sábado, 31 de octubre de 2015

Festival de los fantasmas, el Halloween chino

Conocido popularmente como el Festival de los fantasmas o de las ánimas (Ghost Festival) o el Festival de los fantasmas hambrientos (Hungry Ghost Festival), se trata de una fiesta tradicional budista y taoísta celebrada en los países asiáticos, especialmente en China.

Festival del Fantasma - Halloween en ChinaSu nombre en chino es Zhong Yuan Jie o Yu Lan Jie, y simboliza la apertura de las puertas del cielo y el infierno, permitiendo a los fantasmas y espíritus recibir comida y agua. La versión oriental de la tradicional fiesta de Halloween de origen celta, que se comenzó a popularizar en Estados Unidos a partir de 1921. 

Según el calendario chino, este festival de los fantasmas tiene lugar en la noche del decimoquinto día del séptimo mes, normalmente a mediados de agosto. A diferencia del Festival Qingming (en primavera) y el Chung Yeung Festival (en otoño) en los que los descendientes que viven rinden homenaje a sus antepasados ​​fallecidos, durante el "Día del fantasma", se cree que los fallecidos van a visitar a los vivos.

Para los budistas, particularmente para la rama Mahayana, el séptimo mes lunar es un mes de alegría. Según las escrituras, cuando Buda estaba vivo, sus discípulos meditaban en los bosques de la India durante la temporada de lluvias de verano. Tres meses más tarde, el decimoquinto día del séptimo mes, volvían de los bosques para celebrar la finalización de su meditación y reportar su progreso hacia el Buda.

Festival de los fantasmas hambrientosLos budistas en China afirman que esta festividad se originó con las escrituras canónicas del Budismo, sin embargo muchos de los aspectos ceremoniales tienen su origen en la religión popular china y otras tradiciones locales.

Guarda paralelismos con otras ramas del budismo como el Theravada, cuya festividad más conocida es muy similar, el Camboya Pchum Ben Festival. Durante la dinastía Tang en China, los budistas del antiguo festival Ullambana y el Festival de los fantasmas se mezclaron y comenzaron a celebrarse juntos.

Estos orígenes budistas del festival se remontan a una historia que procede de la India pero que más tarde adquirió connotaciones culturales chinas ya que aparece reflejado en un cuento traducido al chino en el siglo IV. Se trata de un texto muy importante para la rama Mahayana del budismo, una carta conocida como Ullambana Sutra que Gautama Buddha (Buda) envió al monje Maudgalyayana (Mahamaudgalyayana), uno de sus principales discípulos.

Maudgalyayana rescatando a su madreSegún este escrito, Maudgalyayana comenzó a pensar en sus padres, preguntándose qué pasó con ellos. Utilizó su clarividencia para ver donde habían renacido y se encontró a su padre en los reinos celestiales. Sin embargo su madre había renacido en un reino inferior conocido como Avīci o reino de los fantasmas hambrientos. Su madre había tomado la forma de un fantasma hambriento ("Preta"), denominados así porque no podían comer debido a su garganta frágil y delgada, sin embargo siempre tenían hambre. Debido a que su madre había sido avara con el dinero había renacido en ese reino de los fantasmas hambrientos.

Maudgalyāyana alivió el sufrimiento de su madre gracias a las instrucciones que le dio Buda sobre cómo alimentar a los "Pretas". Buda le indicó que debía colocar trozos de comida en un plato limpio, recitando un mantra siete veces para bendecir la comida, chasquear los dedos para llamar a la persona fallecida y finalmente inclinar la comida hacia el suelo limpio.

El sufrimiento del Preta sería aliviado y gracias a ello su madre podría renacer como un perro cuidado por una familia noble. Maudgalyāyana buscó el consejo de Buda para que su madre pudiera renacer en forma humana. Buda estableció que un día después de la retirada del verano (día 14 del séptimo mes del calendario lunar, entre mediados y finales de agosto), Maudgalyāyana debía ofrecer comida y ropa a 500 monjes. Gracias a sus méritos, su madre finalmente se ganó un renacimiento humano.

El Festival del fantasma se celebra en una fecha clave del calendario chino, el séptimo mes lunar. Coincide con la luna llena, la cosecha de otoño, el renacimiento de los antepasados y fechas importantes de las comunidades locales. Durante ese mes las puertas del infierno se abren y los fantasmas son libres de vagar por la tierra donde buscan comida y entretenimiento.

Estos fantasmas se cree que son los antepasados a los que no se les rindió homenaje tras su muerte o los que no se les dio un ritual adecuado de despedida. Su cuello es muy estrecho debido a que no fueron alimentados por su familia o como castigo para no poder tragar.

Los familiares rezan oraciones a sus familiares fallecidos y les ofrecen comida y bebida, también se queman billetes y papel de incienso en su honor. Algunas personas queman casas de papel, automóviles o televisores para complacer a los fantasmas. Otro de los rituales es encender farolillos con forma de loto que se colocan en los ríos y en el mar para guiar de forma simbólica a las almas perdidas de de sus antepasados olvidados a la otra vida.

Actuación Festival de los fantasmasEn algunos países del este de Asia se celebran actuaciones en vivo donde se invita a todo el mundo a asistir. La primera fila de los asientos se queda siempre vacía ya que es el lugar "reservado" a los fantasmas.

Estos espectáculos siempre se hacen de noche con la música a un volumen muy alto ya que se cree que el sonido atrae a los fantasmas y los complace. Durante el día también se hacen procesiones multitudinarias con la gente disfrazada con máscaras tradicionales chinas representando a los fantasmas.

En la parte ritual, los budistas y taoístas siguen celebrando ceremonias para aliviar a los fantasmas de su sufrimiento. Normalmente se realizan durante la tarde o la noche ya que se cree que los espíritus son liberados del infierno cuando se pone el sol. Se construyen altares para los fallecidos donde los monjes y sacerdotes realizan sus rituales en beneficio de los fantasmas. A menudo arrojan arroz u otros alimentos pequeños al aire en todas las direcciones para que sean distribuidos a todos los fantasmas.

Ofrendas Festival de los fantasmasDurante la noche se quema incienso en la puerta de los hogares ya que el incienso es símbolo de prosperidad en la cultura china. También se suele preparar en las casas algún plato de comida (normalmente vegetariano) en honor del fallecido, que se sirve en la mesa, dejando la silla vacía como si el fallecido estuviera vivo.

Durante el festival, las tiendas permanecen cerradas, ya que hay que dejar las calles abiertas para que los fantasmas circulen libremente. En el centro de cada calle se suele colocar un pequeño altar con incienso y fruta fresca.

Catorce días después de la fiesta para asegurarse que todos los fantasmas hambrientos encuentran su camino de vuelta al infierno, se encienden farolillos de agua en la puerta de las casas. Estos farolillos con forma de flor de loto hace la función de una especie de barco de papel que se lleva a los ríos al mar para dirigir a los fantasmas en su camino. Cuando dejan de verse los farolillos encendidos simboliza que los fantasmas han encontrado su camino de regreso.

Farolillos Festival de los fantasmasSegún la tradición, los fantasmas y espíritus salen del infierno para visitar los hogares de los vivos, por lo que los vivos deben tener cuidado y evitar ciertas cosas durante la noche: como no pasear de noche; no nadar; no recoger monedas del suelo; no casarse ni emprender ningún negocio; no pisar ninguna ofrenda; no vestirse de rojo porque los fantasmas son atraídos por el rojo; mantenerse alejado de las paredes; y si alguien ha nacido en el mes del fantasma no celebrar el cumpleaños en esa noche.

El Festival del fantasma es una antigua tradición extendida principalmente en China, pero celebrada con sus pequeñas variaciones en muchos otros países de Asia como Singapur, Malasia, Taiwan, Vietnam o Japón, donde se conoce como "Obon" (Bon). La versión asiática de la Víspera de Todos los Santos de occidente conocida ya popularmente en todo el mundo como la Noche de brujas o Halloween.

Festival de los fantasmas hambrientos China

Ofrenda Festival de los fantasmas hambrientos China

Desfile festival de los fantasmas

Monjes Festival de los fantasmas hambrientos Singapur

Farolillos de agua Festival del fantasma

miércoles, 14 de octubre de 2015

Uhtred el audaz, el auténtico Uhtred de Bebbanburg

El guerrero sajón y pagano Uhtred de Bebbanburg, es el personaje protagonista de la saga de novelas históricas "Sajones, vikingos y normandos" (The Saxon Stories), escritas por Bernard Cornwell y ambientadas en las invasiones vikingas de Gran Bretaña. Debido al éxito de los libros y al interés por el mundo vikingo, las hazañas de Uhtred han sido llevadas también a televisión, a través de la serie "The Last Kingdom" (El último reino).

Uhtred de BebbanburgEste personaje es conocido en la novela también como Uthred Ragnarson (apellido que significa "hijo de Ragnar"). Si bien este Ragnar (padre adoptivo de Uhtred) aparentemente nada tiene que ver con el personaje histórico de Ragnar Lodbrok, estas "historias sajonas" si guardan ciertas similitudes con la exitosa serie "Vikings" en cuanto a relatar hechos históricos se refiere.

Como el mismo autor reconoce en sus novelas, Uhtred de Bebbanburg está basado en parte en el personaje histórico de Uhtred the Bold (Uhtred "el audaz"), señor del castillo de Bamburgh (capital de Bernicia) y de todo el reino de Northumbria a principios del siglo XI. Curiosamente, un personaje histórico real antepasado de Bernard Cornwell, el autor de la saga literaria.

Si bien el artículo se centra en la figura histórica de Uhtred "the bold", y las novelas incluyen muchos elementos de ficción, avisamos en este punto que su lectura puede desvelar parte de la trama de la saga "Sajones, vikingos y normandos" y/o de la serie "The Last Kingdom".

Conocido con varios nombres como "Uchtred", "Uhtred", "Ughtred" o Uchtred "The Bold", está documentado que este histórico "earl" (conde) o "ealdorman" ("elder man") de Northumbria y señor del castillo de Bamburgh (su título oficial era "High-Reeve of Bamburgh"), nació en Bernicia, en el reino de Northumbria, Inglaterra, en el año 971.

Batalla entre sajones y vikingosHijo del antiguo gobernante (ealdorman) de Bamburgh, Waltheof I, apenas se sabe nada de los primeros años de Uhtred (a diferencia de las novelas que narran también estos años de su vida).

Según parece, las Sagas Nórdicas sobre los Jarls (nombre nórdico para "earl") de Northumbria, hacen referencia a Uhtred como un hombre "gigante" cuando solo contaba con 13 años.  Su apodo "the Bold" ("el audaz", "el valiente", "el temerario") se lo ganó a esa edad cuando combatió y dio muerte a varios invasores vikingos en las playas de Northumbria.

Uno de los primeros documentos históricos que se tienen sobre Uhtred es del año 991, cuando se casó con su primera esposa, Ecgfrida, hija de Ealdhun, obispo de Durham. También hay constancia de que Uhtred ayudó a los monjes a despejar la catedral de Durham cuando se llevaron a ella los restos de St Cuthbert (San Cuthbert de Lindisfarne) en esos años. La nueva catedral fue fundada por el obispo Ealdhun y cuando Uhtred se casó con su hija, recibió varias fincas que habían pertenecido a la iglesia. Es de lo poco que hay documentado sobre Uhtred hasta el año 1006, momento en el que se convierte en señor de Northumbria.

Rey Etelredo II el IndecisoEn el año 1006, el Rey Malcolm II de Escocia invadió Northumbria y sitió la recientemente fundada ciudad episcopal de Durham. Aprovechó una época en la que los daneses, por órdenes de su rey, Svend I, estaban atacando asiduamente el sur de Inglaterra. Debido a estas batallas, Etelredo II el Indeciso (Æthelred the Unready), rey de Inglaterra, no pudo enviar ayuda a Northumbria. El ealdorman Waltheof, padre de Uhtred, estaba ya demasiado viejo para luchar y permaneció en el castillo de Bamburgh. En la cercana ciudad de York, Ælfhelm, conde de York y de Northumbria hasta ese momento, tampoco presentó batalla contra los invasores escoceses.

Uhtred tomó el mando que le correspondía a su padre y reunió un ejército de Bernicia y Yorkshire que dirigió contra los escoceses, logrando una victoria tan decisiva como brutal. Se ordenó a las mujeres locales que lavaran las cabezas cortadas de los escoceses, recibiendo el pago de una vaca por cada una de ellas. Las cabezas fueron posteriormente clavadas en estacas en las paredes de Durham. Uhtred fue recompensado por su victoria por el rey Etelredo II, nombrándolo señor (ealdorman) de Bamburgh, a pesar de que su padre aún estaba vivo.

Castillo de BamburghEn ese mismo año, el ealdorman Ælfhelm de York fue asesinado, por lo que Etelredo nombró a Uhtred también señor de York, uniendo así el norte y el sur de Northumbria bajo la casa de Bamburgh. El rey Etelredo II tenía sus motivos, no confiaba en la población de origen escandinavo del sur de Northumbria y quería que fuera un anglosajón quien tuviera el poder.

Nada más recibir sus nuevos títulos lo primero que hizo Uhtred fue "despedir" a su esposa Ecgfrida, para casarse con Sigen Styrsdóttir, hija de Styr Ulfsson, un rico ciudadano de York, con el objetivo de conseguir aliados políticos entre los daneses.

Sige y Uhtred tuvieron dos hijos, Eadwulf y Gospatrick Fitzughtred, ambos habían nacido en realidad años antes del matrimonio y no llegaron a heredar los títulos de Uhtred. Esto le correspondió a Ealdred, hijo de Uhtred y su primera esposa, Ecgfrida, que acabó por convertirse en Ealdred II de Bamburgh, "earl" de Northumbria y Bernicia.

Svend I de DinamarcaEn el año 1013, el rey Svend I de Dinamarca a través del Humber llegó hasta Londres para invadir Inglaterra. Para evitar su entrada a la ciudad, los ciudadanos londinenses volaron el puente mientras Svend lo cruzaba, provocándole numerosas heridas. Sin embargo no consiguieron detener su avance y tras caer la ciudad, el 23 de diciembre de 1013, Svend fue proclamado rey de Inglaterra. Etelredo II se tuvo que exiliar a Normandía.

El reinado de Svend apenas llegó a 6 semanas ya que murió en la ciudad de Gainsbororugh el 2 de febrero de 1014 debido a las heridas sufridas en la explosión del puente. Etelredo regresó del exilio recuperando su reinado y Uhtred junto con otros nobles de Inglaterra le juraron lealtad. Para afianzar esta alianza, Uhtred de Bamburgh se casó con su tercera mujer, Ælfgifu, hija del rey Etelredo II de Inglaterra.

Mapa de Inglaterra en la época de UhtredEntre los años 1015 y 1016, Uhtred hizo un campaña junto a Edmund Ironside (Edmundo II), hijo de Etelredo II y heredero al trono de Inglaterra. Uhtred le ayudó a combatir en Cheshire y otros condados cercanos. Mientras Uhtred se encontraba lejos de su tierra, Canuto II (Cnut o Knut the Great), hijo de Svend I, encabezó un armada vikinga de 200 barcos y más de 10.000 hombres para atacar Inglaterra. En su camino invadió Yorkshire.

Las fuerzas de Cnut eran muy superiores a las de Uhtred, por lo que decidió jurarle obediencia como rey de Inglaterra. Fue convocado a un reunión con Cnut y en el camino, Uhtred "el audaz" y 40 de sus hombres fueron asesinados por Thurbrand "the Hold" con la ayuda de Wighill, un sirviente de Uhtred y con la connivencia de Cnut. Uhtred fue probablemente asesinado debido al gran poder e influencia que tenía sobre los pueblos del norte.

Cnut dividió parte del reino de Northumbria tras la muerte de Uhtred, convirtiendo al noruego Eric de Hlathir en el ealdorman (earl) del sur de Northumbria. A Uhtred lo sucedió en Bernicia su hermano Eadwulf Cudel, muriendo poco después y sucediéndole en el año 1018 Ealdred II de Bamburgh, hijo de Uhtred.

Uhtred el audazEl asesinato de Uhtred por Thurbrand comenzó un feudo de sangre que duró muchos años. Ealdred vengó a su padre matando a Thurbrand, sin embargo posteriormente fue asesinado por Carl, hijo de Thurbrand. La venganza de los descendientes de Uhtred tuvo que esperar hasta el año 1070 cuando Waltheof, nieto de Ealdred, mató a la mayoría de soldados, hijos y nietos de Carl. Una historia de venganzas familiares en Northumbria que era muy común en aquella época.

Uhtred es recordado en las Sagas Nórdicas como un Gran Señor del Norte, leal a los sajones y amigo de los daneses del sur. Un guerrero honorable y astuto en la guerra, que podía ser indulgente o implacable, sin miedo a enfrentarse a sus enemigos. Según estos relatos vikingos, incluso los escoceses del norte temían al "Jarl Uhtred", como era conocido por los escandinavos.

La dinastía de Uhtred "el audaz" siguió regentando el castillo de Bamburgh, como condes (earl) de Bernicia y Northumbria, durante siglos, en muchos casos, mezclando las líneas familiares y los títulos con otros nobles de Inglaterra y Escocia.

Árbol de familia de Uhtred el audaz

Ataque vikingo a Northumbria

viernes, 9 de octubre de 2015

Los cazadores de brujas más famosos de la historia

La brujería era considerada hace siglos como una gran amenaza para la sociedad cristiana europea. Si bien las cazas de brujas se habían producido ya durante la Edad Media e incluso antes con la persecución de supuestos magos o prácticas paganas en la Antigüedad, es a partir de 1450 cuando se produce en Europa la gran caza de brujas que pasaría a la historia.

Cazador de Brujas

Durante casi tres siglos, miles de personas, principalmente mujeres, fueron acusadas de brujería y ejecutadas, en muchos casos, quemadas en la hoguera. Una época en la que la histeria, la ignorancia y el miedo a lo desconocido alimentó estas persecuciones.

De ello se aprovecharon también los denominados "cazadores de brujas", fanáticos que vieron en las persecuciones de brujas de Europa Central una buena oportunidad para ganar dinero o poder (o ambas cosas). Algunos de estos infames cazadores de brujas reales se llegaron a hacer incluso más famosos que las supuestas "brujas" que perseguían.

Matthew Hopkins


De todos los cazadores de brujas que ha habido en la historia, Matthew Hopkins probablemente sea uno de los más prolíficos. A Hopkins y a sus seguidores se les atribuye haber "acreditado" cerca de 200 casos de brujería. Algo que le convirtió en una celebridad en la época, otorgándose él mismo el título de "cazador de brujas".
Matthew Hopkins, cazador de brujas
No se sabe demasiado de la vida de Hopkins antes de dedicarse a la búsqueda de brujas. Parece ser que nació en la década de 1620 en Inglaterra y ejerció como abogado sin demasiado éxito. La caza de brujas le proporcionaba una fuente de ingresos adicional que con el tiempo se acabó convirtiendo en su única dedicación. Es probable que Hopkins en realidad no fuera un fanático, si no que se dedicó a la caza de brujas exclusivamente por dinero.

Las leyes sobre brujería en la Inglaterra del siglo XVII era más suave que en la Europa Continental, sin embargo también se usaba la tortura (ya se había producido algún juicio famoso en la isla como los juicios por brujería de North Berwick en Escocia). Algunas de las técnicas de tortura que usaba Hopkins era la privación del sueño del acusado por brujería y obligarles a caminar toda la noche sin descanso hasta que confesaran. En los casos más difíciles, usaba técnicas más extremas. Una de ellas consistía en atar a la supuesta bruja y sumergirla en el agua. El razonamiento era que al ser brujas habían negado su bautismo y por lo tanto serían repelidas por el agua saliendo a flote, para ser ejecutadas por brujería. Si no eran brujas, se hundirían y se ahogarían e irían al cielo.

De los últimos años de la vida de Hopkins apenas hay documentación aunque se cree que también él llegó a ser acusado de brujería y tuvo que someterse a juicio para ser exculpado.

Sebastian Michaelis


Michaelis era un Gran Inquisidor de la Inquisición francesa a finales del siglo XVI y principios del siglo XVII. Es el autor del libro "La admirable historia de la posesión y conversión de un mujer penitente" de 1612. Entre otras cosas, el libro relata una jerarquía de demonios que se usa de referencia incluso hoy en día. Coloca a Lucifer en la parte superior, seguido de Belcebú, Leviatán y Asmodeo. Supuestamente, Michaelis obtuvo la información de primera mano durante un caso de posesión demoníaca.

Juicio por brujeríaEn 1611, el año en el que se dieron el mayor número de casos de brujería en Francia, en la pequeña ciudad de Aix-en-Provence se empezaron a producir numerosos casos de monjas que decían estar poseídas por demonios. El clero local solicitó la ayuda de Michaelis, que por entonces era ya conocido como un temible inquisidor que había enviado a más de 18 brujas a la hoguera.

Una joven monja llamada Madeleine de Demandolx de la Palud afirmó está poseída por demonios y culpó de ello al sacerdote local, el Padre Gaufridi. Según la joven, el sacerdote había hecho un pacto con el diablo y participó en perversiones sexuales mientras ella estaba poseída. Poco tiempo después, más monjas afirmaron estar también poseídas.

Michaelis ordenó exorcizar a las monjas y acusó a Gaufridi de brujería. A pesar de que no se encontró ninguna prueba que implicara al Padre Gaufridi, se aceptó el testimonio de las monjas supuestamente poseídas (algo sin precedentes hasta esos momentos en Francia) y Gaufridi fue quemado en la hoguera.

Pierre de Lancre


En 1609 en la provincia francesa de Labort (Lapurdi, País Vasco francés), se comenzaron a producir más acusaciones de brujería de las habituales, llegando en ocasiones a la violencia. El motivo fue probablemente los choques culturales entre vascos, franceses y españoles que residían en la zona. El rey Enrique IV de Francia designó al juez de Burdeos como el encargado de resolver la situación. Ese juez era Pierre de Lancre.

Grabado sobre los juicios por brujería de Pierre de LancreTras ser nombrado por el propio rey, Pierre de Lancre obtuvo mucho poder y lo utilizó al máximo sin perder el tiempo. En solo cuatro meses que estuvo en la región de Lapurdi, ejecutó a decenas de personas por brujería, según algunas fuentes hasta cerca de 80.

Y pudieron ser muchas más, ya que según Lancre había miles de brujas activas por la zona que debían ser quemadas en la hoguera. Sin embargo se le comenzó a ver como un sanguinario y fue despedido de su cargo. Llegó a escribir tres libros sobre brujería donde presentaba algunos signos para reconocer a las brujas como bailar "indecentemente" o comer demasiado.

Nicholas Remy


Este magistrado francés del siglo XVI dijo haber estado involucrado en la condena y ejecución de más de 900 brujas. Sin embargo, aunque Remy ganó una reputación como cazador de brujas temible e implacable, no han quedado registros judiciales de un número tan alto y únicamente se le han podido atribuir 128 casos.

Edición alemana del libro Demonolatría de Nicholas RemyNicholas Remy trabajaba como historiador y abogado. Tras la muerte de su hijo, acusó a un mendigo local de haberle lanzado una maldición y dedicó todo su afán a combatir la brujería. Su fervor fue recompensado y rápidamente ascendió en la escala social, convirtiéndose en noble en 1583 y siendo nombrado procurador general para el Ducado de Lorena en 1591.

Es el autor del libro "Demonolatría", publicado en 1595 y que se convirtió en el libro más popular de Europa sobre la caza de brujas. Remy creía realmente que las brujas existían y consideraba que hacía justicia quemándolas. Afirmaba que la brujería se llevaba en la sangre y se transmitía de padres a hijos, por lo que si unos padres eran acusados de brujería, probablemente los hijos también serían brujas. Según su idea, había que eliminar las líneas de sangre por completo en estos casos.

Johann von Schonenberg


Schonenberg fue el arzobispo responsable de los juicios por brujería más grandes de Europa. A finales del siglo XVI, la región que rodea a la ciudad alemana de Trier estaba teniendo problemas cada vez más frecuentes relacionados con la esterilidad. Ante la falta de respuestas, se comenzó a culpar a la brujería.

Panfleto de 1594 sobre los juicios por brujería de TrierEsto llevó a una búsqueda de brujas sin precedentes en la región. Cada ciudad y cada pueblo dentro de la diócesis de Trier se escudriñó en busca de alguna señal de brujería, produciéndose miles de acusaciones. Tanto jueces como sacerdotes o concejales fueron llevados a juicio, a los que no fueron ejecutados se les confiscó sus bienes y se les condenó al exilio junto a sus hijos.

Los juicios durarían más de una década, entre 1581 y 1593. Solo en la ciudad de Trier fueron ejecutadas 368 personas, junto a varias decenas más por toda la región. Todas ellas, a causa de la persecución iniciada por Johann von Schonenberg.

Como arzobispo de Trier, Schonenberg tenía un gran poder. Los que se oponían a él eran detenidos rápidamente, perseguidos y por lo general asesinados. Se cree que en realidad, todas estas persecuciones formaban parte de un plan mayor que pretendía purgar la región de "indeseables", entre los que se incluían las brujas, los judíos y los protestantes. En todo caso, las cacerías de brujas dejaron una gran huella en la región. Cuando terminaron los juicios en 1593 la ciudad de Trier estaba empobrecida, había visto reducida su población notablemente y se había convertido en una sombra de la ciudad que fue anteriormente.


Monumento en Düsseldorf recordando los juicios por brujería celebrados en Europa

Loading...