martes, 5 de abril de 2011

Animales de las Cavernas

El Oso Cavernario


El oso de las cavernas u oso cavernario (Ursus spelaeus) es un gigantesco animal extinto que habitaron Europa desde España a los Urales y desaparecieron hace 27.800 años . El nombre le viene porque la mayoría de los fósiles de este animal se han encontrado en cavernas o cuevas , lo que indica , que esta especie pasaba mucho mas tiempo en este entorno que sus parientes , los cuales sólo usaban las cuevas para hibernar.
Ursus spelaeus , Oso cavernario

Es una de las especies de osos prehistóricos más conocida del mundo y uno de los osos más grandes que han existido con sus más de 130 cm de altura en la cruz, rivaliza en tamaño con los modernos osos Kodiak (Ursus arctos middendorffi) y los polares (Ursus maritimus). Contemporáneos al oso cavernario existio en América otro género de úrsidos denominado tremarctinos dentro de los cuales las especies Arctodus(America del norte) y "Arctotherium" (America del sur)superaban en tamaño a estas tres especies de oso, aunque el oso de las cavernas sigue siendo por mucho el más popularmente conocido entre los úrsidos prehistóricos.

Ursus spelaeusLos machos alcanzaban hasta los 3 metros de altura en posición erguida y superaban con frecuencia los 440 kg de peso, hasta 600 en pre-hibernación ( el triple de un oso pardo de tamaño medio ) , se cree que su esperanza de vida estaba en torno a los 20 años de vida.


Los osos cavernarios son fáciles de diferenciar de los osos pardos (con quienes convivieron durante casi toda su existencia) por su morro menos pronunciado y su frente abrupta y hundida. Los caninos, aunque bien desarrollados, no lo están tanto en comparación con sus poderosos molares, evidencia de una dieta fundamentalmente herbívora y con menor aporte cárnico que en la mayoría de los osos. Las extremidades delanteras son más largas y robustas que las traseras.

Habitat del oso cavernarioLa especie apareció hace 250.000 años y se extinguió hace algo más de 20.000. Durante ese periodo de tiempo, su hábitat se restringió estrictamente a los bosques mixtos del continente europeo, evitando las llanuras herbáceas y las zonas de vegetación mediterránea.


Las principales poblaciones se encontraban en el norte de España, Francia, sur de Inglaterra y Alemania, norte de Italia, los Balcanes, Crimea y el Cáucaso, zonas montañosas y protegidas de los vientos fríos del norte que servían de refugio a los últimos bosques del continente. Al reducirse estas áreas boscosas durante los máximos glaciales, las poblaciones de osos cavernarios quedaban frecuentemente aisladas y sujetas a la consanguineidad.

Como los osos pardos, los osos cavernarios eran animales solitarios. Despertaban en primavera del largo letargo invernal y pasaban el buen tiempo alimentándose, fundamentalmente de hierbas, frutos y hojas que machacaban con sus potentes molares. El acoplamiento debía producirse en verano, pues los hallazgos fósiles indican que los oseznos también nacían durante el invierno, como en las demás especies de osos actuales. A finales del otoño, los osos buscaban cuevas en las que pasar el invierno. Si el año había sido malo, no era raro que el oso muriera de hambre durante la hibernación al estar bajo de reservas.


Ursus spelaeusEs precisamente en el fondo de las cuevas donde se han encontrado la mayoría de los restos de osos cavernarios, razón por la que han recibido su nombre popular . Los osos cavernarios debían combatir con multitud de animales para hacerse con un refugio donde pasar el invierno, entre ellos grandes carnívoros como osos pardos, hienas gigantes y leones. Las cuevas también les eran disputadas por los hombres primitivos, tanto neandertales como los de nuestra propia especie.

Además de esto, los hallazgos arqueológicos indican que los osos cavernarios, a pesar de su tamaño y su fortaleza, no eran presas raras cuando los humanos salían de caza; el yacimiento inglés de Boxgrove parece indicar que esta depredación era antiquísima, pues hace ya 480.000 años, los antepasados de los osos cavernarios (Ursus deningeri) caían víctimas de los ancestros de los neandertales (Homo heidelbergensis).

Ursus spelaeus , oso cavernarioNaturalmente, los cazadores evitaban enfrentarse a los poderosos machos adultos y concentraban sus ataques contra los jóvenes y las hembras. De todos los homínidos que los conocieron, los neandertales parecen haber sido quienes tuvieron una relación más estrecha con los osos cavernarios. En yacimientos como, por ejemplo, la cueva de Regordou (Departamento de la Dordoña, Francia), se han encontrado unas extrañas estructuras de piedra a modo de "sarcófagos" excavados en la pared, que albergaban en su interior uno o varios cráneos de osos de las cavernas, convenientemente alineados.

Los paleoantropólogos todavía discuten cuál podrían ser el significado de tales construcciones, y algunos han sugerido que se trataba de una posible muestra de culto de los neandertales a este animal. La falta de su alimento hizo que desapareciera este representante de la megafauna europea, junto con el mamut lanudo, los rinocerontes lanudos, el ciervo gigante y los leones cavernarios.

El León cavernario


La Panthera leo atrox , mas conocido como león americano o león de las cavernas , probablemente sea el felino mas grande que ha existido jamás . Habitó en el oeste de América durante el Pleistoceno, extendiéndose su área de distribución desde Alaska hasta el sur de México. Se ha discutido sobre si abarcó hasta el sur de Perú e incluso norte de Chile, pero en verdad no habría sido así, al menos en el caso chileno fue confundido con otro félido fósil. El caso peruano es discutible. Sea como fuere , se sabe que vivió durante 1,8 millones de años aprox, y se extinguió hace unos 10.000 años .

Panthera leo atrox , león cavernarioLos leones americanos eran enormes, en torno a un 25 % más grandes que los leones africanos actuales, puesto que estos últimos, en sus ejemplares más grandes, la altura al hombro supera el metro con hasta 4 centímetros más una melena que lleva la cifra hasta 1,20 metros, por su parte el león americano , que probablemente no contaba con melena, llegaba a 1,27 m de altura al hombro.

Los machos tenían un peso de entre 272 y 363 kg y las hembras pesaban unos 215 kg. Superaban en tamaño a todos los carnívoros del continente, con la sola excepción de los osos de cara corta del género Arctodus. Dado que éstos eran tanto o más carroñeros que cazadores, se puede decir que los leones eran los depredadores dominantes en la América glacial, por encima de animales como los lobos gigantes, los felinos dientes de sable, los felinos dientes de cimitarra, los osos grizzly y los lobos grises.


Panthera leo atrox Además del enorme tamaño de estos felinos prehistóricos, se da el caso de que los leones americanos tenían el cerebro más grande en relación al resto del cuerpo de todos los leones, lo que les haría particularmente inteligentes y capaces de llevar a cabo complejas tácticas de caza en manada. Su conducta social queda probada también por el frecuente hallazgo de manadas enteras en cuevas y pozos de brea como los de Los Ángeles, donde se han recuperado cerca de 100 esqueletos completos de estos animales. Al contrario que Europa, la Norteamérica del Paleolítico carece de pinturas rupestres que permitan conocer el aspecto en vida de la megafauna local.

Panthera leo atrox La mayoría de las reconstrucciones pictóricas suelen representar los leones americanos con un aspecto muy similar al de sus parientes africanos, pero es más probable que fuesen bastante diferentes en su aspecto externo, como ocurre con los leones cavernarios de Eurasia . La caza en manada y su robusta constitución física les permitía capturar todo tipo de grandes animales, principalmente asnos, caballos, ciervos y bisontes, que entonces abundaban en América. También abatían jóvenes mamuts y mastodontes.

Los leones americanos son una de las víctimas desaparecidas en la gran extinción americana de finales del Pleistoceno. Las causas de esta extinción masiva, que se llevó por delante a animales como los caballos, los bisontes esteparios, los megaterios y muchos más animales suelen interpretarse como el resultado de una conjunción de catástrofes climáticas ocurridas al final de la Era Glacial.


Panthera leo atrox , león cavernarioOtros autores señalan a los antepasados de los indios americanos como los causantes principales de ese declive, que entraron en América desde Siberia hace unos 15.000 años y se expandieron rápidamente hasta alcanzar la Tierra del Fuego hace 8.000 años. Al contrario que en otros lugares, la megafauna americana no había sufrido nunca antes la depredación de algún homínido y habría sucumbido fácilmente a las trampas, las azagayas y las flechas de los nuevos invasores. La relación entre los paleoamerindios y los leones era bastante ambigua a este respecto, puesto que parece que se cazaban los unos a los otros.

La Cueva del Jaguar, en Idaho, muestra los restos de leones cavernarios muertos y consumidos por humanos hace 10.300 años. Los restos de leones americanos más recientes se encuentran cada vez más al sur, como en México. Algo que encaja bastante bien con la idea de un exterminio de origen humano iniciado con la llegada de los cazadores desde el norte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Loading...