La mejor web para ver cine clásico Online gratis

Junto a las conocidas opciones de pago que existen actualmente para disfrutar del cine desde casa en streaming, como Netflix, Amazon Prime, HBO o Disney+, en Internet podemos encontrar también interesantes alternativas, con un buen número de páginas para ver películas online gratis y legalmente.

Se trata de páginas que, por lo general, nos ofrecen propuestas diferentes y aunque rara vez encontraremos los últimos estrenos de películas o series, a cambio disponemos de una buena cantidad de material de calidad, como películas y documentales independientes, dibujos animados clásicos, cortometrajes o cine amateur y especialmente mucho cine clásico que ya forma parte del Dominio Público

Entre todas las opciones disponibles hay que destacar la web Cine Libre Online, uno de esos pequeños tesoros de Internet que merece la pena conocer y tener guardados en favoritos. 

Desde que se creó en el año 2013, en Cine Libre Online han ido recopilando todo tipo de películas, documentales y cortometrajes que puedes ver online gratis y legalmente en Internet. No solo material que está actualmente en Dominio Público, sino también el contenido audiovisual que los propios autores comparten gratuitamente en la Red a través de sus canales oficiales. 

Como indican desde su página, no alojan directamente ningún contenido, pero tampoco te tienes que preocupar por links caídos ni de excesiva publicidad o posibles virus, ya que enlazan directamente con las fuentes más fiables donde se aloja ese contenido legalmente, como Wikimedia, Archive.org, Youtube, Vimeo, DailyMotion o las propias páginas oficiales. 

Uno de los puntos fuertes de Cine Libre Online es sin duda las películas clásicas, ya que con el paso del tiempo, muchos clásicos de Hollywood o del cine de otros países han quedado libres de derechos de autor y se pueden ver legalmente gratis en Internet. A través de su web podemos filtrar las películas por décadas o por género, abarcando casi todo tipo de temáticas, desde el cine de aventuras, acción, la intriga o la ciencia ficción, al romance, el terror, el drama o la comedia. También disponen de interesantes apartados específicos dedicados por ejemplo al Cine Negro, el Western, el Cine Mudo, la Serie B o el Cine Soviético

En todo caso, el cine en blanco y negro o las películas antiguas es solo una parte del amplio contenido disponible. En otros apartados de la página encontramos también cortometrajes, colecciones de dibujos animados clásicos y una buena lista de documentales de casi todo tipo de temáticas. Especial mención merece su apartado de "Colecciones" si buscamos listas sobre algo específico. 

En definitiva, una web altamente recomendable de conocer para los amantes del cine. 

Cine Libre Online, la mejor web para ver cine clásico Online gratis

Jakob Nacken, el soldado más alto de la Segunda Guerra Mundial

Jacob Nacken fue un artista de circo alemán que trabajó en Europa y Estados Unidos, destacando ya desde su adolescencia por su gran estatura. Cuando estalló la Segunda Guerra Mundial, Jacob Nacken se convirtió en el soldado más alto de la guerra con sus 2,21 metros de altura, motivo por el que fue conocido como "el soldado alemán gigante". 

Jakob Nacken, el soldado más alto de la Segunda Guerra MundialNacido en Düsseldorf (Alemania) en febrero de 1906, casi toda la familia de Jacob Hudson Nacken era particularmente alta. Sus padres y su hermana medían 1,88 metros, mientras que uno de sus hermanos llegó a alcanzar los dos metros de altura. Sin embargo Jacob los superaría a todos en estatura desde muy joven. 

Cuando ya estaba cerca de alcanzar su altura máxima de 2,21 metros, Jacob Nacken comenzó su carrera en el mundo del espectáculo en un circo ambulante alemán, donde era conocido como "Urano" o "el gigante de Renania". Posteriormente realizó giras por Europa y también en Estados Unidos, siendo anunciado como uno de los grandes espectáculos de la Exposición Mundial de Nueva York de 1939 (New York's World Fair). 

Debido a su gran envergadura, era habitual verle con marcas de heridas en la cabeza debido a que se golpeaba a menudo con la parte superior de las puertas, construidas para personas de una estatura "normal". 

Fue reconocido oficialmente por aquella época como el hombre más alto de Alemania y el hombre más alto del mundo en ese momento. Esta afirmación es en todo caso discutida y habitualmente se le otorgaba una altura mayor (2,38 metros) que la que realmente tenía (2,21 metros). Algunas de las personas más altas de la historia fueron casi contemporáneos de Jacob Nacken y en todo caso, se habían registrado anteriormente hombres que le superaban en altura. 

Al comienzo de la Segunda Guerra Mundial regresó a Alemania y fue inmediatamente reclutado por el ejército, convirtiéndose al instante en el soldado más alto del conflicto. 

El soldado alemán Jacob Nacken junto al cabo Eldon RobertsNo hay mucha información sobre el desempeño del gigante durante la guerra, excepto sobre su captura. Fue destinado en un grupo de 250 soldados para ocupar varios puestos de ametralladoras en la localidad francesa de Calais donde sería capturado en agosto de 1944. 

El cabo canadiense Eldon "Bob" Roberts, al mando de una tropa de siete soldados, fueron quienes capturaron el puesto de Jacob y su grupo. Se dio la casualidad de que el cabo que lo capturó era especialmente bajo de estatura (1,60 metros), lo que contrastaba con la impresionante altura de Jacob Nacken, así que aparte de diversas chanzas, se le puso rápidamente el apodo de "el soldado alemán gigante" o "el soldado nazi gigante". 

Los hombres capturados ese día en Calais por el ejército aliado fueron llevados como prisioneros de guerra a Inglaterra, donde permanecieron detenidos hasta el final del conflicto. 

Tras su liberación, Nacken anunció en agosto de 1949 que quería regresar a Estados Unidos y alejarse de la Alemania de la posguerra. Su hermana vivía en ese momento en Paterson (Nueva Jersey), así que les acomodó un lugar para que Jacob Nacken se pudiera mudar allí junto a su esposa Maria (que como curiosidad medía 1,73 metros). El matrimonio partió desde Génova (Italia) y llegó a Nueva York (Estados Unidos) el 6 de diciembre de 1950. 

Aunque ya era conocido en el país y había realizado varias giras, Jacob tuvo que buscar un trabajo nada más llegar y ese mismo mes de diciembre se convirtió en el Papá Noel más alto del mundo, trabajando como un gigantesco Santa Claus para un centro comercial, donde los niños podían pasar por debajo de sus piernas. 

Posteriormente trabajó en diferentes shows y espectáculos, como el popular "Ripley's Believe It or Not!", además de realizar varias apariciones en televisión. En diciembre de 1955 obtuvo la ciudadanía estadounidense y su última aparición pública la realizaría en 1959 en Broadway (Nueva York), como "el hombre más alto del mundo". 

En los últimos años de su vida, Jacob Nacken regresó a Europa y a su país natal. El soldado más alto de la Segunda Guerra Mundial moriría finalmente en marzo de 1987 a la edad de 81 años. 

Jacob Nacken como Uranus

Jacob Nacken, el Papá Noel más alto del mundo

El gigante soldado alemán Jacob Nacken

Lucy, el Hotel Elefante de Atlantic City

Lucy the Elephant es un peculiar edificio con forma de elefante construido a finales del siglo XIX cerca de la ciudad de Atlantic City, utilizado durante años como reclamo publicitario y promocionado habitualmente como "El Hotel Elefante de Atlantic City". 

Fotografía del original Hotel Elefante LucyCon una altura de seis pisos (cerca de 20 metros) y conocida originalmente como "Elephant Bazaar", esta gigantesca estatua es un ejemplo de la llamada arquitectura novedosa y es la atracción turística de carretera más antigua de Estados Unidos.

El origen de Lucy se remonta a 1881, cuando el inventor James V. Lafferty consiguió registrar una patente en la Oficina de Patentes de Estados Unidos que le otorgaba el derecho exclusivo a usar o vender edificios con formas de animales durante un período de 17 años. Poco después, el 5 de diciembre de 1882, registró también de forma específica la patente para su edificio con forma de elefante

Conseguido el respaldo legal para llevar a cabo su idea, Lafferty financió el diseño y la construcción de su original edificio. El lugar elegido fue South Atlantic City, una localidad conocida actualmente como Margaret City (Nueva Jersey), situada a escasos 5 kilómetros de Atlantic City. 

Contrató a los arquitectos J. Mason Kirby y William Free, quienes se inspiraron para la forma del edificio en el famoso elefante "Jumbo", un elefante de circo muy popular en la época. 

La patente de Lucy the ElephantInicialmente se le dio a la estructura el nombre de "Elefante Bazar" (Elephant Bazaar) y el coste de su construcción ascendió a los 35.000 dólares. El enorme elefante tiene una altura de 19,7 metros, 18,3 metros de largo y 5,5 metros de ancho, con un peso total de 90 toneladas. 

Aunque está lejos en altura de otras impresionantes estatuas que existen en el mundo, el elefante Lucy fue en su momento una de las estatuas más altas de Estados Unidos y aún hoy se mantiene como 12ª estatua más alta del país. 

Para su construcción se necesitaron casi un millón de piezas de madera y más de 4 toneladas de barras de hierro, además de varias decenas de metros cuadrados de planchas de hojalata para la capa exterior. 

Esta peculiar estructura con forma de elefante se encuadra dentro de la denominada "arquitectura novedosa", también conocida como "arquitectura mimética", un tipo de arquitectura en la que a los edificios y otras estructuras se les dan formas inusuales con fines generalmente publicitarios o que sirven a menudo como puntos de referencia.

Lafferty utilizó originalmente su llamativo edificio para atraer a potenciales compradores de tierras y propiedades en la zona, llevándoles al carruaje del elefante (howdah) desde donde podían observar desde la altura las parcelas y el paisaje. 

El inventor llegó a construir otros dos gigantescos edificios con forma de elefante, siendo el más conocido de ellos (aparte de Lucy), la estatua "Elephantine Colossus", construida en Coney Island (Nueva York) en 1885 y que acabaría destruida por un incendio una década después.

En 1887 James V. Lafferty entró en bancarrota y acabó vendiendo el edificio a Anton Gertzen, un adinerado inmigrante alemán que vivía en Filadelfia. Posteriormente, el elefante pasaría a ser propiedad de su hijo John y fue en esta época cuando la estructura pasó a llamarse "Lucy", a pesar de que se trata en realidad de un elefante macho. 

Postal del Hotel Lucy el ElefanteLa idea de este nombre fue al parecer de Sophia, la mujer de John, como una forma de llamar la atención del público hacia el edificio, convertido entonces en una atracción turística por la que el matrimonio cobraba 10 centavos para recorrerla. 

Durante la primera mitad del siglo XX, Lucy se utilizó como restaurante, oficina comercial, cabaña e incluso como taberna, la cual acabaría siendo cerrada durante los años de la Ley Seca de Estados Unidos

En muchas postales y souvenirs de la época, el edificio era promocionado como "El Hotel Elefante" de Margaret City (Atlantic City) y fue de hecho como se popularizó, aunque en realidad el hotel no estaba situado dentro del propio elefante, sino en un edificio cercano.  

A pesar de su popularidad inicial, para la década de los años 60 Lucy se encontraba en un estado de casi abandono, por lo que se programó su demolición. Un grupo de ciudadanos, liderados por Sylvia Carpenter y Josephine Harron, formaron un comité para salvar a Lucy. 

Trasladando a Lucy en 1970Tras negociar con la familia Gertzen, quienes únicamente buscaban hacer negocio vendiendo los terrenos, accedieron a vender el elefante por un precio simbólico de un dólar, mientras que el ayuntamiento se comprometió a poner el terreno para la nueva ubicación de Lucy siempre que fuera el comité quien pagase el coste del traslado y la remodelación de la estructura. 

Se comenzó entonces una colecta local para recaudar fondos y salvar a Lucy, realizando diversos eventos e incluso acudiendo puerta por puerta. Finalmente lo consiguieron, y el 20 de julio de 1970 el Elefante Lucy fue trasladado a un terreno cercano, propiedad del ayuntamiento de la ciudad, donde sería remodelada. 

Tras varios años de reparaciones y mejoras, en 1974 el edificio fue nuevamente abierto al público y en 1976 Lucy fue designado Monumento Histórico Nacional, coincidiendo con el bicentenario de la declaración de independencia de Estados Unidos.   

A partir de entonces su popularidad comenzó a crecer de nuevo, apareciendo el edificio en numerosas películas y series de televisión, incluyendo por supuesto "Boardwalk Empire", ambientada en la Atlantic City de los años 20. 

Su ubicación cercana a la carretera que lleva a Atlantic City convirtieron a este peculiar edificio en una concurrida atracción turística de carretera y es de hecho la más antigua del país. En la actualidad, Lucy the Elephant recibe más de 100.000 visitantes al año y se ha acabado convirtiendo realmente en un hotel, siendo el primer y único Monumento Histórico Nacional de Estados Unidos que permite pernoctaciones. 

Fotografía del original edificio Lucy el Elefante de Atlantic City

Postal original Lucy Elephant Hotel de Atlantic City

La reconstrucción de Lucy the Elephant

Lucy el Elefante reconocido como Monumento Nacional

El Hotel Lucy el Elefante en la actualidad - Margaret City