1459, la fortaleza acabó pasando a la familia de Chaunay, manteniéndose en su posesión hasta enero de 1448, cuando La Mothe de Bauçay se integró en el patrimonio de la familia de Rochechouart como parte de un acuerdo de matrimonio entre ambas familias.

Fue en durante el siglo XVII cuando el Castillo toma el nombre actual de Château de la Mothe-Chandeniers, siendo también probablemente su época de mayor esplendor gracias al marqués François de Rochechouart, quien se rodeó de artistas e intelectuales y celebró entre sus paredes algunos de los mejores festivales del reino de Francia, recordados por su idílico emplazamiento con la torre del castillo y el bosque que lo rodean como testigos.

Tras esta época de esplendor y una vida de lujos que no pudo mantener, François de Rochecouart acabó en bancarrota y vendiendo la propiedad del Castillo de la Mothe-Chandeniers en 1668, volviendo a pasar por varias familias durante las siguientes décadas. Nuevamente el edificio sufrió graves daños y fue saqueado durante la Revolución francesa a finales del siglo XVIII.

El Castillo de la Mothe-Chandeniers en el siglo XIXEn 1809 un acaudalado empresario de París, llamado François Hennecart, decide comprar el castillo prácticamente en ruinas y lo restaura, intentando conservar el estilo medieval del edificio original. Durante las siguientes décadas se realizarán nuevas restauraciones, siendo la más importante de ellas la realizada por el barón Edgard Lejeune en torno al año 1870.

La propiedad había pasado a Lejeune tras casarse con una de las descendientes de François Hennecart, y el barón emprende una profunda reforma del edificio cambiando el estilo original por un estilo romántico, añadiendo el lago que rodea al castillo, y devolviendo al castillo a su pasado glorioso organizando nuevamente lujosas fiestas en su interior.

Ya en posesión de la familia Lejeune y totalmente restaurado, el 13 de marzo de 1932 se desata un devastador incendio en el interior del Château de la Mothe-Chandeniers que destruye el edificio casi por completo, salvándose únicamente la capilla y algunas pocas dependencias. Además de la pérdida de este edificio histórico, en el incendio se quemaron también importantes libros manuscritos, valiosas obras de arte, especialmente cuadros y una gran cantidad de muebles antiguos de gran valor.

La vegetación tomando el Castillo de la Mothe-ChandeniersLa devastación causada por el incendio fue de tal calibre que sus propietarios no pudieron reconstruir el castillo, quedando abandonado desde entonces y pasando por diferentes dueños la propiedad para aprovechar los terrenos colindantes que incluyen parte del bosque aledaño y tierras agrícolas. El último propietario fue Claude-Alain Demeyer, quien intentó, sin éxito, llevar a cabo varios proyectos de restauración.

El paso del tiempo y el abandono durante décadas convirtió al Castillo de la Mothe-Chandeniers en uno de los lugares abandonados y retomados por la naturaleza más bellos y espectaculares de Europa. Este histórico edificio en realidad nunca cayó en el olvido, recibiendo miles de visitas al año para observar como la frondosa vegetación ha ido ganando gradualmente terreno entre las paredes, en un lugar mágico rodeado por un bello lago artificial.

En el año 2017 la comunidad online Dartagnans lanzó la iniciativa "Adopte un château" (Adopta un castillo) con el objetivo de recaudar fondos entre miles de voluntarios y comprar el Château de la Mothe-Chandeniers con un sistema de multi-propiedad.

El Crowdfunding fue un éxito, recaudando 1,6 millones de euros en una campaña en la que participaron más de 18.000 personas, convirtiéndose además en la propiedad patrimonial colectiva más grande del mundo. Su objetivo ahora es comenzar la restauración del castillo durante los próximos años e intentar devolver al edificio parte de su antiguo esplendor.

La parte frontal del Castillo de la Mothe-Chandeniers

Vista aérea del Château de la Mothe-Chandeniers

martes, 24 de marzo de 2020

Curiosos casos de histeria colectiva a lo largo de la historia

Conocida por diferentes términos como histeria masiva, comportamiento obsesivo colectivo o enfermedad psicogénica de masas, la histeria colectiva se define en sociología y psicología como un extraño fenómeno en el que se transmiten ilusiones colectivas de amenazas, ya sean reales o imaginarias, a través de un conjunto de individuos de una sociedad, manifestándose síntomas histéricos similares en más de una persona.

Curiosos casos de histeria colectiva a lo largo de la historiaEl tipo más común de histeria colectiva se suele dar cuando un grupo de personas cree padecer una enfermedad o dolencia similar, denominándose también por ello como "histeria epidémica". Habitualmente, la histeria en masa comienza cuando un individuo cae enfermo o histérico durante un determinado periodo de estrés. Tan pronto como este primer individuo muestra síntomas, otras personas empiezan a manifestar síntomas similares (estrés colectivo). Un fenómeno que también ha sido usado para definir la histeria en masa que produce la visión de milagros religiosos.

Durante un brote, las personas afectadas pueden experimentar una risa incontrolable, desmayos, ataques, mareos, debilidad muscular o cualquier otro síntoma que no parece tener ninguna causa física. A lo largo de la historia se han reportado curiosos casos de histeria colectiva en todo el mundo durante siglos, proporcionando una visión fascinante de la compleja naturaleza de la psicología humana.

En la Edad Media, el fenómeno estaba asociado en muchas ocasiones por una creencia en la brujería, la posesión demoníaca o la locura como la causa. Si bien los casos de histeria masiva siguen siendo aún un gran misterio para la comunidad médica, actualmente se cree que está relacionada con casos extremos de estrés emocional o mental.

Estos son algunos de los casos más famosos y extraños de histeria colectiva en la historia que se han podido documentar:

Monjas maullando en un convento francés


Algunos entornos institucionales como las cárceles, las escuelas o determinadas comunidades cerradas, han sido a menudo los escenarios de brotes de histeria colectiva, y los conventos cristianos europeos no fueron la excepción.

Convento francés de la Edad MediaSegún se recoge en el libro "Epidemias de la Edad Media" (The epidemics of the Middle Ages) del escritor Justus Friedrich Karl Hecker, publicado en 1844 y citando un texto médico de la época, durante un tiempo no especificado en la Edad Media, una monja en un convento en Francia comenzó a maullar inexplicablemente como un gato. Poco después, otras monjas comenzaron a exhibir el mismo comportamiento, hasta que todo el convento estuvo plagado de monjas maullando todos los días, dejando a la comunidad local asombrada

Para intentar solucionar el problema, al parecer se recurrió a los soldados para tratar de contener la situación. Las monjas fueron azotadas y golpeadas por los soldados hasta que prometieron dejar de maullar. Durante esta época, la creencia en la posesión era algo común, y en Francia, los gatos a menudo se veían como un animal asociado al diablo.

No fue el único curioso caso de histeria colectiva en un convento de la Edad Media. Según relata el libro "Sobre el aislamiento" (Über die Einsamkeit), publicado por el escritor Johann Georg Zimmermann en 1784, en un convento alemán de principios del siglo XV una monja comenzó a morder a sus compañeras, extendiéndose este extraño comportamiento a través de otros conventos en Alemania, en Holanda y llegando hasta Italia.

La epidemia de baile de 1518


Tal como se recoge en algunas crónicas de la época y documentos históricos, a mediados de 1518 en la ciudad de Estrasburgo (Francia), una mujer llamada Frau Troffea comenzó repentinamente a bailar de forma descontrolada en una de las calles de la ciudad. La mujer estuvo bailando sin parar durante varios días, uniéndose más gente a esta extraña epidemia de baile durante los siguientes días. En menos de un mes cerca de 400 personas estaban sufriendo el mismo episodio de histeria colectiva.

La epidemia de baile de 1518En lugar de intentar buscar una solución médica a esta bizarra situación, nobles y autoridades permitieron a la gente que siguieran bailando, incluso les animaron a ello abriendo un mercado e instalando un escenario con músicos, con la idea de que la mejor cura sería que las personas bailaran día y noche hasta agotarse.

Lo que sucedió sin embargo es que muchas de las personas que bailaron sin parar durante días comenzaron a sufrir invalidez en las piernas y ataques epilépticos, muriendo varios de ellos a consecuencia de infartos, derrames o simplemente agotamiento.

La epidemia de baile de 1518 es probablemente el caso más conocido de "coreomanía" o "danzamanía", un curioso ejemplo de histeria masiva conocida popularmente como "enfermedad del baile" o "baile de san Vito", sin embargo no fue el único. Entre los siglos XIII y XVII se dieron más episodios similares en otros países europeos, como el brote que tuvo lugar en Aquisgrán, Alemania, el 24 de junio de 1374.

Durante este suceso, las personas afectadas bailaban histéricamente por las calles durante horas, días y aparentemente incluso durante meses, hasta que colapsaron debido al agotamiento, o morían de ataques al corazón o derrames cerebrales. El número de participantes durante estos episodios podía llegar a ser increíblemente alto, llegando incluso a juntarse cientos de personas.

La enfermedad del baile se repitió en numerosas ocasiones en toda la Europa medieval, con brotes en Italia, Luxemburgo, Francia, Alemania, Holanda y Suiza. Inicialmente se consideró que se trataba de una maldición enviada por un santo, comúnmente considerado como San Juan Bautista o San Vito, de donde se tomaron los nombres alternativos para esta extraña condición.

Los juicios por brujería de Salem


Quizás el caso de histeria colectiva más famoso de la historia fueron los juicios de brujas de Salem, cuando entre febrero de 1692 y mayo de 1693 se realizaron una serie de audiencias y procesamientos de personas acusadas de brujería en esta localidad de Massachusetts, por entonces una colonia inglesa.

Los juicios por brujería de SalemDocenas de chicas jóvenes comenzaron a tener ataques incontrolables con gritos y contorsiones, lo que desencadenó una avalancha de acusaciones de brujería en la zona. Como resultado, se hicieron arrestos en numerosos pueblos, además de la propia Salem, en localidades como Beverly, Springfield, Ipswich, Andover o Topsfield.

Más de doscientas personas fueron acusadas de brujería, llevándose a cabo los conocidos Juicios de Brujas de Salem en el que 30 personas fueron declaradas culpables, diecinueve de los cuales fueron ahorcados (catorce mujeres y cinco hombres). Otro hombre, Giles Corey, fue condenado a muerte por negarse a declarar, y al menos cinco personas murieron en la cárcel.

Fue la caza de brujas más mortífera en la historia de América del Norte colonial. No es el único ejemplo de juicios por brujería en las colonias británicas, siendo en realidad parte de un fenómeno mucho más amplio que también tuvo lugar en Europa, con conocidos casos como los juicios por brujería de North Berwick (Escocia) en 1590.

En todo caso, los juicios de brujas de Salem se convirtió en un evento muy influyente en la historia de los Estados Unidos, siendo utilizado en muchas ocasiones para resaltar los peligros del aislacionismo, el extremismo religioso, las falsas acusaciones y las consecuencias de no tener un proceso judicial justo.

Epidemia de temblores al escribir


En 1892 en la localidad polaca de Groß Tinz (por entonces perteneciente a Alemania), en una escuela del lugar, la mano derecha de una niña de 10 años comenzó a temblar de forma incontrolable cuando trataba de escribir en su cuaderno. Los temblores se extendieron rápidamente por todo su cuerpo, afectando también a otros 19 estudiantes de forma aparentemente inexplicable.

Aunque esta extraña epidemia de temblores al escribir fue aparentemente anecdótica, un episodio similar de histeria colectiva se repitió doce años después en Basilea, Suiza, cuando en 1904 la escuela de Basilea experimentó otro brote casi idéntico que afectó a 27 estudiantes. Según los investigadores, los estudiantes probablemente estuvieron influenciados por las historias que circulaban sobre el primer brote de 1892.

El psicópata de Halifax


Se conoce como el caso del psicópata de Halifax (Halifax Slasher) a un supuesto atacante que actuó en la ciudad de Halifax, Inglaterra, en noviembre de 1938, tras reportarse una serie de ataques contra varias personas de la localidad, en su mayoría mujeres, en lo que finalmente fue un incidente de histeria masiva que se extendió a otros lugares.

Un sospechoso detenido como el psicópata de HalifaxLa historia comenzó el 16 de noviembre de 1938, cuando dos mujeres, Mary Gledhill y Gertrude Watts afirmaron haber sido atacadas por un hombre con un mazo que, según su descripción, llevaba "hebillas brillantes" en sus zapatos. Durante los siguientes días, más personas de Halifax, principalmente mujeres, reportaron también más supuestos ataques de un misterioso hombre con un cuchillo o una navaja de afeitar, estableciéndose el apodo para el desconocido atacante de "Halifax Slasher".

La situación se volvió tan grave que se llamó a Scotland Yard para ayudar a la policía de Halifax. Se cerraron muchos de los negocios de la ciudad y se establecieron grupos de vigilantes en las calles, con varias personas, erróneamente acusadas como los atacantes, golpeadas por estas patrullas ciudadanas. Se comenzaron a ofrecer recompensas por la captura del atacante y poco después empezaron a llegar informes de más ataques en ciudades cercanas.

El relato dio un brusco giro en la noche del 29 de noviembre, cuando Percy Waddington, un ciudadano que había informado previamente de un ataque, admitió poco después que en realidad se lo había inventado. No tardaron en aparecer más supuestos testigos afirmando lo mismo y la investigación que realizó Scotland Yard concluyó que no existieron los ataques del supuesto psicópata de Halifax. Posteriormente, cinco personas locales fueron acusadas de delitos públicos y cuatro fueron enviadas a prisión.

Una vez más, este episodio de histeria colectiva estuvo probablemente influenciado por un suceso anterior, ya que en la ciudad de Halifax se habían sufrido ataques similares en 1927. En aquella ocasión se encontró rápidamente al culpable, James Leonard, quien fue condenado a seis meses por acechar y cortar la ropa de seis mujeres en la ciudad.

La guerra de los mundos


Probablemente el caso más mediático de histeria o pánico colectivo fue el que se produjo en Estados Unidos en el 30 de octubre de 1938 con la emisión del programa radiofónico "La guerra de los mundos" (The War of the Worlds), basado en la novela homónima de H.G. Wells y narrado en directo por el cineasta Orson Welles.

Como era habitual, el programa de una hora comenzó a las 8 de la tarde en la radio Columbia Broadcasting System (CBS). Ese día se realizó un programa especial por la noche de Halloween, dedicando el episodio a la novela de 1898 "La guerra de los mundos", adaptando la historia a la época.

Orson Welles durante la retransmisión de La guerra de los mundosOrson Welles comenzó con un prólogo y durante los siguientes veinte minutos, hizo la transmisión de una noche típica de programación de radio interrumpida por un serie de boletines de noticias. Cuando comenzaba el apartado de música en directo, se simuló un boletín de noticias en el que se describían una serie de explosiones extrañas observadas en Marte, seguidas de un informe de la caída de un objeto inusual en una granja de Nueva Jersey.

El programa conectó en directo con la granja de Grover's Mill, donde los oficiales de policía y una multitud de curiosos espectadores habían rodeado el extraño objeto cilíndrico que cayó del cielo. Según la narración, del misterioso cilindro surgieron marcianos que con un rayo de calor comenzaron a atacar a la multitud. Un hecho insólito que el reportero en pánico estaba describiendo en directo hasta que la transmisión se corta abruptamente.

A esto le siguieron una serie rápida de actualizaciones de noticias cada vez más alarmantes que detallaban una devastadora invasión alienígena que estaba teniendo lugar en todo el mundo y los inútiles esfuerzos del ejército de los Estados Unidos para detenerla. Durante la segunda mitad del programa, el estilo cambia a un formato de drama de radio más convencional y sigue a un sobreviviente (interpretado por Welles) que se ocupa de las secuelas de la invasión y la actual ocupación marciana de la Tierra. Como en la novela original, la historia termina con el descubrimiento de que los marcianos han sido derrotados por microbios y no por humanos.

La transmisión de "La guerra de los mundos" de Welles se hizo famosa por supuestamente engañar a miles de sus oyentes para que creyeran que realmente se estaba produciendo una invasión marciana, debido al estilo de narración de "noticias de última hora" empleado en la primera mitad del programa. La ilusión de realismo se fomentó porque el programa era un espectáculo sostenido sin interrupciones comerciales, y la primera pausa en el programa se produjo casi 30 minutos después de la presentación.

La guerra de los mundos en los titulares de prensaAunque tradicionalmente la emisión radiofónica de La guerra de los mundos se ha considerado como uno de los mayores casos de histeria colectiva en la historia, todas las investigaciones apuntan que el pánico fue mucho menor que lo que se hizo creer en su momento, exagerándose por la prensa y los medios de la época.

La audiencia del programa no era tan significativa como para alcanzar una dimensión nacional, y solo una pequeña parte de los oyentes fueron engañados hasta tal punto que entrara en pánico huyendo de sus hogares.

En los días posteriores a la transmisión se produjo una indignación generalizada en el país. El formato del boletín de noticias del programa fue descrito como engañoso por algunos periódicos y figuras públicas, lo que provocó una protesta contra los organismos de radiodifusión y se solicitó formalmente la intervención por parte de la Comisión Federal de Comunicaciones. Un curioso episodio de pánico colectivo que en todo caso sirvió para lanzar a Orson Welles a la fama.

La epidemia de risa en Tanganica


En la antigua República de Tanganica (actual Tanzania), comenzaba el 30 de enero de 1962, en un internado para niñas de Kashasha, la conocida como epidemia de risa de Tanganica.

La epidemia de risa en Tanganica - 1962
La risa comenzó entre tres niñas, pero se extendió rápidamente al azar por toda la escuela, afectando a 95 de los 159 alumnos y persistiendo durante horas, días e incluso semanas. El personal docente no se vio afectado, pero informó que los estudiantes no podían concentrarse en sus lecciones, por lo que finalmente la escuela tuvo que cerrar el 18 de marzo de 1962.

Después de que la escuela cerró y los estudiantes fueron enviados a casa, la epidemia se extendió a Nshamba, un pueblo que era el hogar de varias de las niñas. En abril y mayo, 217 personas sufrieron ataques de risa en el pueblo, la mayoría de ellos escolares y adultos jóvenes. La escuela Kashasha fue reabierta el 21 de mayo, solo para ser cerrada nuevamente a fines de junio. En junio, la epidemia de risa se extendió a la escuela secundaria de niñas Ramashenye, cerca de Bukoba, y afectó a otras 48 niñas. Otro brote ocurrió en Kanyangereka y se cerraron dos escuelas de niños cercanas.

En total, la epidemia de risa acabó afectando a miles de niños y 14 escuelas de la zona se vieron obligadas a cerrar. La histeria finalmente se calmó unos dieciocho meses después, casi de forma tan repentina como había comenzado.

Loading...