sábado, 21 de marzo de 2015

Los juicios por brujería de North Berwick

Entre 1590 y 1592 se produjeron en el pequeño pueblo de North Berwick, en el sur de Escocia, una serie de juicios y procesos en los que más de setenta personas (incluidos varios nobles escoceses) fueron acusados de brujería. La mayoría fueron declaradas culpables y quemadas en la hoguera en los procesos por brujería más famosos de la historia de Escocia, los juicios de las brujas de Berwick. Pocos años después, se producirían muchos más juicios por brujería por toda Escocia multiplicándose los casos y extendiéndose también a Inglaterra.
Los juicios por brujería de North Berwick

A finales del siglo XVI se intensificaron las cazas de brujas por toda Europa llegando hasta las islas británicas, un lugar en el que hasta entonces no se había producido ningún proceso por brujería. Una de las causas fundamentales fue un suceso que le ocurrió al rey Jacobo VI de Escocia (posteriormente se convertiría en Jacobo I de Inglaterra) quien hasta entonces había sido bastante indulgente con la brujería.

En 1589, su futura esposa Ana de Dinamarca ponía rumbo a Escocia para celebrar el matrimonio con Jacobo VI, sin embargo, en el viaje sufrieron terribles tormentas llevando su barco a las costas noruegas. El rey se dirigió allí y finalmente se casaron en Oslo. Tras visitar Dinamarca, el matrimonio navegó de vuelta a Escocia en mayo de 1590 siendo azotados nuevamente por fuertes tormentas. El almirante de la flota danesa culpó de las tormentas a la esposa de un alto funcionario en Copenhague al que había insultado y se acusó además a varios nobles de la corte escocesa.

Se celebraron varios juicios por brujería en Dinamarca por este motivo en los que una de las primeras acusadas fue Anna Koldings, quien bajo tortura acabó dando el nombre de otras cinco mujeres. Todas ellas se confesaron culpables de brujería intentado amenazar el viaje real con tormentas y enviando demonios para que subieran a la quilla del barco. Anna Koldings fue declarada culpable y quemada en la hoguera por bruja junto con otras doce mujeres en Kronborg, Copenhague.

Brujas de BerwickEstos sucesos influyeron notablemente en Jacobo, tras escuchar las noticias de los juicios provenientes de Dinamarca decidió crear su propio tribunal en Escocia.

En ese mismo año, 1590, una joven sirviente, Gilly (Gellie) Duncan, de la pequeña ciudad de Tranent cerca de Edimburgo, fue acusada de brujería tras haber sido arrestada por realizar unas curaciones que se consideraron milagrosas y que únicamente podían ser obra de una bruja.

A pesar de que Gellie inicialmente se negó a confesar ningún trato con el diablo, tras una tortura prolongada y de descubrir en su cuello "la marca del diablo" confesó ser una bruja y haber vendido su alma. Además bajo nuevas torturas nombró a varios cómplices que participaban en los aquelarres y que hasta entonces eran miembros respetables de la comunidad como James (John) Fian, maestro de la escuela local; Agnes Sampson, una partera y sanadora del pueblo; o Francis Stewart, conde y primo del rey. Tras ser encerrada, Gellie Duncan acabó acusando en total a más de 70 personas y acabó siendo condenada a morir en la hoguera.

Aquelarre en la iglesia de North BerwickLos procesos se celebraron en la localidad de North Berwick, convirtiéndose en los primeros juicios por brujería de la historia de Escocia. Las sucesivas confesiones fueron aumentando el número de acusados y se relacionó también estas prácticas en Berwick con el accidentado viaje que había sufrido el rey Jacobo y los procesos por brujería de Dinamarca.

Una de las acusadas, Agnes Tompson, detalló un aquelarre en el que participaron más de 200 personas en la iglesia de North Berwick, en el denominado Auld Kirk Green. Según relató, el diablo les enseño a usar hechizos para crear una gran tormenta que acechara el barco del rey Jacobo y la reina Ana.

Quema de brujas en la hoguera - BerwickLa confesión de James Fian fue probablemente la más extraña. Además de proclamarse como uno de los líderes de estas misas negras, el Dr. Fian dijo que había intentado hacer un hechizo de amor con una joven local, para ello pidió al hermano de la muchacha que le cortara un poco de cabello mientras estaba dormida. El niño le contó la historia a su madre y ésta cortó algunos pelos de la ubre de una vaca que fue los que el niño le entregó. El hechizo funcionó y según relató en su confesión era seguido continuamente por una vaca "enferma de amor". Esta curiosa confesión fue obtenida bajo tortura y considerada una prueba de brujería. Fue declarado culpable y quemado en la hoguera en el castillo de Edimburgo en enero de 1591.

El rey Jacobo VI tenía un interés personal en estos juicios por brujería de Berwick, sin embargo pensaba que la mayoría de las historias eran exageradas. Esto supuestamente cambió cuando una de las acusadas, Agnes Sampson, pudo hablar con él y al parecer le dijo las mismas palabras que había tenido con su esposa en una conversación durante la noche de bodas. El rey lo consideró una prueba irrefutable de que las tormentas habían sido obra de la brujería.

newes from scotlandEl proceso y las confesiones de los juicios a las brujas de Berwick fueron recogidos por el rey Jacobo VI de Escocia e imprimidos en un panfleto en Londres en 1591 con el nombre de Newes from Scotland (Newes from Scotland - declaring the damnable life and death of Dr. John Fian). Las copias originales que se conservan de estos documentos históricos se encuentran en la Biblioteca de la Universidad de Glasgow y en la Biblioteca Bodleian de la Universidad de Oxford.

No está documentado lo que sucedió con todos los acusados, aunque sin duda la mayoría de ellos fueron condenados a morir quemados en la hoguera por brujería. Cuando fue publicado el panfleto News from Scotland, algunos de ellos permanecían aún en prisión. El rey Jacobo VI de Escocia se comprometió con la causa de acabar con la brujería en su país, publicó unos años después, en 1597, un compendio de tres libros de demonología conocido como Daemonologie, en el que aprueba y apoya la caza de brujas en el país. El libro, de Dominio Público, se puede leer online gracias al proyecto Gutenberg: Daemonologie. by King of England James I

Las brujas de Berwick son los juicios por brujería más famosos de la historia de Escocia por ser los primeros, posteriormente se producirían muchos más. Jacobo VI de Escocia ascendió en 1603 al trono de Inglaterra como Jacobo I y gobernó ambos países endureciendo las leyes por brujería. Durante los siguientes años siguieron realizándose cazas de brujas hasta principios del siglo XVIII, cuando en 1722 se produjo la última ejecución de una mujer acusada de brujería en Sutherland, al norte de Escocia. Se estima que entre los años 1590 y 1722, aproximadamente entre 3.000 y 4.000 personas en Escocia fueron acusadas de brujería y ejecutadas por brujas, la mayoría de ellas quemadas en la hoguera.

Juicio por Brujería

Curiosamente, no hay que remontarse tan atrás para encontrar en Escocia a la última acusada de brujería. En 1944, Helen Duncan (una médium escocesa) fue encarcelada por la ley de brujería de 1735 y condenada a 9 meses de prisión por intentar hablar con el espíritu de un marinero muerto. Esta Ley de Brujería de 1735 fue finalmente derogada en 1951.

domingo, 8 de marzo de 2015

Las misteriosas cuevas chinas de Longyou y Huashan

Longyou Grotto's (Cuevas de Longyou) y las conocidas como Mystical Grottos in Flower Hill ("Místicas cuevas en la colina de la flor") o Huashan Mi Ku por su nombre original en chino, son dos inmensas redes de cuevas que se han descubierto en China en los últimos años. No solo han sorprendido a los arqueólogos de todo el mundo por su tamaño y longitud o por el hecho de que no se hubieran descubierto hasta ahora, sino también porque se trata de cuevas talladas a mano en la roca de las que no se sabe aún con certeza quienes fueron sus autores.

Cuevas de Longyou
Las Cuevas de Longyou, situadas en la provincia de Zhejiang, China, eran unas cuevas subterráneas e inundadas que nunca se habían explorado. Fueron descubiertas en 1992 por casualidad, cuando un aldeano local, Wu Anai, comenzó a bombear agua de una de las cuevas, descubriendo para su sorpresa que se trataba de una cueva artificial. Tras 17 días bombeando agua se reveló una gran cueva cuyas paredes habían sido claramente talladas en la roca por el hombre. La cueva era enorme, se extendía a lo largo de 2.000 metros cuadrados llegando a los 30 metros de altura en los puntos más altos de la cueva. Inmediatamente se comenzaron a bombear otras cuevas del lugar descubriendo que tenían las mismas marcas en las paredes y techos.

Las conocidas como grutas de Longyou descubiertas finalmente son 5 grandes cuevas que cubre un total de más de 5.000 metros cuadrados de superficie. No son los únicas, cerca del lugar, en el pueblo de Shiyanbei se han descubierto otras 23 cuevas similares. En total, en el área de Longyou hay entre 50 y 70 cuevas de este tipo, lo que supone que se han tenido que mover cerca de un millón de metros cúbicos de roca para su construcción.

Cuevas de LongyouUn labor que debió de ser titánica, basándose en los posibles métodos de construcción y el promedio de roca que podría excavar un trabajador al día, se ha calculado que la excavación y tallado de este entramado de Cuevas de Longyou llevaría más de 6 años con 1.000 personas trabajando día y noche. Es el cálculo teórico más bajo, el detalle y la precisión del tallado indican que su construcción llevó mucho más tiempo. Las paredes y techos están además cincelados, demarcando las esquinas, con escaleras y pilares también esculpidos en la roca y algunas representaciones de animales como caballos o peces. Su descubrimiento no solo ha sorprendido a especialistas de todo el mundo, también a los mismos arqueólogos e investigadores chinos que ya empiezan a denominarlas como la Novena Maravilla del Mundo Antiguo.

Más misterioso aún es su origen y saber quién las construyó. En los textos antiguos chinos se ha encontrado una referencia a la construcción cincelada en piedra de un templo para el Emperador Yuan que gobernó durante el siglo XI a.C, lo que supondría que las grutas se construyeron hace 3.000 años. En ese tiempo habrían sufrido varias inundaciones e incluso guerras que no parecen haberlas afectado ya que el tallado sigue siendo perfectamente identificable a pesar del tiempo.

Cuevas de LongyouLo cierto es que poco se sabe en realidad de las Cuevas de Longyou, los investigadores y científicos ya han propuesto varias teorías acerca de su origen y el propósito por el que fueron construidas. Se apunta la posibilidad de que fuesen un palacio o la tumba del emperador, sin embargo esta hipótesis es dudosa ya que no se ha encontrado ningún objeto funerario en las grutas (ni ningún otro objeto), tampoco su disposición sería práctica para usarse como palacio. Otra teoría señala que quizás se usaron simplemente para la minería y extrayendo roca de ellas aunque el hecho de estar excavadas y talladas las paredes con tanto detalle parece casi descartar esta idea. Las dos últimas hipótesis apuntan a que podría tratarse de un lugar de estacionamiento de tropas del emperador, construidas con fines militares y la teoría que plantean los expertos ufólogos que han visitado el lugar, según la cual una civilización extraterrestre fue la responsable de su construcción.

Las Cuevas de Longyou son tan misteriosas como fascinantes. Una increíble obra de ingeniería tallada en la roca hace miles de años que hemos empezado a descubrir ahora y que representan una de las mayores excavaciones subterráneas de las civilizaciones antiguas.

Cuevas de Longyou

Cuevas de Longyou

Cuevas de Longyou


No menos sorprendentes son otro grupo de cuevas similares que han sido descubiertas recientemente a miles de kilómetros de Longyou. En Huangshan (provincia de Anhui), lugar ya conocido por sus montañas sagradas (nada que ver con el Huashan Hiking Trail, el considerado sendero más peligroso del mundo), un lugareño que estaba cortando madera en la colina descubrió en el año 2000 un buen número de cuevas hasta entonces desconocidas. Se las conoce popularmente como Mystical Grottos in Flower Hill o Huashan Mi Ku por su nombre en chino.

Cuevas de Huashan Mi Ku

Estas cuevas místicas de Huashan están formadas por un total de 36 grutas que se encuentran al pie de la colina extendiéndose a lo largo de 5 kilómetros. Su aspecto es muy similar al de las Cuevas de Longyou, con paredes cinceladas a mano en la roca en el interior de las grutas y rodeadas del mismo misterio, tampoco se sabe cuando se construyeron ni quienes lo hicieron.

La más espectacular de ellas es la cueva 35, una especie de palacio subterráneo con 18 metros de altura, 170 metros de longitud y una superficie de 12.000 metros cuadrados. La cueva cuenta con 26 pilares de apoyo, habitaciones, camas de piedra, puentes de piedra e incluso piscinas artificiales construidas en la roca. Está muy bien ventilada y una de sus peculiaridades es que la estructura de la pared de piedra absorbe las ondas acústicas.

Tanto las cuevas de Longyou como de Huangshan se han abierto al turismo, atrapando al instante a sus visitantes por su grandiosidad, su misterio y su belleza. Dos redes de cuevas subterráneas aparentemente relacionadas entre sí a pesar de la distancia que las separa, que parecen haber sido excavadas en la roca por la misma antigua civilización china de la que aún apenas sabemos nada. Un misterio más de esta sorprendente cultura milenaria.

Cuevas de Huashan Mi Ku

Cuevas de Huashan Mi Ku

Loading...