martes, 14 de junio de 2016

La espectacular Gruta de Jeita en el Líbano

La gruta de Jeita es un sistema de cuevas de piedra caliza situadas en el valle de Nahr al-Kalb, en la localidad de Jeita, al norte de la capital del Líbano, Beirut. Con una longitud de nueve kilómetros, estas dos grutas estuvieron habitadas en tiempos prehistóricos, sin embargo no fueron descubiertas hasta 1836, cuando el reverendo William Thomson halló la cueva inferior.

La Gruta de Jeita en el Líbano - maravilla naturalVarias décadas después, en 1958, un grupo de espeleólogos libaneses descubrieron la galería superior de la gruta, compuesta por una serie de cámaras que pueden alcanzar una altura de 120 metros, conteniendo una de ella un gran tesoro natural, la estalactita más grande del mundo que se conoce hasta ahora.

Por su belleza y espectacularidad, la gruta de Jeita se ha convertido en un símbolo nacional de Líbano y uno de los mayores destinos turísticos del país. En 2011 su popularidad aumentó considerablemente cuando fue considerada como una de las candidatas a las Siete maravillas naturales del mundo (quedando entre las finalistas).

La entrada de la cueva o gruta de Jeita está situada a 100 metros sobre el nivel del mar. Muy cerca de ella, en una cueva más pequeña al lado del río Nahr al-Kalb, se encontraron vestigios antiguos de fundición, lo que sugiere que esta caverna fue utilizada en la antigüedad para producir espadas.

El descubrimiento moderno de la gruta se le atribuye al misionero americano, Reverendo William Thomson, quien en 1836 se adentró 50 metros en la cueva y descubrió un río subterráneo. Thomson bajó hasta alcanzar el río, y disparó su arma, los ecos resultantes le convencieron de que había encontrado una gruta de gran tamaño. Sin embargo no fue hasta décadas después cuando se comenzó su exploración.

Cueva Inferior Gruta de JeitaEn 1873, los ingenieros de la Compañía de Aguas de Beirut, W. J. Maxwell y H. G. Huxley, junto con el reverendo Daniel Bliss, exploraron por primera vez las cavernas en dos expediciones llevadas a cabo en 1873 y 1874. Penetraron 1.060 metros en la gruta, la cual es además la principal fuente de las aguas del río Nahr al-Kalb, que abastece de agua potable a más de un millón de personas en la ciudad de Beirut. Su incursión en las cuevas llegó hasta una zona que no pudieron atravesar, un lugar de torrentes de agua conocidos como "rápidos del infierno", que rompen en rocas muy afiliadas.

A la entrada de la gruta de Jeita, el Dr. Bliss, el Sr. Maxwell y otros ingenieros, grabaron sus nombres y el año en un gran pilar de piedra caliza de 625 metros de altura, denominada "Columna de Maxwell". Ya dentro de la gruta, en la zona conocida como "Panteón", escribieron sus nombres en un papel y lo sellaron dentro de una botella que colocaron encima de una estalagmita. El agua con depósitos minerales, principalmente calcita, ha cubierto la botella con una delgada película blanca que la ha fijado de forma permanente a la piedra.

Durante las siguientes décadas, se realizaron más expediciones, por ingleses, americanos y franceses, llegando hasta una profundidad de la cueva de 1.750 metros. A partir de 1940, diversas expediciones llevadas a cabo por el club de espeleología del Líbano, se pudieron adentrar aún más en las grutas de Jeita, revelando un gran sistema subterráneo con una longitud total de 9 kilómetros.

Interior Gruta de JeitaCuando en 1958 la caverna inferior fue abierta al público, la exploración de la gruta todavía seguía su curso, y fue cuando se descubrió otra gruta, una rama sin río subterráneo situada por encima de la anterior y conocida más tarde como la galería superior.

Durante los siguientes años, se exploró esta nueva galería, se construyó un tunel de acceso y una serie de pasarelas para los turistas sin alterar el paisaje natural. La gruta de Jeita fueron cerradas en 1978 debido a la guerra civil en el Líbano y usadas para almacenar munición. Las cuevas finalmente reabrieron en 1995, convirtiéndose en una de las mayores atracciones naturales del país.

Además de su gran belleza y su importancia como maravilla natural, la gruta de Jeita cuenta con cuatro puntos arqueológicos destacables: Jeita I (conocido como Nahr-el-Kelb), una cueva seca de 56 metros de profundidad donde se han encontrado objetos del paleolítico superior y del neolítico; Jeita II (Dahr el-Mghara), donde se han hallado herramientas de sílex y hueso que se atribuyen a la cultura Auriñaciense (hace 40.000 años); Jeita III (las cavernas), con herramientas de piedra y puntas de flecha correspondientes al Natufiense (Mesolítico, hace aproximadamente 10.000 años); Jeita IV (Mugharet-el-Mal), un refugio de roca en el acantilado que rodea las grutas y que contenía objetos del Paleolítico pero fue saqueado.

Exterior Gruta de JeitaLas grutas, se formaron por la erosión del río Nahr al-Kalb y un proceso denominado karstificación o erosión kárstica. Durante millones de años, estas cuevas cársticas se han formado debido a la disolución de la caliza.

Las rocas volcánicas del Jurásico Superior, impermeables, y los estratos del Cretácico Inferior, formaron una barrera hidrogeológica que forzó la salida del río subterráneo de Jeita a la superficie. Esta barrera es probablemente la responsable de las grandes cámaras de la parte más occidental de la cuevas, con alturas superiores a los 60 metros. El curso del río interior se desarrolla por una pendiente suave, poco inclinada, aunque con varias cascadas y rápidos.

La cueva superior de Jeita tiene una longitud total de 2.130 metros, aunque sólo 750 metros son accesibles para los visitantes a través de una pasarela, el resto de la gruta está restringida para prevenir el posible daño ecológico. Esta cueva superior contiene una gran variedad de formaciones cristalizadas como estalactitas, estalagmitas, columnas, setas, estanques o cortinas.

La parte accesible para los visitantes de la gruta superior de Jeita está compuesta por tres enormes cámaras. La primera es la cámara blanca, que tiene las formaciones más espectaculares de la cueva y en la que se encuentra la estalactita más grande del mundo, con una longitud de 8,2 metros. La segunda sala, la cámara roja, debe el color de sus formaciones al óxido de hierro (herrumbre) y tiene un tamaño de 106 metros de alto y casi 50 de ancho. La tercera cámara es la más grande de todas, alcanzando una altura de 120 metros.

Cruzando en bote el interior de la cueva de JeitaLa galería inferior tiene una longitud total de 6.200 metros y está situada 60 metros por debajo de la galería superior. Está atravesada por un río subterráneo de aguas tranquilas y un lago (denominado "El lago oscuro"). El río se divide en varias cataratas pequeños y rápidos, nutriendo las aguas del río Nahr al-Kalb.

En la cueva inferior, la llamada "Caverna de Thompson", es una sala enorme con espeleotemas (formaciones) impresionantes, como la denominada estalagmita Obelisco del águila. Otras salas de la galería inferior incluyen el Panteón, el "Gran Caos" y Shangri-la. Los visitantes son transportados por esta galería inferior en barcos eléctricos, recorriendo una distancia de 500 metros.

El nombre de la cueva cambió varias veces desde su descubrimiento. Inicialmente se la denominó las grutas de Nahr al-Kalb, fue posteriormente conocido como Djaita, Jehita, y finalmente Jeita. Hoy en día, la gruta de Jeita no solo es una importante atracción turística que alberga casi 300.000 visitas al año, además, contribuye decisivamente en el desarrollo de la región, siendo una importante fuente de ingresos y de empleo para esta zona del Líbano.

La espectacular Gruta de Jeita se puede visitar casi todos los días del año excepto los lunes (Jeita Grotto). Por Internet podemos encontrar también interesantes visitas detalladas de las cuevas, que si bien no son lo mismo que la visita física del lugar, nos sirven para hacernos una idea de la gran belleza de esta auténtica maravilla de la naturaleza. (Jeita grotto, the lower cave)

Gruta de Jeita - Líbano

Gruta de Jeita - Maravilla natural del mundo

Cueva inferior - Gruta de Jeita

Cueva superior - Gruta de Jeita

Estalatictas Gruta de Jeita

La espectacular Gruta de Jeita en el Líbano

miércoles, 8 de junio de 2016

Bruto de Troya, el fundador de Britania

Brutus o Brute of Troy (Bruto de Troya), es un conocido personaje de las leyendas británicas medievales, considerado como el fundador y primer rey de Britania (nombre dado por los romanos a parte de la isla de Gran Bretaña).

Bruto de Troya, primer rey de BritaniaSupuestamente descendiente del héroe troyano Aeneas, el mito de Bruto de Troya aparece reflejado en dos compilaciones de la Edad Media: el Historia Brittonum y en el Historia Regum Britanniae. Estas dos antiguas crónicas, son de los pocos documentos originales que se conservan sobre los primeros siglos de la historia de Gran Bretaña y hasta la denominada "Edad Oscura", la Britania posromana. Sin embargo, el nombre de Bruto de Troya no aparece reflejado en ningún otro texto clásico, por lo que es considerado un personaje de leyenda y no una figura histórica.

El Historia Brittonum (Historia de los bretones) es un documento del siglo IX atribuido al monje galés Nennius (Nennio), y que se cree fue escrito entre los años 828 y 830. En los textos se relata la supuesta historia del origen de Gran Bretaña, desde su fundación por un asentamiento de troyanos expatriados hace 2.000 años, hasta varios siglos después, llegando hasta los siglos V y VI, donde aparecen los últimos reyes legendarios de Britania, entre ellos el Rey Arturo (Arthur Pendragon). El documento es de Dominio Público y se puede consultar online: Historia Brittonum (en inglés)

Según este libro, el nombre de la isla de Gran Bretaña deriva de Brutus, un cónsul romano. Aludiendo a fuentes romanas como el historiador Tito Livio o el poeta Virgilio, la historia se inicia con Eneas (Aeneas), un héroe troyano de la mitología griega y romana, hijo de Venus (Afrodita) y antepasado de Rómulo y Remo, los fundadores de Roma.

Héroe troyano EneasUno de los hijos de Eneas, Ascanius (Ascanio), se casó y tuvo un hijo, muriendo la madre en el parto. El niño, llamado Brutus (Bruto), mató accidentalmente a su padre con un flecha, por lo que fue expulsado de Italia. Tras vagar entre las islas del Mar Tirreno y la Galia, donde fundó la ciudad de Tours, Brutus llegó finalmente a Gran Bretaña. Llenó la isla con sus descendientes y la llamó en homenaje a su propio nombre, Britania (Britannia en latín).

Este reinado de Brutus de Troya, primer rey de Gran Bretaña, duró 24 años, desarrollándose en el siglo XII a.C., y según señala Nennio, se correspondería en el tiempo con Eli, el sumo sacerdote y juez de Israel mencionado en la Biblia, o la época en la que el Arca de la Alianza fue tomada por los filisteos.

Historia Brittonum - Brutus de TroyaEn el propio Historia Brittonum, se señalan otras variantes de la historia sobre el origen de Brutus. En una de ellas, Brutus sería nieto de Ascanius y su árbol genealógico llegaría hasta Cam, hijo de Noé. En otro capítulo, Brutus sería descendiente de Numa Pompilio, segundo rey de Roma y sucesor de Rómulo. Una última versión sugiere que Brutus era un cónsul romano que conquistó España, la convirtió en una provincia romana y posteriormente viajó a la Isla de Gran Bretaña donde sometió a sus habitantes, convirtiéndose a partir de entonces en britanos.

Claramente influenciado por el Historia Brittonum, en el siglo XII (cerca del año 1136), el historiador Godofredo de Monmouth (Geoffrey of Monmouth) escribía su crónica Historia Regum Britanniae (Historia de los reyes de Britania). Se trata de uno de los documentos más importantes que se conservan que narra la historia temprana de Gran Bretaña, popularizado mundialmente por contener la historia del Rey Arturo como un personaje histórico, un líder britano que luchó contra las invasiones anglosajonas a finales del siglo V y principios del siglo VI. El documento es también de Dominio Público: Historia Regum Britanniae

La historia que se narra en el Historia Regum Britanniae es similar a la del Historia Brittonum aunque en mayor detalle. Según Godofredo de Monmouth, Bruto es nieto de Ascanio, quien a su vez es hijo de Silvius (hijo de Eneas). En esta versión Brutus también mata a su padre y es desterrado.

Viaje de Brutus de Troya a la isla de Gran BretañaViaja a Grecia donde encuentra a un grupo de troyanos que han sido convertidos en esclavos, se convierte en su líder y lucha en una serie de batallas contra el rey griego Pandrasus (Pandrasos). Consigue vencerle y capturarle como rehén, obligándole a liberar a los troyanos. Además, a Brutus se le ofrece en matrimonio la hija del rey, Ignoge, se le facilitan también barcos y provisiones para el viaje.

Los troyanos acaban llegando a una isla desierta, donde descubren un templo abandonado a Diana (diosa de la caza y protectora de la naturaleza). Tras realizar un ritual en honor de la diosa, Bruto se queda dormido delante de la estatua de Diana y allí se le aparece una visión de la tierra en la que está destinado a instalarse, una isla en el océano occidental habitada únicamente por unos pocos gigantes.

Tras varias aventuras en el norte de África y un encuentro con las sirenas, Bruto descubre otro grupo de troyanos exiliados que viven en las islas del Mar Tirreno, liderados por el legendario guerrero Corineus (fundador de Cornualles según el mito). En la Galia, Corineus provoca una guerra con Goffarius Pictus, rey de Aquitania, tras cazar en los bosques propiedad del rey sin permiso. Turonus, sobrino de Brutus, muere en la lucha y en el lugar en el que es enterrado se funda la ciudad de Tours.

Los troyanos ganan la mayoría de las batallas pero son conscientes de que los galos les superan en número, por lo que deciden volver a sus barcos y emprender el viaje a Gran Bretaña, conocida como Albion en aquella época. Desembarcan en la denominada "Litus Totonesium", en la costa del mar de Totnes, donde se encuentran con los gigantes de Albion que habitan la isla y los derrotan.

Brutus cambia el nombre de la isla por el de Britania y se convierte en su primer rey. Corineus pasa a ser el gobernante y fundador de Cornualles (Cornwall). Durante un festival de celebración, son atacados por los gigantes que han sobrevivido, los matan a todos excepto a su líder, Goemagot, el mayor gigante de todos, que lucha en combate contra Corineus, siendo derrotado y arrojado por un acantilado.

Mapa de las islas británicas en tiempos de los romanosPosteriormente, Bruto funda una ciudad a orillas del río Támesis a la que llama Troia Nova (Nueva Troya). Con el tiempo el nombre irá evolucionando a Trinovantum y posteriormente Londres. Es también considerado según el mito, el fundador de Londres.

Crea las leyes para su pueblo y Brutus I gobierna como el primer rey de Britania durante 24 años. Tras su muerte, Bruto de Troya es enterrado en Trinovantum y la isla de Gran Bretaña se dividió entre sus tres hijos: Locrinus (Inglaterra), Albanactus (Escocia) y Kamber (Gales).

El Historia Brittonum y el Historia Regum Britanniae, son dos auténticos documentos medievales cuya importancia es fundamental, por ser de los pocos manuscritos antiguos que se han conservado, que reflejan este desconocido período de la historia de Gran Bretaña. En ellos se contiene una extensa genealogía de todos los reyes britanos, desde el fundador de Britania en el siglo XII a.C., Bruto de Troya, a Cadwalader (siglo VII), el último rey que aparece en los textos.

Historia Regum Britanniae de Godofredo de MonmouthDurante siglos, la veracidad de estos documentos no se puso en duda, sin embargo la inclusión de varios elementos de la mitología anglosajona y la falta de otras fuentes fiables, ha hecho que no se puedan considerar textos históricos. En todo caso, algunos historiadores opinan que al igual que sucede con parte de los mitos artúricos, basados probablemente en un personaje histórico real, tanto Brutus de Troya, como la larga y detallada lista de reyes legendarios de Britania, puedan tener también su parte de realidad tras el mito, estando basados en los verdaderos reyes que gobernaron la isla hace siglos.

Un período de tiempo de varios siglos escasamente documentado y del que se tiene un gran desconocimiento. A falta de otros documentos que puedan corroborar cuál es la versión correcta o cuál es la auténtica historia, los orígenes de Gran Bretaña seguirán formando de momento parte de la leyenda, con Brutus I como el primer rey de Britania.

Brutus de Troya, fundador y primer rey de Britania

Loading...