domingo, 20 de noviembre de 2016

Gigantescos moluscos y artrópodos prehistóricos

La alta concentración de oxígeno existente en la Tierra hace millones de años (cerca del 35% durante el Carbonífero frente al 20% actual) fue uno de los motivos principales por el que los animales de época pasadas evolucionaron hasta llegar a alcanzar grandes tamaños.

Moluscos y Artrópodos prehistóricos gigantesLa riqueza en oxígeno que tuvo el planeta, influyó en el desarrollo de todo tipo de seres vivos. Desde los enormes insectos prehistóricos a animales mucho mayores en tamaño, como los dinosaurios que comenzaron a dominar el planeta durante el triásico. Éstos últimos fueron también muy probablemente los animales más grandes que han existido en la Tierra.

Estas condiciones naturales del planeta incidieron en todo tipo de especies, aunque en realidad no fue el único factor. Durante el período Ordovícico (hace 485 millones de años), había una gran escasez de oxígeno en la atmósfera y los días constaban de 21 horas. Una época en la que apenas había animales en tierra firme, sin embargo en los mares la situación era muy distinta.

Si bien los animales terrestres se desarrollarían posteriormente, las especies cuyo hábitat natural eran los océanos o el agua alcanzaron unas dimensiones colosales desde muy temprano. Durante millones de años de evolución podemos encontrar moluscos y artrópodos prehistóricos gigantescos, en muchos casos, con un tamaño mucho mayor que el de sus descendientes en la actualidad.

Platyceramus Platinus


Con el nombre científico de Platyceramus se trata de un género de moluscos bivalvos que vivió en el mar durante el Cretácico, hace entre 145 y 66 millones de años.

Grupo de Platyceramus Platinus

Una especie de enormes moluscos que habitualmente superaban el metro de longitud. Se han llegado a encontrar fósiles de la especie Platyceramus Platinus de tamaño superior a tres metros, lo que le convierten en el molusco bivalvo más grande que se conoce. Al igual que sus descendientes en la actualidad, los Platyceramus vivían en los fondos marinos donde se alimentaban. Su hábitat se cree que estaba en profundidades marinas cercanas a los 300 metros.

Su concha o caparazón era gigantesca pero muy delgada, sirviendo de refugio para otros animales, normalmente peces pequeños. En algunos fósiles de Platyceramus Platinus hallados, se han descubierto también restos de estos peces fosilizados, lo que indica que quedaron atrapados en su interior y acabaron fosilizados con el paso de millones de años.

Fósil Platyceramus Platinus

Cameroceras


El Cameroceras es un género de cefalópodo ya extinto que vivió durante el Paleozoico, hace aproximadamente 480 millones de años. Uno de los grandes depredadores anteriores a los dinosaurios que habitaron los mares por su gran tamaño, llegando a alcanzar entre 6 y 9 metros de largo. Su nombre "Cameroceras" (Cuerno cámara) hace referencia a la forma de su concha.

Ejemplar Cameroceras gigante

Fue también probablemente el mayor animal del Paleozoico, siendo su hábitat las aguas profundas. Protegido por su dura concha, de su cabeza emergían tentáculos con los que agarraba a sus presas, llevándolas hasta su boca situada en el centro. Como superdepredador de la época, se alimentaba principalmente de otros cefalópodos y de grandes trilobites. Su declive comenzó durante el período Silúrico, y se acabó extinguiendo hace 425 millones de años.

Comparativa tamaño Cameroceras

Arthropleura


Esta especie de milpiés gigante que vivió durante el Carbonífero (hace entre 340 y 280 millones de años) podía llegar a superar los 2 metros de longitud, siendo el invertebrado terrestre más grande que ha existido.

Arthropleura

El Arthropleura era principalmente herbívoro, habitando en bosques y lugares húmedos con mucha vegetación, donde se alimentaba de musgos, vegetación en putrefación y quizás pequeños insectos. Aunque no se ha conservado en ningún fósil la boca de este animal, se cree ésta constaba de unas poderosas mandíbulas.

Como protección, el Arthropleura tenía una fuerte coraza llena de cortantes púas que le servía para protegerse de casi cualquier depredador. Se han conservado huellas fosilizadas (icnitas) de este animal que sugieren que a pesar de su enorme tamaño, se movía muy rápido entre la vegetación. Con el cambio del clima en el planeta y la reducción del oxígeno en la atmósfera, el Arthropleura comenzó a desaparecer, extinguiéndose hace aproximadamente 250 millones de años.

Tamaño Arthropleura

Campanile giganteum


El Campanile giganteum es una especie de caracol marino ya extinto de gran tamaño. Un molusco gasterópodo que vivió durante el período Eoceno (hace entre 55 y 39 millones de años) cuya concha o caparazón podía llegar a medir hasta 60 centímetros o incluso más, ya que algunos paleontólogos afirman haber medido ejemplares de hasta 120 centímetros.

Fósil Campanile giganteum

Aunque su longitud total es aún objeto de discusión debido a que apenas se han hallado fósiles de este espectacular animal, no hay duda entre los científicos de que el Campanile giganteum es el gasterópodo de mayor tamaño que se conoce. La mayoría de los escasos fósiles encontrados hasta ahora se han hallado en Francia, en la conocida como cuenca parisina.

Isotelus


El Isotelus es un género de trilobites que vivió durante el período Ordovícico (hace 480 millones de años), siendo bastante común en el noreste de Estados Unidos y Canadá. La especie Isotelus Rex es el trilobite más grande del mundo jamás encontrado en un fósil completo.

Fósil Isotelus rex

Un ejemplar de Isotelux Rex hallado en Churchill, Manitoba (Canadá), es el fósil de trilobite completo de mayor tamaño que existe. Fue descubierto por Dave Rudkin, Roberto Elias, Graham Young y Edward Dobrzanske en 1999. Mide 72 centímetros de largo, 40 centímetros de ancho y 70 milímetros de altura.

Por su forma aerodinámica, se cree que estos trilobites "araban" a través del sedimento de los fondos marinos en busca de alimento.

Comparativa tamaño Isotelus rex

Pulmonoscorpius


Con el nombre científico de Pulmonoscorpius kirktonensis (escorpión con pulmones), se trata de un gigantesco escorpión que vivió durante el Devónico y el Carbonífero, hace aproximadamente 400 millones de años.

Fósil Pulmonoscorpius

El P. kirktonensis era un escorpión terrestre que podía medir entre 60 centímetros y un metro de longitud. Con un cuerpo similar a los escorpiones actuales, era un gran depredador. Contaba con dos armas letales para la caza, un gran aguijón con el que probablemente inyectaba veneno a sus presas, y unas potentes pinzas.

Se cree que se alimentaba de otros insectos, aunque debido a su gran fuerza, es probable que también cazara animales más grandes, como otros artrópodos, o los tetrápodos que comenzaban a evolucionar por aquella época.

Pulmonoscorpius kirktonensis

Parapuzosia seppenradensis


Parapuzosia seppenradensis es la especie de Ammonite más grande que se conoce. Este animal vivió durante el período del Cretácico superior, hace aproximadamente entre 100 y 65 millones de años, en lugares como Europa, África y Norte América.

Fósil Parapuzosia seppenradensis

Un ejemplar fósil hallado en Alemania en 1895 tiene un tamaño de 1,8 metros de diámetro, a pesar de que su concha está incompleta. Se calculó que si este ejemplar estuviera completo, podría llegar a alcanzar un tamaño cercano a los 3 metros de diámetro. Su peso total se ha estimado en 1.500 kilos, de los cuales casi la mitad, 700 kilos, serían el peso del caparazón.

Los Parapuzosia eran depredadores pelágicos (de mar abierto), alimentándose de organismos oceánicos como peces, cefalópodos y otros amonitas. Tenía una boca grande con un pico muy fuerte, capaz de romper conchas y huesos. Para moverse disponía de una especie de sifón que disparaba agua como un chorro para impulsarse.

Parapuzosia seppenradensis

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Loading...