martes, 26 de junio de 2018

Guthrum, el rey vikingo que se convirtió al cristianismo

Durante el siglo IX y tras varias oleadas de ataques vikingos a las Islas británicas, los invasores nórdicos formaron el denominado Gran Ejército Pagano y consiguieron finalmente hacerse con el control de gran parte de los reinos anglosajones de la época.

Guthrum, jefe vikingoLos guerreros del norte impusieron el Danelaw, la ley vikinga en Inglaterra, una serie de leyes danesas en territorio inglés para mantener sus costumbres y tradiciones, administrada con mano de hierro por los Jarl, los jefes vikingos.

Junto a líderes como Halfdan Ragnarsson, Ivar el Deshuesado o Ubba, hijos del legendario Ragnar Lodbrok, también destacaron otros grandes Señores de la Guerra como Guthrum. Conocido también como Guthrum I de Estanglia o Guthrum el Viejo, este rey de los vikingos daneses sucedió como líder a Ivar tras su muerte en el año 874, y se convirtió en el gran jefe vikingo en la antigua Inglaterra durante el Danelaw.

Tras alcanzar el poder, Guthrum (Gudrum) continuó la campaña iniciada por Ivar y conquistó el Reino de Mercia. Las fuerzas danesas sin embargo se dividieron al año siguiente. Mientras una parte del ejército se marchó al norte a Northumbria bajo el mando de Halfdan Ragnarsson, los guerreros liderados por Guthrum se dirigieron a Anglia Oriental, estableciéndose en la ciudad de Cambridge durante el resto del año.

Retrato de Alfredo el Grande - Rey de WessexPara el año 876 los vikingos ya dominaban buena parte de los reinos de Anglia Oriental (East Anglia), Northumbria y Mercia, por lo que únicamente les quedaba un reino anglosajón que se les resistía, el reino de Wessex, con Alfredo "el Grande" como su rey. Guthrum centró su atención en Wessex para hacerse con el control del reino, teniendo su primer enfrentamiento con Alfredo en la costa sur de Inglaterra.

Guthrum navegó con su ejército hacia el puerto de Poole (Dorset) y remontando el río se unió a otro ejército vikingo que estaba invadiendo un área situada entre los ríos Frome y Piddle, un territorio gobernado por Alfredo. La primera batalla entre Guthrum y Alfredo resultó en una victoria de Guthrum, con los guerreros vikingos arrasando la zona y estableciéndose en una posición fortificada en Wareham (Dorset).

Alfredo negoció una paz con Guthrum para que los invasores daneses abandonaran Wareham, sin embargo el tratado de paz duró poco. En el año 877 Guthrum lideró a su ejército para atacar otros territorios de Wessex, forzando a Alfredo a entrar en combate. Las primeras escaramuzas de los vikingos resultaron en victorias, pero en la batalla de Exeter (Condado de Devon), Guthrum fue capturado y Alfredo negoció otro tratado de paz para que Guthrum abandonara Wessex, pasando el invierno en Gloucester.

La batalla de EdingtonEl 6 de enero del año 878 Guthrum rompió de nuevo la paz con Alfredo y realizó un ataque sorpresa por la noche contra el Rey y su corte establecida en Chippenham (Wiltshire). Debido a que se trataba del día de la fiesta cristiana de Epifanía, los sajones fueron sorprendidos por el ataque y Alfredo tuvo que huir, refugiándose en las marismas de Somerset, en el pequeño pueblo de Athelney.

Durante los siguientes meses el Rey de Wessex libró una guerra de guerrillas en los pantanos contra los guerreros de Guthrum mientras fortalecía su ejército, haciendo llamamientos para que se unieran más hombres leales en la lucha contra los invasores.

Las Crónicas Anglosajonas, un manuscrito escrito en el siglo IX durante el reinado de Alfredo el Grande, recoge la batalla decisiva del Rey Alfredo de Wessex contra el Jefe vikingo Guthrum que cambiaría el destino de Inglaterra, la batalla de Edington (Battle of Ethandun).

A principios de mayo de 878 convocó a las levas de Ecgbhtesstan (Piedra de Egberto), uniéndose a su ejército cientos de hombres de los condados cercanos, Somerset, Wiltshire y Hampshire. El ejército de Alfredo se desplazó hasta Edington para luchar contra los daneses, cuyo ejército liderado por Guthrum estaba ya considerablemente mermado.

Superados en número, los vikingos sufrieron una gran derrota en Edington, viéndose obligados a huir, refugiándose los supervivientes en una fortaleza. Los sajones les persiguieron hasta la fortaleza y les asediaron durante días, privándoles de comida y agua, hasta que a las dos semanas finalmente se rindieron ante el ejército de Alfredo.

Bautismo del rey Guthrum - AthelstanEnviaron emisarios solicitando la paz y haciendo juramentos de abandonar el reino de Wessex de inmediato. Además, los vikingos prometieron que su jefe Guthrum sería bautizado convirtiéndose al cristianismo.

A diferencia de los acuerdos de paz anteriores de Wareham y Exeter que los daneses habían roto, en Edington la victoria de Alfredo había sido total, por lo que el Rey de Wessex confiaba en que los guerreros del norte cumplirían el tratado.

Tres semanas después de la batalla de Ethandun, Guthrum fue bautizado en la localidad de Aller (Somerset) con Alfredo como su padrino, pasando a ser conocido por su nombre cristiano de Aethelstan (Æthelstan). Según los historiadores, lo más probable es que la conversión de Guthrum al cristianismo fuera forzada, un intento de Alfredo para que Guthrum tuviera un código ético cristiano y garantizar el cumplimiento de cualquier tratado.

Mapa del reino de GuthrumJunto con el bautismo de Guthrum, se firmó el Tratado de Wedmore (también conocido como Tratado de Chippenham), en el que se establecieron las fronteras de los territorios de Guthrum y Alfredo. El recién convertido Guthrum fue obligado a abandonar Wessex y regresar a Anglia Oriental. Como consecuencia, en el año 879 el ejército vikingo dejó Chippenham y se dirigió a Cirencester, permaneciendo allí durante un año, hasta que al año siguiente se establecieron definitivamente en Anglia Oriental.

El reino de Guthrum en Anglia Oriental siguió rigiéndose por las leyes vikingas del Danelaw, y aunque este período de la historia de Inglaterra no fue siempre pacífico, Guthrum al parecer cumplió su promesa y nunca fue una amenaza nuevamente para el reino de Wessex.

En los documentos de la época no se recoge si Guthrum se tomó realmente en serio su conversión al cristianismo, pero fue el primero de los gobernantes daneses en los reinos ingleses que acuñó monedas tal como había hecho previamente Alfredo en Wessex, y las hizo bajo su nombre bautismal de Athelstan.

Guthrum vivió el resto de su vida en Anglia Oriental hasta su muerte en el año 890. Según se recoge en el antiguo documento "Anales de San Neots" (Annals of St Neots), una crónica en latín compilada en el siglo XII sobre la historia de Gran Bretaña, Guthrum fue enterrado en un lugar conocido como Headleage, generalmente identificado como Hadleigh, en el condado de Suffolk.

Penique de plata de Athelstan - Guthrum

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Loading...