jueves, 14 de junio de 2018

Codex Gigas, la Biblia del Diablo

El Codex Gigas es el manuscrito iluminado medieval más grande que existe, con un tamaño de 92 centímetros y cerca de 75 kilos de peso. Su nombre en latín significa literalmente "libro grande", y es conocido habitualmente como la Biblia del Diablo o Códice de Satanás debido a un inusual retrato del diablo a página completa que contiene, y por la misteriosa leyenda que rodea su creación.

Codex Gigas, la Biblia del DiabloLas biblias iluminadas de gran tamaño y los manuscritos ilustrados (donde el texto es complementado elementos decorativos), son una característica típica de los libros monásticos del arte románico. A pesar de ello el Codex Gigas es excepcional por su enorme tamaño de página.

La encuadernación del Códice Gigas está realizada con tablas de madera cubiertas de cuero, con adornos de metal ornamentados. El tamaño total de esta compilación de textos antiguos es de 92 centímetros de largo, 50 cm de ancho y 22 cm de espesor, siendo por ello el manuscrito medieval más grande del mundo. Tiene un peso 75 kilos y el Códex se compone de 310 hojas de pergamino.

El Codex Gigas original contenía en realidad 320 hojas de pergamino, aunque varias fueron eliminadas en algún momento de la historia. No se sabe con exactitud lo que contenían, aunque los historiadores creen que probablemente se trataban de las reglas monásticas de los benedictinos. En el folclore popular sin embargo, se creó la leyenda de que estas hojas perdidas fueron eliminadas porque contenían un texto apocalíptico conocido como "La Oración del Diablo".

Página del Codex GigasAdemás de dos alfabetos hebreos en la primera página del libro, toda la obra está escrita en latín. En sus páginas, aproximadamente la mitad del Codex Gigas consiste en la Biblia latina completa en la versión de la Vulgata, a excepción de los libros de los Hechos de los Apóstoles y el Apocalipsis, que son de una versión anterior a la Vulgata.

También incluye otros textos antiguos, como el texto completo de la Chronica Boemorum (Crónica checa) escrita por Cosmas de Praga, dos textos del historiador judío Flavio Josefo ("Antigüedades judías" y "La guerra de los judíos"), las Etimologías del arzobispo San Isidoro de Sevilla, o varios tratados sobre medicina del médico Constantino el Africano.

El manuscrito incluye iluminaciones en rojo, azul, amarillo, verde y dorado. Las letras mayúsculas al comienzo de los libros de la Biblia y la crónica están detalladamente realizados en varios colores, ocupando a veces la mayor parte de la página.

Dibujo del Diablo en el Codex GigasEn la hoja 290 se encuentra una imagen del diablo, de unos 50 centímetros de altura. Justo enfrente del diablo está la página completa del reino de los cielos, yuxtaponiendo imágenes del Bien y el Mal. La figura está dibujada desnuda a excepción de un taparrabos blanco cubierto por pequeñas rayas rojas se han interpretado como colas de pieles, el atributo distintivo de un soberano, en este caso el del Príncipe de la Oscuridad. No tiene cola, y su cuerpo, brazos y piernas son de proporciones humanas normales, pero sus manos y pies tienen solo cuatro dedos cada uno, terminando en grandes garras, y unos enormes cuernos rojos.

La longitud, el tamaño y los detalles del Códex Gigas son de una magnitud tan extraordinaria que la leyenda sobre su origen cuenta la historia de que fue escrito en una sola noche con la ayuda del diablo.

Según la leyenda, el Codex Gigas fue escrito durante el siglo XIII por el monje benedictino German el Recluso en el monasterio benedictino de Podlažice, cerca de la localidad de Chrudim en la República Checa. Se sabe que el monasterio fue destruido en algún momento del siglo XV durante la revolución de los husitas, y los últimos registros que hay escritos en el Códice datan del año 1229.

El libro fue a parar posteriormente al monasterio cisterciense de Sedlec (República Checa) y luego fue comprado por el monasterio benedictino de Břevnov. Desde 1477 hasta 1593, se mantuvo en la biblioteca de un monasterio en Broumov hasta que fue llevado a Praga en 1594 para formar parte de las colecciones del emperador Rodolfo II de Habsburgo.

Fotografía antigua del Codex GigasAl final de la Guerra de los Treinta Años en 1648, toda la colección fue tomada como botín de guerra por el ejército sueco, llevándose el Codex Gigas a la Biblioteca Real de Suecia en Estocolmo. El viernes 7 de mayo de 1697, estalló un fuego en el castillo real de Estocolmo, sufriendo la Biblioteca Real grandes daños. El Códice fue rescatado de las llamas gracias a que fue arrojado por una ventana, que sin embargo dañó la encuadernación y destruyó algunas páginas.

Tras 359 años en la Biblioteca Nacional de Estocolmo, el Codex Gigas regresó a Praga en el año 2007 en una préstamo de Suecia a la República Checa, aunque únicamente estuvo un año exhibido en la Biblioteca Nacional Checa antes de regresar a Suecia.

La leyenda del Códice del Diablo se originó en la Edad Media en Bohemia. El escriba autor del Codex Gigas era un monje que rompió sus votos monásticos y fue sentenciado a quedar amurallado vivo. Para evitar esta dura pena, prometió crear en una sola noche un libro para glorificar el monasterio en el que incluiría todo el conocimiento humano. Cerca de la medianoche, se dio cuenta de que no podía completar esta tarea solo, por lo que hizo una oración especial, no dirigida a Dios sino al ángel caído Lucifer, pidiéndole que lo ayudara a terminar el libro a cambio de su alma. El diablo completó el manuscrito y el monje agregó la imagen del diablo en agradecimiento por su ayuda.

Exposición del Codex GigasTras su publicación, creció el mito de que cualquiera que poseyera el Codex Gigas sería azotado por algún desastre. La profecía pareció cumplirse durante un tiempo, ya que los monasterios por los que pasó durante siglos acabaron en bancarrota o golpeados por la peste bubónica. De esta forma, el Codex Gigas pasó a ser conocido según el mito popular como el Códice del Diablo, la Biblia del Diablo o el Códice de Satanás.

En las diversas pruebas que se han realizado al libro, se ha estimado que reproducir solo la caligrafía, sin las ilustraciones ni los adornos, habría llevado más de cinco años de escritura ininterrumpida a un solo escriba. Los historiadores que han investigado el manuscrito creen que fue escrito por un solo escriba y dan cierta veracidad a la posibilidad de que fuera obra del monje Hermann Inclusus (German el Recluso).

En la página web oficial de la Biblioteca Nacional de Suecia se puede ver en detalle el manuscrito original digitalizado: Codex Gigas

El Codex Gigas abierto

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Loading...