viernes, 8 de julio de 2016

Bandas callejeras de Nueva York en el siglo XIX

Durante las primeras décadas de 1800, la ciudad de Nueva York vivió una época de gran crecimiento económico gracias en buena parte a las mejoras de las líneas de ferrocarril del interior del país, usando el puerto de Nueva York como punto clave para el comercio. A mediados del siglo XIX, se producía la denominada gran emigración europea, entre los millones de inmigrantes que atravesaron el Atlántico para buscar una vida mejor, miles de irlandeses se establecieron en Nueva York. En 1850, un cuarto de la población total de la ciudad eran irlandeses, aumentando también de forma exponencial los problemas sociales.

Bandas callejeras Nueva York - siglo XIXDe repente, Nueva York se vio sacudida por una enorme violencia en las calles, con un alto índice de criminalidad en algunos barrios de Manhattan como Five Points, Hell’s Kitchen, Fourth Ward y The Bowery.

Los ladrones, estafadores y delincuentes se hicieron los dueños de las calles, organizándose en algunos casos en auténticas bandas y pandillas callejeras que se hacían con el control de barrios enteros. Estos grupos organizados cometían todo tipo de delitos, desde robos y pequeñas estafas en callejones a la prostitución o los asesinatos. Bandas callejeras reales de Nueva York cuyos nombres se hicieron temidos por los habitantes de la ciudad y que inspiraron más de un siglo después la conocida película de Martin Scorsese "Gangs of New York".

Origen e historia de algunas de las pandillas y bandas callejeras de Nueva York más importantes, que cambiaron por completo las calles de la ciudad durante el siglo XIX.

The Forty Thieves


Los cuarenta ladrones (The 40 Thieves) fue probablemente la primera banda callejera organizada de la historia de Nueva York. Estaba compuesta principalmente por inmigrantes irlandeses cuyo radio de acción era el antiguo barrio marginal de Five Points en Manhattan.

Banda The Forty ThievesLa banda The Forty Thieves fue fundada originalmente por Edward Coleman a principios de 1820 como una forma de rebelarse por su baja condición social, sin embargo en poco tiempo sus miembros se convirtieron al crimen organizado para aliviar su frustración. La banda surgió debido a los prejuicios y distinción de clases, unas diferencias sociales que eran muy evidentes en al área de Five Points, una zona infestada de mosquitos y enfermedades. Estaba bordeada por Canal Street, The Bowery, Broadway y la calle Mulberry.

Esta pandilla callejera se reunía en una tienda de comestibles propiedad de Rosanna Peers en Centre Street. A los miembros de la banda se les asignaban tareas y se emitían cuotas de participación para las actividades ilegales. El sistema de cuotas supuso una gran motivación para los miembros más veteranos que competían contra los miembros más jóvenes que buscaban su lugar en la banda.

Aunque esta primera banda callejera de Nueva York tuvo una larga existencia, fue incapaz de mantener la disciplina interna y en 1850 la banda de los cuarenta ladrones se disolvió, uniéndose sus miembros a otras bandas o actuando por su cuenta. Su fundador, Edward Coleman, acabó en la horca por matar a su esposa de una paliza.

Poco después se creó The Little Forty Thieves, una nueva banda formada por los miembros más jóvenes de la pandilla original, cometiendo actividades ilegales durante toda la década de 1850 antes de unirse finalmente a otras bandas posteriores, surgidas principalmente al terminar la Guerra de Secesión de Estados Unidos.

The Bowery Boys


Los muchachos del Bowery (The Bowery Boys), era una banda callejera anticatólica y anti-irlandesa con sede en el Bowery de Manhattan. A pesar de su reputación de matones, fue una de las pandillas más importantes del Nueva York del siglo XIX, sus miembros habitualmente vestían con ropa elegante y tenían empleos legítimos como comerciantes, bomberos voluntarios o mecánicos, siendo respetuosos con la ley la mayor parte de la semana. Uno de sus grandes líderes fue William "Bill The Butcher" (El carnicero) Poole.

Banda callejera The Bowery BoysJunto con otras bandas de la zona del Bowery, luchaban con las bandas rivales en sangrientas batallas en Five Points, especialmente contra la banda de Los conejos muertos (The Dead Rabbits), con los que mantuvieron una gran rivalidad durante décadas. El uniforme de The Bowery Boys consistía normalmente en un sombrero, una camisa roja y pantalones oscuros con botas, en homenaje al uniforme de los bomberos, profesión de muchos de sus miembros.

Mike Walsh es considerado el gran líder de los Bowery Boys. Actuó como una figura política en muchos casos e incluso llegó a ser un funcionario electo. Alcanzó su cima de popularidad en 1843, cuando se creó el club político denominado "Asociación Spartan", compuesto por trabajadores de fábricas y trabajadores no cualificados. Walsh consideraba que los líderes políticos estaban tratando injustamente a los pobres y quería cambios convirtiéndose él mismo en un líder.

Walsh fue condenado a la cárcel en dos ocasiones, pero la banda The Bowery Boys llegó a ser tan poderosa que fueron capaces de sacarle de la cárcel. Debido a la amenaza de violencia en las calles, se dejó en libertad a Walsh a la mitad de su condena. Finalmente murió en 1859.

Curiosamente una de las aficiones destacadas de los muchachos del Bowery era el Teatro. El Bowery Theater fue construido en 1826 y los miembros de la banda lo frecuentaban regularmente. Por aquella época era considerado un club de hombres y era habitual fumar, beber y reunirse con prostitutas en el Teatro del Bowery.

The Dead Rabbits


Los Conejos Muertos (The Dead Rabbits) era el nombre por el que era conocida una temida banda callejera formada por americanos-irlandeses en Nueva York, a mediados del siglo XIX. Su nombre en realidad era Roach Guards, sin embargo se les conocía como "Los Conejos Muertos" porque supuestamente llevaban un conejo muerto en una pica o lanzaban el cadáver de un conejo en medio de una pelea justo antes de comenzar la batalla.

Barricada de la banda The Dead RabbitsJugaron un papel decisivo en la protección de sus comunidades étnicas y a menudo se enfrentaban a otras bandas y grupos políticos que buscaban eliminar las comunidades de irlandeses inmigrantes. Su mayor pandilla rival sin duda fueron The Bowery Boys, con quienes tuvieron más de 200 peleas, algunas de ellas multitudinarias, superando en número a la policía o incluso a las milicias locales que intentaban mantener el orden.

Además de la lucha callejera, Los Conejos Muertos apoyaban en ocasiones a políticos locales que buscaban el bienestar de las minorías sociales. Bajo el liderazgo de Isaiah Rynders, la banda llegaba a persuadir violentamente a los votantes durante las elecciones para que votaran a sus candidatos. Uno de sus miembros más violentos curiosamente era una mujer, conocida como "Hell-Cat" Maggie. Uno de sus líderes más destacados fue John Morrissey, quien llegó a convertirse en Senador y Congresista, luchando por los derechos de las comunidades irlandesas en América durante años.

El 4 de julio de 1857 se produjo la batalla más sangrienta que se tiene constancia entre la banda "The Dead Rabbits" y su rival, "The Bowery Boys", a la que se unieron otras pandillas como Mulberry Street Boys. Los enfrentamientos con la policía y entre las bandas acabaron en disturbios por las calles de la ciudad dejando una docena de muertos.

Durante el siglo XIX, en Liverpool hubo también una banda con el mismo nombre, The Dead Rabbits.

The Daybreak Boys


Los chicos del amanecer (The Daybreak Boys) fueron una banda formada por adolescentes a finales de 1840 que operaba en la zona del East River de Nueva York. Unos auténticos "piratas del río" que utilizaban pequeños botes de remo para acercarse en silencio a los buques anclados y robar sigilosamente toda la carga que podían, remando de regreso a su lugar de reunión, una fábrica de ginebra en Fourth Ward.

Banda juvenil de Nueva YorkPara demostrar su valía, los nuevos miembros de la pandilla debían demostrar que habían cometido algún asesinato antes de unirse al grupo. Se cree que entre las décadas de 1840 y 1850, la banda The Daybreak Boys fueron responsables de más de 30 asesinatos y del robo de bienes por el valor de 200.000 dólares (de la época). Sus líderes más destacados fueron Nicholas Saul, Bill Howlett, Patsy the Barber, Slobbery Jim, "Cowlegged" Sam McCarthy, y Sow Madden. Según la prensa local y probablemente de forma exagerada, algunos miembros de la banda contaban con 12 años en el momento de unirse.

Sus numerosas acciones delictivas no pasaron desapercibidas para la policía de Nueva york, que decidió acabar con la banda. Durante varios tiroteos en 1858 murieron 12 miembros de la pandilla y a finales de 1859 la banda The Daybreak Boys se disolvió, convirtiéndose algunos de sus miembros supervivientes en destacados criminales los siguientes años.

The Whyos


Formada por los restos de varias pandillas callejeras tras la guerra civil de Estados Unidos, The Whyos fue la banda callejera predominante de Nueva York durante la segunda mitad del siglo XIX, controlando la mayor parte de Manhattan desde finales de 1860 hasta 1890, cuando fueron finalmente derrotados por la banda liderada por Monk Eastman.

Nueva York en el siglo XIX
Tras las campañas del Departamento de policía por acabar con las pandillas callejeras de Nueva York a finales de la década de 1860, se formó la nueva banda The Whyos, integrándose en ella muchos miembros de antiguas bandas ya desaparecidas y dominando la zona irlandesa de Fourth Ward. Sus miembros eran principalmente irlandeses, pero a diferencia de las bandas irlandesas anteriores, cualquiera podía ser su víctima, no solo los blancos anglosajones protestantes.

Entre sus líderes destacaron Danny Lyons (detenido por el asesinato del gángster Joseph Quinn), su novia ("Pretty" Kitty McGowan) y Danny Driscoll (ahorcado en la prisión por la muerte de Beezy Garrity durante un tiroteo). Driscoll y Lyons establecieron que para ser un verdadero Whyo había que haber matado al menos una vez. La banda adquirió tal poder que el resto de las bandas rivales pedían su permiso para poder operar en las calles.

Durante la década de 1870, llegaron a formar parte de la banda algunos de los gángsters más notorios de la época, como Red Rocks Farrell, Slops Connolly, "Big" Josh Hines, Hoggy Walsh, Lancero Ryan, Dorsey Doyle, Bull Hurley, Fig McGerald, y Googy Corcoran. Fueron los primeros en utilizar métodos delictivos que luego serían adoptados por bandas rivales y por el crimen organizado a principios del siglo XX.

Miembros de la banda The Whyos
A finales de 1870 y principios de 1880, The Whyos fueron dirigidos por Mike McGloin, alcanzando la banda su punto álgido, comenzando a incluir entre sus actividades la prostitución, la extorsión y el asesinato. Cuando en 1884 un miembro de la banda fue detenido, se encontró en uno de sus bolsillos una lista con los precios por los que se podía contratar los servicios de la banda, tales como golpear a alguien por un dólar, romperle la nariz y la mandíbula por 7 dólares, disparar a alguien en la pierna por 20$ o el asesinato a partir de 100 dólares.

Tras la muerte de McGloin, Lyons y Driscoll (los tres fueron ahorcados por asesinato), la banda no consiguió recuperarse y muchos de sus miembros fueron detenidos y acusados de asesinatos. Aunque The Whyos continuó con sus actividades ilegales unos años más, se tuvieron que enfrentar a la banda de Monk Eastman y a una pandilla que comenzaba a adquirir una gran fama en 1890, la banda de Five Points, quienes acabaron venciendo y haciéndose con el control de Manhattan.

The Five Points Gang

La banda de Five Points fue una legendaria organización criminal fundada en la década de 1890 por el mafioso italiano Paul Kelly, tras unir a los miembros restantes de los Dead Rabbits, The Whyos y otras bandas de Five Points. Formada principalmente por americanos de origen irlandése e italiano, su sede estaba en Sixth Ward, en la zona conocida como Five Points en Manhattan. Kelly reclutó a jóvenes que luego se convirtieron en criminales prominentes, tales como Johnny Torrio, Al Capone y Lucky Luciano.

La banda de Five Points de Nueva York - Siglo XIX
Este área de Manhattan de Five Points, estaba situada cerca de la actual Chinatown entre Broadway y el Bowery. Era el lugar donde confluian cuatro calles, Anthony (actualmente Worth), Cross (Mosco), Orange (Baxter) y Little Water, además de Mulberry, una calle situada más abajo de viviendas pobres. Five Points era considerado un área de tugurios y estaba repleto de casas de juego y burdeles, la zona más peligrosa de la ciudad.

La pandilla de Five Points tenía una reputación de gran brutalidad y en las batallas con las bandas rivales luchaban a menudo hasta la muerte. Paul Kelly y su mano derecha John Torrio, reclutaron a miembros de otras bandas de Nueva York, como Al Capone, que provenía de la banda James Street, o Charles "Lucky" Luciano, considerado poco después como el criminal más importante del país. Kelly y Torrio ayudaron también a formar un sindicato del crimen organizado a nivel nacional.

A medida que la banda de Five Points fue adquiriendo fama y poder, Kelly y sus hombres comenzaron a "invertir" parte de sus ganancias en la política, comprando el apoyo de políticos corruptos. A comienzos del siglo XX, sus únicos rivales eran la banda de Monk Eastman. Las guerras entre ambas bandas fueron sangrientas y multitudinarias, se estima que el grupo de Five Points contaba con 1.500 matones.

El Tammany Hall de Nueva York a principios del siglo XX
Con la presión del público por la violencia continuada en las calles de la ciudad, varios diputados del Tammany Hall (una organización política de Nueva York) decidieron que los líderes de ambas bandas debían resolver sus diferencias en un combate de boxeo, el ganador se quedaría con el territorio en disputa, el Lower East Side de Manhattan. La pelea se realizó en una casa abandonada del Bronx. Tras dos horas de combate, ninguno de ellos consiguió noquear a su rival por lo que se declaró un empate y la guerra entre las dos bandas continuó.

En un tiroteo en uno de sus locales en propiedad, Paul Kelly resultó gravemente herido, aunque consiguió sobrevivir, a partir de entonces mantuvo un perfil más bajo. Poco a poco, la mafia se fue haciendo con el control de las actividades delictivas que hasta entonces controlaba la banda de Five Points, que comenzó un lento declive hasta desaparecer. Torrio, Capone y Luciano se acabaron convirtiendo en los líderes de los nuevos grupos mafiosos, extendiendo sus actividades a nivel nacional e internacional, aprovechándose especialmente de los beneficios del contrabando de alcohol durante la denominada Ley Seca de Estados Unidos.

The Eastman Gang


Dirigida por el mafioso judio Edward "Monk" Eastman, la banda de Eastman se convirtió en una de las organizaciones criminales más temidas de Nueva York en la década de 1890. Eran los reyes del Lower East Side de Manhattan, con más de 1.200 miembros que obtenían beneficio de todo tipo de actividades ilegales como burdeles, drogas, el juego, la venta de protección e incluso asesinatos a sueldo. Al igual que sus rivales, la banda de Five Points, los muchachos de Eastman también se asociaron con políticos corruptos, quienes en muchos casos hacían la vista gorda con las actividades ilícitas de la banda.

Monk Eastman - Líder de la banda callejera Eastman Gang
Su líder, Monk Eastman era un conocido matón al que le encantaba la violencia. Bajo su mando la banda se expandió y comenzó a amasar una gran fortuna. Con el tiempo, la banda de Eastman se involucró en rivalidades con otras bandas locales por el territorio y el control de las actividades delictivas, especialmente frente a la banda de Five Points, organizándose cada cierto tiempo auténticas batallas campales. Para detener la escalada de violencia, los políticos del Tammany Hall obligaron a ambos bandos a aceptar una tregua antes de que se perdiera el control de la situación.

Tras la detención y encarcelación de Monk Eastman en 1904, la banda de Eastman se dividió en varios grupos más pequeños en la década de 1910. Un golpe mortal para la banda que acabó por desintegrarla pocos años después, ya que además de seguir en guerra con otros grupos rivales, se comenzaron a producir guerras internas por hacerse con el control. Tras ser liberado, Monk Eastman se alistó en las fuerzas armadas y luchó en la Primera Guerra Mundial en las trincheras, regresando a Estados Unidos como un héroe de guerra. Sin embargo de poco le sirvió, ya que fue asesinado brutalmente en 1920 en una acera de Nueva York.


El barrio de Five Points en Manhattan en el siglo XIXThe Five Points Gang y The Eastman Gang fueron las últimas grandes bandas callejeras de Nueva York durante el siglo XIX, llegando también a los primeros años del siglo XX. Un siglo en el que las pandillas dominaron las calles de la ciudad, y donde la violencia fue en aumento según iban apareciendo nuevas bandas, pasando de pequeñas bandas callejeras que realizaban delitos menores en las primeras décadas de 1800 a las auténticas mafias organizadas en que se convirtieron las bandas de finales del siglo XIX. Ambientado en el barrio de Five Points de 1850 y recogiendo parte de la historia de algunas de estas pandillas callejeras, en 1928 se publicó el libro "The Gangs of New York" por Herbert Asbury, que serviría de inspiración para la famosa película del mismo título de Martin Scorsese del año 2002, donde se recogen algunos hechos históricos.

El control de las actividades delictivas por parte de la mafia y las dos Guerras Mundiales, influyó decisivamente también en las bandas, que tendieron a desaparecer según avanzaba el siglo XX. La historia de Nueva York sin embargo, está unida irremediablemente a las bandas callejeras, produciéndose una nueva oleada de pandillas en la ciudad en las décadas de 1970 y 1980. Un tipo de bandas callejeras diferentes a las del siglo anterior que también fue recogida por el cine en varias ocasiones, la más conocida de ellas, la película "The Warriors: Los amos de la noche", en la que muchas bandas de la película están basadas también en bandas reales de la ciudad de Nueva York.

Bandas callejeras de Nueva York en el siglo XIX

2 comentarios:

  1. Excelente reportaje pero reconozco que me ha deprimido un poco.No parece muy agradable todo eso de "las bandas" .A mi me encanta la película "the warriors",es una de mis favoritas de la historia del cine y puede ser porque en ella no se ve a los Warriors cometer ningún acto delictivo.Más que una banda que atemoriza y chantajea es una historia sobre la supervivencia,el compañerismo y el desengaño de la vida.

    ResponderEliminar
  2. Es parte de la historia. Muy interesante

    ResponderEliminar

Loading...