El elefante más grande del mundo

Clasificados antiguamente como paquidermos, los elefantes son los animales terrestres más grandes que existen en el planeta. Su complexión física y enorme tamaño convierten también a los elefantes en poseedores de otros récords entre los animales que viven en tierra firme (superados en determinados casos por algunas especies marinas), como el cerebro más grande; el período de gestación más largo (nada menos que 22 meses); y el animal terrestre más pesado, con un peso promedio del elefante africano de entre 2,5 y 6 toneladas. 

De hecho, aunque físicamente muy parecidos entre sí, salvo pequeñas diferencias en cuanto a la forma de las orejas, los colmillos o el tamaño, los elefantes se dividen en dos grandes especies en el planeta: el elefante africano (Loxodonta), la especie de elefante más grande todas (algunos estudios apuntan a que podrían existir en realidad dos especies de elefantes africanos); y el elefante asiático (Elephas), una especie algo más pequeña y en la que las hembras no tienen colmillos. 

Si bien no llegan a alcanzar las colosales dimensiones de sus antepasados los mamuts, los gigantescos mamíferos prehistóricos ya extintos cuyos ejemplares más grandes podían superar los 4 metros de alto, 9 metros de largo y las 12 toneladas de peso, algunos elefantes actuales que se han podido documentar o que aún viven en la actualidad, son realmente enormes y mucho más grandes en tamaño que el resto de animales de la especie. Existió además una especie ya extinta de elefante prehistórico gigante que pudo haber sido aún mucho mayor que los mamuts. 

El mayor elefante asiático

Aunque por lo general, los elefantes asiáticos son algo más pequeños en tamaño que los elefantes africanos, siempre hay excepciones, y se conocen un par de ejemplares que rompen todas las estadísticas y rivalizan por el título del elefante asiático más grande que ha existido jamás

El primero de ellos tiene el sencillo nombre de Thechikottukavu Ramachandran, y se le conoce también simplemente como "Raman", o más popularmente como "Ekachatradhipathi", que significa "El único Emperador", tal y como lo llaman sus fans.

El elefante Thechikottukavu Ramachandran de Kerala
Se trata de un gigantesco elefante indio de 3,16 metros de altura y 6 toneladas de peso, que vive en Thechikottukavu devasom, un templo en Kerala (al sur de la India). Raman es el elefante cautivo más grande de la India y el segundo más grande de toda Asia. 

El animal participa además en ocasiones en los festivales Pooram, una celebración hinduista anual, en la que es costumbre que el elefante abra la puerta de entrada sur del templo Vadakkunnathan. Sin embargo, no siempre se permite su presencia ni se muestra al público, ya que este enorme elefante es conocido también por la cantidad de incidentes que ha causado a lo largo de los años. 

A pesar de estar parcialmente ciego, durante su vida, Raman ha matado a 13 personas y nada menos que a otros 3 elefantes en diversos incidentes. El incidente más conocido de todos fue el que sucedió en 2019, en el que Ramachandran huyó en estampida y pisoteó a dos personas hasta la muerte. 

Por solo unos pocos centímetros (aunque Raman podría aún seguir creciendo), el récord del mayor elefante de Asia que se conoce lo sigue manteniendo Guruvayur Keshavan, un elefante que vivió durante décadas también en un templo de Kerala, hasta su fallecimiento en 1976. 

Guruvayur Keshavan alcanzó una altura de 3,20 metros, con un peso estimado también en algo más de 6000 kilos, lo que le convierten en el mayor elefante asiático que se ha documentado. Con un comportamiento muy dócil, el animal se hizo muy popular entre los devotos al templo de Guruvayur, motivo por el que se le otorgó el título de Gajarajan (Rey de los elefantes).    

Según la leyenda, el elefante Keshavan solo doblaba sus patas delanteras para que pudieran trepar hasta él, ante aquellos que sostenían el los iconos sagrados del Thidambu. Al parecer tampoco causó nunca ningún daño corporal a nadie.

En el festival Guruvayur Ekadasi que se celebró en 1976, Keshavan cayó enfermo y murió pocos días después. El aniversario de su muerte todavía se celebra en Guruvayur, con varios elefantes que se colocan alineados ante su estatua mientras el elefante principal del templo la adorna para rendirle tributo.

Como curiosidad, existe un película de 1977 sobre la vida de este imponente elefante, titulada "Guruvayur Kesavan", que se estrenó un año después de su muerte.

Fotografía del elefante Gajarajan Guruvayoor Kesavan


El mayor elefante africano

Al tratarse, por lo general, de una especie de mayor tamaño que sus parientes asiáticos, es normal que los ejemplares de elefantes más grandes del planeta sean por tanto elefantes africanos. 

Fotografía de Satao, el gigantesco elefante africano de sabana
Quizás el más famoso de todos fue Satao, un elefante africano de sabana que está entre los mayores elefantes africanos que se conocen. El animal era muy popular en la reserva de Kenia por su enorme tamaño y sus impresionantes colmillos, tan grandes que llegaban casi a tocar el suelo, motivo por el que se le conocía también como "Tusker" (Colmillo). 

Los gigantescos colmillos de Satao fueron también por desgracia su perdición. A finales de mayo de 2014 unos cazadores furtivos le hirieron de muerte con una flecha envenenada y le cortaron los colmillos para el comercio ilegal de marfil. La muerte de Satao no quedó en todo caso impune, y los cazadores fueron poco después detenidos. 

También se encontraron los impresionantes colmillos de Satao, quizás los mayores colmillos de elefante del mundo que se han podido documentar. Cada uno de ellos tenía una longitud de 2 metros de largo y un peso de aproximadamente 50 kilos. 

Aún mayor en tamaño que Satao, y probablemente el elefante actual más grande del mundo, es un ejemplar de elefante africano de sabana que fue cazado en Angola en 1956. Las dimensiones de este elefante macho batieron todos los récords conocidos, ya que el animal registró una altura de 3,96 metros y un peso de casi 11 toneladas. Quizás el mayor elefante africano de la historia o, al menos, el elefante más grande que se ha registrado y documentado. 

Unos años después de su caza, en 1959, el animal fue donado al Museo Smithsonian de Historia Natural, y se le dio el nombre de "Henry". Tras ser disecado y expuesto al público, Henry es visitado en la actualidad por millones de personas todos los años, y es una de las grandes atracciones del museo. 

El elefante Henry en el museo Smithsonian


El mayor elefante de la historia

Tradicionalmente se han considerado a los mamuts (Mammuthus) y particularmente al mamut lanudo (Mammuthus primigenius) como el género de la familia de los elefantes más grandes que han existido. Sin embargo, existió otro gigantesco elefante prehistórico mucho mayor. 

Se trata del Palaeoloxodon namadicus o elefante asiático de colmillo recto, una especie ya extinta de elefantes que vivió en Asia, principalmente en la India, China y Japón, y se extinguió durante el Pleistoceno tardío (hace aproximadamente 50.000 años). Debido a su colosal tamaño, pudo haber sido incluso el mayor mamífero terrestre de la historia, rivalizando con el gigantesco Paraceratherium.

Gracias a los diferentes restos fósiles que se han encontrado a lo largo de los años de este animal, se estima que el tamaño del Palaeoloxodon namadicus pudo superar fácilmente los 5 metros de altura hasta los hombros, con un peso superior a las 22 toneladas

Un impresionante mamífero prehistórico que es probablemente el elefante más grande de la historia

Tamaño del Palaeoloxodon namadicus, el elefante más grande de la historia

La saga de novelas de intriga de Ilse Beck

Además de una apasionada lectora de thrillers y novelas de intriga y misterio, la escritora Ava Strong es la autora de la serie de novelas de intriga protagonizadas por Ilse Beck, una psicóloga convertida en agente especial del FBI. 

Ava Strong hizo su debut con una serie de thrillers protagonizados por Remi Laurent, aunque sería un tiempo después, con la saga de Ilse Beck, cuando alcanzaría una mayor popularidad. Lanzados originalmente en inglés y convertidos en Bestseller, los libros de Ilse Beck han sido finalmente traducidos a varios idiomas, entre los que se incluye también el español

La protagonista de esta trama de misterio y suspense es Ilse Beck, quien tras sufrir una traumática infancia en la Selva Negra de Alemania se mudó a Estados Unidos, donde se convirtió en una reputada psicóloga especializada en tratar el estrés postraumático que han sufrido las víctimas supervivientes de los asesinos en serie

En el primer libro de la saga, titulado No como nosotros - Un thriller de la agente del FBI Ilse Beck (Not Like Us), Ilse tendrá que tratar a una paciente que ha sido atacada por un asesino en serie cerca de una carretera de montaña. El asesino aún anda suelto y su paciente cree que le está vigilando y podría atacarla de nuevo en cualquier momento. Ilse no solo tendrá que buscar la mejor manera de ayudar a su paciente, sino también enfrentarse al trauma de su propio pasado mientras colabora con un peculiar agente del FBI cuando aparecen más víctimas. 

No como nosotros es un vertiginoso thriller oscuro de intriga, suspense y misterio, disponible actualmente en español, y se puede adquirir (de momento solo en eBook) a través de Amazon: 


Libro No como nosotros - Ilse Beck


La saga de thrillers protagonizados por Ilse Beck continúa con los libros "No como parecía" (Libro 2); "No como ayer" (Libro 3) y "No como esto" (Libro 4) y se pueden encontrar también tanto en Amazon como en otras librerías en línea. 

El cementerio de barcos más grande del mundo

En Mauritania, en el noroeste de África, se encuentra la ciudad de Nouadhibou (Nuadibú), una de las ciudades más importantes del país, fundada a principios del siglo XX por los franceses con el nombre de Port-Étienne.  

A pesar de ser la segunda ciudad más grande de Mauritania, se trata de una ciudad relativamente pequeña, de apenas 100.000 habitantes, pero que ofrece a los turistas diversas atracciones, como varios característicos mercados de productos locales, la posibilidad de ver manadas de focas monje en sus costa, y el que es considerado el cementerio de barcos más grande del mundo

La bahía de Nouadhibou se ha convertido desde hace décadas en el último lugar de descanso de centenares de barcos, buques y embarcaciones de todo tipo. A diferencia de otros enormes cementerios de barcos del planeta, como el de Mallows Bay en Maryland (Estados Unidos), donde quedaron los restos de barcos y naufragios de la Primera Guerra Mundial, en Nouadhibou el número de embarcaciones no ha dejado de crecer a lo largo de los años, sumando ya más de 300 restos y pecios de barcos desperdigados por la orilla y las aguas del océano Atlántico que bañan sus costas. 

El motivo principal por el que esta pequeña ciudad de Mauritania se ha convertido en el mayor cementerio de barcos del planeta es principalmente debido a la corrupción, ya que muchos funcionarios aceptan sobornos de los propietarios de los barcos para poder abandonar sus embarcaciones en la zona, y cobrar así en muchos caso el seguro. En todo caso, también es un lugar único y una de las mayores atracciones turísticas de la zona. 

Nuadibú, el cementerio de barcos más grande del mundo

Nuadibú, el cementerio de barcos más grande del mundo

Nuadibú, el cementerio de barcos más grande del mundo

Nuadibú, el cementerio de barcos más grande del mundo

Nuadibú, el cementerio de barcos más grande del mundo

Nuadibú, el cementerio de barcos más grande del mundo