domingo, 21 de febrero de 2016

Kenneth Arnold y el origen de los platillos voladores

En junio de 1947 se producían dos de los incidentes más importantes en la historia de la ufología. El conocido incidente OVNI de Roswell en Nuevo México; y el avistamiento por parte del piloto Kenneth A. Arnold en el Monte Rainier, considerado el primer avistamiento OVNI de Estados Unidos y el origen del término "platillos voladores".

Avistamiento OVNI en el Monte Rainier por Kenneth Arnold En realidad ya se habían producido extraños avistamientos en el cielo mucho tiempo atrás. Uno de los más conocidos es la denominada "Batalla en el cielo de Núremberg de 1561", incluso en el mismo Estados Unidos, como el "Incidente OVNI de Aurora" (Texas) de 1897. Sin embargo no fue hasta 1947, cuando el fenómeno OVNI se comenzó a popularizar, naciendo también la considerada ufología moderna.

Kenneth Arnold era un piloto experto y experimentado que llevaba acumuladas más de 9.000 horas de vuelo, la mayoría de ellas, en el Control de Incendios de Boise, Idaho, durante los años 40.

Según relató el piloto, el 24 de junio de 1947 se encontraba volando de Washington a Yakima en un viaje de negocios. Hizo un breve desvío en su camino cuando se enteró que se ofrecía una recompensa de 5.000 dólares por encontrar un avión de transporte C-46 del cuerpo de marines de Estados Unidos, que se había estrellado cerca del Monte Rainier. Tras no encontrar nada, puso rumbo de nuevo a Yakima cuando vio una luz intermitente brillante en el cielo. Temeroso de que pudiera ser otra aeronave que se hubiera acercado peligrosamente, Arnold escrutó todo el cielo alrededor pero solo vio otro avión comercial a unos 25 kilómetros de distancia.

El piloto Kenneth Arnold en 1947Medio minuto después de ver el primer destello de luz, Arnold vio una serie de destellos brillantes a su izquierda, cerca del Monte Rainier, a una distancia aproximada de 40 kilómetros. Descartó que las luces fueran algún reflejo de su propio avión y concluyó que las luces provenían de objetos voladores. Pensando que podía tratarse de un nuevo tipo de avión, intentó fijarse en la cola de uno de los objetos y se sorprendió al no poder encontrarla.

Los objetos voladores (no identificados) se acercaron rápidamente al Monte Rainier, pasando por delante de Arnold nueve objetos oscuros que aún emitían destellos de luz brillante. Arnold los describió como una serie de objetos de forma convexa, aunque años más tarde matizó que uno de los objetos se diferenciaba de los demás porque tenía forma de media luna. El piloto comparó el movimiento de estos inusuales objetos con el movimiento que hacen los platillos saltando sobre el agua.

Según calculó Arnold, estos objetos voladores le pasaron a una distancia de menos de 40 kilómetros y tenían un tamaño de 20 metros. Los cálculos y análisis posteriores de expertos de la Fuerza Aérea del Ejército estimaban que por los detalles que podía describir el piloto y su agudeza visual, los objetos debían de tener un tamaño de entre 40 y 80 metros. El encuentro le produjo una sensación extraña, aunque seguía creyendo que había visto las pruebas de un nuevo avión militar del ejército de Estados Unidos.

Modelo de uno de los platillos volantes que vio Kenneth ArnoldPara tener una visión más clara, el piloto abrió una de las ventanillas del avión para poder observar los objetos sin un cristal que pudiera producir reflejos. Los objetos no desaparecieron y comenzaron a moverse hacia el sur, desde el Monte Rainier al Monte Adams, donde desaparecieron de su vista, a una distancia de 80 kilómetros.

Sorprendido por su velocidad, Arnold realizó sus cálculos y vio que la velocidad de estos objetos voladores era de 2.700 km/h, tres veces más rápido que cualquier aeronave tripulada en 1947. Al no saber exactamente la distancia, Arnold rebajó la velocidad estimada de los objetos a 1.900 km/h, lo que seguía siendo una velocidad que rompía la barrera del sonido, más rápido que cualquier nave conocida en esa época.

Aterrizó en Yakima a las cuatro de la tarde y rápidamente le contó su increíble historia a su amigo y gerente del aeropuerto, Al Baxter, en poco tiempo todo el personal del aeropuerto conocía lo sucedido. Arnold no fue entrevistado por la prensa hasta el día siguiente, el 25 de junio, cuando voló hasta Pendleton, Oregón, para asistir a un espectáculo aéreo.

Kenneth Arnold junto al avión con el que avistó uno extraños objetos voladoresA pesar de su escepticismo, los reporteros le consideraron un testigo fiable. Kenneth Arnold era un respetado hombre de negocios y un experimentado piloto. La velocidad supersónica y la descripción de objetos voladores en forma de disco, atrajeron rápidamente la atención del público.

Poco después, la prensa se ocupó de popularizar términos como "platillos voladores" (flying saucer), "platillos volantes" o "discos voladores", con los que serían conocidos los OVNIS a partir de entonces.

El piloto se quejó de los efectos de la publicidad solo dos días después, según dijo, desde que contó su historia no había tenido un momento de paz. Comenzó a recibir numerosas cartas de admiradores para ayudarle a resolver el misterio. En posteriores entrevistas que le realizaron, el piloto apuntaba la posibilidad de que procediesen de otro planeta, si no eran del ejército, podían ser extraterrestres. Arnold afirmaba que las maniobras tan bruscas que realizaron los discos hubieran sido imposible de soportar por pilotos humanos debido a la presión. Para él, independientemente de donde procediesen, se dirigían a un destino accesible y no trataban de hacer daño a nadie.

Portada Saturday Evening Post con su artículo sobre OVNIS de 1949En un artículo de 1949 publicado por el Saturday Evening Post titulado "What You Can Believe About Flying Saucers" (Lo que usted puede creer sobre platillos volantes), Arnold aseguraba que desde su primera observación había gastado mucho tiempo y dinero en investigar el tema y que solo podía asegurar que los objetos que vio eran de un diseño extraño, hechos con un material desconocido por la civilización humana.

El avistamiento de Arnold fue también corroborado por otros testigos. Un prospector local llamado Fred Johnson que se encontraba el 24 de junio de 1947 en el Monte Adams (en la denominada Cordillera de las Cascadas), dijo haber visto con un pequeño telescopio, seis de los objetos al mismo tiempo que el piloto.

El 4 de julio, el Portland Oregon Journal recibió una carta de G. L. Bernier, quien afirmaba que había visto tres objetos extraños voladores al este del Monte Adams, a unos 230 kilómetros del Monte Rainier. Bernier decía que los tres objetos eran parte de un formación mayor y que los observó un poco antes que Kerneth Arnold, por su gran velocidad, suponía que debían ser los objetos que vio el piloto. En total, se reportaron finalmente 16 avistamientos OVNIS el mismo día que Arnold por todo el Estado de Washington.

Fotografía de Platillos Volantes sobre Tulsa en julio de 1947El 4 de julio de 1947 se producía otro suceso que parecía corroborar definitivamente la historia de Kenneth Arnold. La tripulación de un vuelo de United Airlines sobre Idaho en dirección a Seattle, dijo haber visto varios objetos voladores en forma de disco, que se situaron cerca de su avión durante más de 10 minutos hasta finalmente desparecer.

Otro avistamiento similar se produjo en Tulsa, Oklahoma, el 12 de julio de 1947. En este caso, se pudo hacer una foto de estos "platillos volantes" que se publicó al día siguiente en el Tulsa Daily World. Enlo Gilmore, el fotógrafo que realizó la fotografía de este supuesto OVNI, opinaba sin embargo que se trataba una flota secreta de aviones del ejército. Había sido oficial de artillería de la Marina durante la Guerra y también realizó sus cálculos, estimando que los objetos viajaban a un velocidad de 2.700 km/h.

Fotos de Rhodes de OVNIS publicadas en el Arizona RepublicVarias fotografías de un objeto similar en solitario fueron tomadas en por William Rhodes sobre Phoenix, Arizona, el 7 de julio de 1947 y publicadas en varios periódicos locales de Phoenix. Se trataba de un objeto redondeado, con una media luna trasera y una especie de agujero en el centro. Los negativos y las copias de Rhodes fueron finalmente confiscadas por el FBI.

Cuando Arnold vio las fotos comentó que el objeto era casi idéntico al platillo volante diferente de los demás que él había observar unos días antes. El piloto consideraba que las fotografías de Rhodes eran auténticas.

Existe cierta controversia sobre las palabras que usó realmente Arnold y de qué forma definió a estos extraños objetos voladores. A partir del 26 y 27 de junio, los periódicos comenzaron a utilizar los términos "platillos volantes" o "platillos voladores" (flying saucer) y "discos voladores" (flying disk) para describirlos.

El informe que realizó Kenneth Arnold para las Fuerzas ArmadasEn realidad se cree que esta definición es un error de algún editor al citar las palabras de Arnold, quien habló de "discos" o "platillos" cuyo movimiento errático se asemejaba al de un platillo que salta a través del agua. De un forma u otra, la prensa popularizó los términos y en casi todos los titulares sobre OVNIS se haría referencia a platillos o discos voladores.

En su declaración escrita a las Fuerzas Aéreas del Ejército (AAF) del 12 de julio de 1947, Kenneth Arnold describía los objetos con forma de platillo o disco. Al final del informe realizó un dibujo de uno de estos objetos. El texto del documento es público y se puede consultar aquí: Project 1947 - By Kenneth Arnold

En las siguientes semanas al avistamiento OVNI de Kenneth Arnold cerca del Monte Rainier, se produjeron cientos de informes de avistamientos similares por todo Estados Unidos. Entre ellos, destacaron los avistamientos OVNIS ya comentados del vuelo de United Airlines, el de Tulsa o el de Phoenix. El caso OVNI más famoso de ese periodo fue el Incidente OVNI de Roswell, el cual había sucedido en realidad antes que el del monte Rainier (los restos de la supuesta nave aliníegena fueron recuperados por un granjero local el 14 de junio de 1947), sin embargo no fue hasta varias semanas después, cuando el Caso Roswell apareció en los medios.

Titular del Chicago Sun del 26 de junio de 1947Para calmar la creciente preocupación del público, los militares desacreditaron muchos supuestos casos de OVNIS (entre ellos el de Roswell), indicando que se trataba de avistamientos erróneos de globos meteorológicos. Antes de conocerse la historia de Roswell, las Fuerzas Aéreas del Ejército emitieron también un comunicado a la prensa donde dijeron que tenían el asunto bajo investigación y que habían llegado a la conclusión de que los "discos voladores" no eran ninguna arma secreta diseñada por una potencia extranjera, ni ningún tipo de nuevo misil o cohete espacial.

Aunque el caso Roswell se llevó la fama y la gran atención de los medios durante décadas, el avistamiento del piloto Kenneth Arnold es sin duda uno de los sucesos OVNIS más importantes para la historia de la ufología. No solo por dar origen a los populares términos de "platillos voladores" o "discos volantes", su caso fue tomado en serio por la Fuerza Aérea del Ejército y dio lugar a que se iniciara el Proyecto Sign a finales de 1947, la primera investigación oficial del Gobierno de Estados Unidos sobre Objetos Volantes no Identificados (OVNI). Posteriormente se desarrollaría el Proyeto Grudge y el más conocido de todos, el Proyecto Libro Azul (Project Blue Book Archive).

Kenneth Arnold quedaría asociado al mundo de la ufología para siempre. Como curiosidad, en realidad el piloto nunca afirmó que los objetos fueran naves extraterrestres, aunque sí dejó la duda en el aire, según sus propias palabras: "Si no están hechos por nuestra ciencia o por nuestras Fuerzas Armadas, me inclino a pensar que son de origen extraterrestre".


El piloto Kenneth Arnold mostrando uno de los OVNIS que vio

lunes, 8 de febrero de 2016

Salvada del Titanic, la primera película sobre el hundimiento del RMS Titanic

Saved from the Titanic (Salvada del Titanic), es una película muda de 1912 protagonizada por Dorothy Gibson, una superviviente real del hundimiento del RMS Titanic, ocurrido en la noche del 14 al 15 de abril de 1912. Se trata de la primera película que se rodó tras la tragedia, estrenándose en Estados Unidos 29 días después del suceso.

Películas Salvada del TitanicLa actriz Dorothy Gibson, que por entonces tenía 22 años de edad, fue uno de los pasajeros que iban a bordo del barco en el viaje inaugural del Titanic, uniéndose a la nave en Cherbourg (Francia) el 10 de abril. Gibson había estado de vacaciones por Europa con su madre cuando su productora, Éclair Film Company, la llamó para que acudiera a Nueva York a participar en una nueva producción.

En la noche del hundimiento, había estado jugando a las cartas en uno de los salones de primera clase antes de retirarse al camarote que compartía con su madre. Según relató Gibson, la colisión con el Iceberg a las 23:40 produjo un largo y prologando crujido. Tras ir a investigar lo sucedido, fue corriendo a buscar a su madre cuando vio que comenzaban a inundarse de agua las salas de calderas del barco.

Dos de los jugadores de cartas con los que habían estado poco antes, Frederic Seward y William Sloper, acompañaron a Gibson y a su madre a los botes salvavidas. Junto a otras personas, subieron en total 27 pasajeros en el bote número 7, el primero en ser lanzado al agua, a las 00:40 de la noche, una hora después de la colisión. Según relató Gibson, en el bote entraba agua a borbotones, lo solucionaron tapando agujeros con ropa interior femenina y prendas de vestir de los hombres.

Titanic 1912Alrededor de 1.500 personas se encontraban aún a bordo del Titanic cuando se hundió. Muchos de los que se echaron a las frías aguas del Atlántico Norte murieron de hipotermia. La actriz describió la situación como "terribles gritos de personas que fueron arrojados al mar y otros que temían por sus seres queridos".

El hundimiento del barco afectó gravemente a Gibson, según Sloper, se puso histérica y repetía constantemente para que la gente cercana pudiera oírla "nunca volveré a montar en mi pequeño coche gris". Los ocupantes de los botes salvavidas fueron finalmente rescatados a las 06:15 de la mañana por el RMS Carpathia y llevados a Nueva York.

Pocos días después de su regreso a Nueva York, Dorothy Gibson comenzó a trabajar en una película basada en el desastre. No se sabe con certeza de quien fue la idea, aunque se cree que el impulsor fue Jules Brulatour, un productor de Éclair Film Company con el que la actriz estaba teniendo una aventura.

Escena película Salvada del Titanic - Dorothy Gibson 1912Gibson describió su decisión de participar en la película como "una oportunidad para rendir homenaje a los que perdieron sus vidas en esa terrible noche". Aunque es probable que su productor, Brulatour, la convenciera como una buena oportunidad para avanzar en su carrera.

El rodaje de "Saved from the Titanic" se realizó en el estudio Éclair en Fort Lee, New Jersey y a bordo de un buque abandonado en el puerto de Nueva York. Se filmó la llegada del RMS Carpathia a Nueva York para tener imágenes reales de los pasajeros. El material se empalmó con escenas del capitán del Titanic, Edward Smith, en el puente del RMS Olympic, el hermano gemelo del Titanic. También se incluyeron imágenes de la botadura del Titanic en 1911 y material de archivo que tenían sobre icebergs.

En poco más de una semana se completó todo el proceso de rodaje (la duración de la película era de diez minutos, algo típico en la época), el procesamiento y la distribución se hizo en la mitad de tiempo del habitual. Un signo de la impaciencia de los productores para estrenar la película lo antes posible, cuando las noticias de la catástrofe llenaban aún los titulares.

Gibson imagen promocional película Salvada del TitanicDorothy Gibson seguía aún traumatizada por la tragedia, llorando en numerosas ocasiones durante el rodaje y mostrándose visiblemente nerviosa. Para añadir una mayor atmósfera de autenticidad, llevó durante la grabación la misma ropa con la que había sido rescatada. Además, ella misma participó en el guión, basado en una versión ficticia de sus propias experiencias.

Según el guión de "Salvada del Titanic", a la protagonista "Miss Dorothy" la están esperando ansiosamente sus padres y su prometido (el alférez Jack) en el puerto de Nueva York, tras la noticia de la tragedia. Llega finalmente a casa y cuenta los detalles de la catástrofe en un "flashback", ilustrado con imágenes del Titanic e incluyendo una maqueta recreando la colisión.

El Titanic finalmente se hunde, pero Dorothy se salva. Para concluir el film, Jack se queda en la marina de guerra para cumplir con su deber a la bandera y al país, el padre de Dorothy, movido por su patriotismo, le da la bendición para casarse con su hija.

Escena final película Salvada del TitanicEl resultado fue un enorme éxito, agotándose las entradas por todo Estados Unidos. El presidente William Howard Taft, que había perdido a un amigo en la tragedia, recibió una copia personal de la película.

La película "Salvada del Titanic" se estrenó en Estados Unidos el 14 de mayo de 1912 y poco después también en otros países donde causó un gran impacto. El público ya había visto anteriormente supervivientes de desastres, sin embargo eran simplemente una parte de la historia contada por otra persona. En este caso, la narradora era Gibson, una superviviente real de la catástrofe. En el Reino Unido la película se la conoció como "Una superviviente del Titanic" (A Survivor of the Titanic), y en Alemania se estrenó con el título de "Lo que el Titanic le enseñó" (Was die Titanic sie lehrte).

Noticia de la tragedia del TitanicEn general, la película recibió muy buenas críticas y comentarios, destacando la dramática actuación de Gibson, los efectos mecánicos y de iluminación y las escenas tan realistas. Sin embargo también recibió críticas negativas por haber comercializado una tragedia como la del Titanic en tan poco tiempo.

Saved from the Titanic es (o era) un documento visual histórico, por desgracia se trata de una película perdida, conservándose únicamente unos pocos fotogramas. Las únicas copias que se conocen que existen se quemaron en un incendio producido en los Estudios Éclair en 1914.

Actriz Dorothy Gibson en la película Saved from the TitanicFue también la última película que hizo Dorothy Gibson, el esfuerzo mental que la supuso rodar el film sobre la tragedia la provocó una gran crisis existencial y según la prensa local, llegó casi a perder la razón. No volvió a hacer cine y tras ser arrestada en Italia durante la Segunda Guerra Mundial, finalmente murió en su apartamento del Hotel Ritz de París a la edad de 56 años.

El hecho de haber contado con una actriz superviviente real del hundimiento del Titanic, hacen de "Saved from the Titanic" una pieza histórica insustituible, sin embargo poco después se rodó el siguiente film sobre la tragedia, una película titulada "In Nacht und Eis" (En la noche y el hielo).

Curiosamente, esta película alemana de 35 minutos también se consideró perdida durante décadas, aunque en este caso su destino corrió mejor suerte, ya que fue encontrada en 1998 por un coleccionista alemán, y tras ser restaurada fue lanzada en Dominio Público

Cartel película Saved from the Titanic

Loading...