miércoles, 29 de enero de 2014

Renovación del Foro Documentalium

Con el objetivo de tener los temas más ordenados y hacer más fácil "moverse" por el foro, hemos hecho una renovación completa del foro Documentalium incluyendo de paso nuevas categorías dedicadas a temáticas tan diversas como la Astronomía, el Medio Ambiente, la Segunda Guerra Mundial o la Zona Nuclear.

Las temáticas de los nuevos apartados:

- Conociendo el Mundo - Lugares e historias que merecen la pena conocer. (Conociendo el Mundo)

- Segunda Guerra Mundial - Subforo específico dedicado a esta Guerra. (Segunda Guerra Mundial)

- Egipto - Siempre de actualidad aún habiendo transcurrido miles de años. (Egipto)

- Astronomía - Subforo sobre cualquier cuerpo celeste del Universo. (Astronomía)

- Eventos Naturales - Volcanes, huracanes, super-tormentas. La furia de la naturaleza. (Eventos Naturales)

- Medio Ambiente - Todo lo que afecta a la vida en la Tierra. (Medio Ambiente)

- Zona Nuclear - Subforo específico dedicado a la Energía Nuclear o sus posibles consecuencias y accidentes. (Zona Nuclear)

- Tu Obra - Si tienes algún trabajo que quieras compartir, este es el sitio. Pensado para que cualquiera que quiera postear algún trabajo, ensayo, relato, página web o lo que sea que pueda ser interesante, pueda hacerlo en este apartado y darlo a conocer un poco más. (Tu Obra)

Estos nuevos apartados se suman a los ya existentes. Esperamos que los cambios os gusten y os animéis a participar en el foro. Cualquier crítica o comentario que nos haga mejorar será bienvenida.

 
Foro Documentalium
 

lunes, 27 de enero de 2014

Gigantopithecus blacki y la teoría del Bigfoot

Con el nombre científico de Gigantopithecus blacki se denomina a una gigantesca especie de primates ya extintos que vivió en Asia  y que llegó a coexistir con los primeros seres humanos. Con sus 3 metros de altura y cerca de 600 kilos es considerado el mayor simio que ha existido. Tras su descubrimiento varios científicos, investigadores y antropólogos desarrollaron la teoría del Bigfoot donde consideran que el Gigantopithecus blacki podría ser la especie que está detrás de los mitos del Yeti en Asia o del Bigfoot en Norteamérica.
Gigantopithecus blacki
El paleontólogo alemán Ralph von Koenigswald encontró en 1935 una gigantesca muela en una farmacia de Hong Kong que le llamó la atención. Poco después aparecieron más molares similares en otras tiendas de medicina tradicional china y en varias cuevas de la región de Liuzhou (también en China) además se hallaron huesos de mandíbula. Tras estudiar los restos encontrados Von Koenigswald teorizó con que se trataba de una nueva especie de primate hasta entonces desconocida y que denominó Gigantopithecus blacki.  Años después se siguieron encontrando más restos en lugares como la India o Vietnam y en 1958 se habían recuperado ya 3 mandíbulas casi completas y más de 1.300 dientes.

Tras el análisis de los restos hallados por todo el sudeste asiático se estimó que el Gigantopithecus blacki podía haber vivido durante más de un millón de años (otras estimaciones hablan  de casi 9 millones de años) y su extinción se produjo hace apenas 100.000 años. Este gigantesco homínido habría sido contemporáneo de los antecesores del actual ser humano como el Homo Erectus.

Se cree que un adulto macho de la especie Gigantopithecus blacki plenamente desarrollado podía llegar a medir hasta 3 metros de altura con un peso entre 540 y 600 kg (entre dos o tres veces más pesado que los gorilas actuales), lo que le convierte en el primate más grande y más pesado que se conoce. Su extensión de brazos podía alcanzar los tres metros y medio de longitud en los machos y las hembras serían notablemente más pequeñas, aproximadamente con la mitad de tamaño.
Probablemente era herbívoro y vivía en los bosques de bambú junto con los antepasados extintos de los Osos Panda. Su aspecto físico sería similar al de los actuales gorilas o bien al de los orangutanes que sería su pariente más cercano (aunque cinco veces más grande). Tenía un cerebro enorme, probablemente el mayor cerebro de todos los animales terrestres. Debido a su tamaño y fuerza es probable que no tuviese enemigos aunque hay algunos indicios de que podía haber sido cazado y comido por el Homo Erectus.

Gigantopithecus blacki tamaño comparaciónTras el descubrimiento de este gigantesco mamífero prehistórico, y dado que todos los restos hallados hasta la fecha se localizan en Asia, rápidamente se desarrolló la teoría de que el Gigantopithecus blacki podría ser el auténtico Yeti que estaría tras los numerosos reportes del mítico Migou (nombre tibetano para el abominable hombre de las nieves o simplemente Yeti). Sin embargo esta teoría tenía pocos adeptos ya que la mayoría de investigadores creen que el Gigantopithecus era cuadrúpedo mientras que todos los testimonios que hay sobre el Yeti hablan de un ser bípedo y de un aspecto algo diferente. Por el momento la teoría más aceptada sobre el Yeti es que podría tratarse de un especie de oso albino lanudo.

Tiempo después se desarrolló una nueva teoría por diversos antropólogos e investigadores que tuvo más aceptación y que se sigue debatiendo hoy en día. Se trata de la teoría del Bigfoot (Pies grandes) o Sasquatch, según la cual la especie Gigantopithecus blacki no se habría llegado a extinguir y tras cruzar el estrecho de Bering este animal habría conseguido llegar a los bosques de Norteamérica hasta convertirse en el ser mitológico de aspecto simiesco que sigue siendo uno de los grandes misterios de la criptozoología.
Bigfoot

Ante el mismo problema de si Gigantopithecus blacki podía caminar erguido para ser el auténtico Bigfoot, los defensores de esta teoría postulan que este gigantesco simio habría tenido miles de años de adaptación a través de climas templados y montañosos, facilitando su dispersión por Asia y América del Norte la capacidad para caminar en posición vertical. Los avistamientos de Bigfoots suelen producirse en bosques o zonas remotas arboladas huyendo ante la presencia humana, un comportamiento que podría ser debido a su mala experiencia con los pre-humanos en Asia.

En cuanto al hecho de que no hayan aparecido restos de Gigantopithecus blacki en América, estos investigadores señalan que en realidad han aparecido muy pocos restos también en Asia a pesar de ser una especie que ha vivido durante miles de años y que debería haber dejado millones de esqueletos o huesos y no descartan que pueda aparecer algún resto fósil en el futuro.

Tanto el Yeti como el Bigfoot seguirán formando parte del folclore popular y del mito hasta que no aparezca alguna prueba tangible que demuestre su existencia. Asociarlos al Gigantopithecus blacki es por el momento una simple teoría especulativa sobre un animal que se sabe con certeza que existió pero que se considera extinguido. Quizás la ciencia nos depare alguna nueva sorpresa en el futuro sobre este tema tal como sucedió con el celacanto, un pez que se creía extinguido hace millones de años hasta que en 1938 se capturó en Sudáfrica un ejemplar vivo.

Gigantopithecus blacki tamaño

Gigantopithecus blacki y Homo erectus

jueves, 9 de enero de 2014

Li Ching Yuen, el hombre que vivió más de 200 años

La inmortalidad es una de las mayores búsquedas realizadas por la humanidad desde el principio de los tiempos, existiendo casos de gente extremadamente longeva como la francesa Jeanne Calment quien vivió 122 años y es hasta el momento la persona más longeva de la historia que se tiene documentada. Sin embargo, si atendemos al mito de Li Ching Yuen, éste podría haber el sido el ser humano que más cerca ha estado de conseguir la vida eterna (o casi) ya que tras su muerte en 1933, una esquela en el New York Time indicaba que Li Ching Yuen había muerto a la edad de 256 años.

Li Ching YuenEn realidad no hay demasiado documentado sobre la vida de Li Ching Yuen, lo poco que se sabe es gracias a algunos testigos que supuestamente lo habían conocido y al profesor Wu Chung-Chieh de la Universidad de Chengdu, quien decía haber encontrado documentos que demostraban la increíble longevidad de Li. Todas estas historias acabaron creando el mito de la que podría ser la persona más longeva que ha existido.

Se cree que Li Ching Yuen nació en 1677 en la provincia de Sichuan en China y a los 10 años comenzó a dedicarse a la recolección de hierbas por las montañas, aprendió artes marciales y los secretos de una vida longeva sobreviviendo a base de una dieta de hierbas y arroz de vino. En 1749 cuando contaba ya con 71 años de edad, se trasladó a la provincia de Kai Xian para unirse al ejército chino como profesor de artes marciales y asesor militar.

Según relataba el maestro Da Liu, uno de sus discípulos, Li Ching Yuen se encontró cuando ya contaba con 130 años con un anciano ermitaño en las montañas que le enseñó Baguazhang (un arte marcial legendaria china) y técnicas de QiGong para mejorar la alineación de la respiración, el movimiento, la conciencia para el ejercicio, la sanación y meditación. Según el propio Li su longevidad se debería a que ejercitaba estas técnicas todos los días durante más de 120 años.

QiGongEn 1927, Yang Sen, un general amigo suyo muy interesado por la fuerza y vitalidad de Li a pesar de su edad, lo invitó a una reunión en un palacio cerca de su localidad natal. Allí fue donde se tomó la única foto que existe de Li Ching Yuen y en la que tendría supuestamente 250 años.

La historia de Li Ching Yuen empezaba a ser conocida y en 1928 se publicó un artículo en el New York Times donde un corresponsal del periódico afirmaba que había entrevistado a varios ancianos del pueblo de Li. Estos le contaron que sus abuelos ya le habían conocido cuando eran niños y Li ya era por entonces un hombre adulto.
En 1930 el profesor Wu Chung-Chieh, de la Universidad de Chengdu, en un artículo publicado también en el New York Times, afirmaba que había encontrado en los registros Imperiales del Gobierno de China dos felicitaciones del emperador a Li Ching Yuen en 1827 por su 150 cumpleaños y una posterior cuando cumplió 200 años.

BaguazhangTras esta larguísima vida, Li Ching Yuen finalmente regresó a su casa y murió un año después en 1933, por causas naturales según parece, aunque algunos amigos afirmaban que les comentó poco antes de morir "he hecho todo lo que tengo que hacer en este mundo ahora me iré a casa". Siguiendo los relatos, había tenido más de 200 hijos y habría sobrevivido a 23 esposas.

El 6 de mayo de 1933 el New York Times publicaba una esquela en sus páginas dedicada a Li Ching Yuen donde se le atribuía la increíble edad de 256 años, convirtiéndole de ser cierto en la persona más longeva que ha existido en la historia.

Otras fuentes señalan que Li Ching Yuen habría nacido en realidad en 1736 y moriría por tanto con una edad de 197 años. La explicación más lógica que se ha dado es que probablemente se pasó el nombre de padre a hijos y nietos, tomando el mismo rol y confundiéndolos en la misma persona.

Li Ching Yuen quedará como un mito hasta que haya fuentes más fiables o documentos que puedan certificar la veracidad de la historia, en todo caso, Li nos dejó sus respuestas al secreto de una vida larga:

Mente tranquila
Sentarse como una tortuga
Caminar alegremente como una paloma
Y dormir como un perro.
Loading...