miércoles, 25 de febrero de 2015

Criaturas fascinantes de las profundidades marinas

Que conocemos mejor la superficie de Marte y de la Luna que los fondos marinos no es únicamente una conocida frase atribuida a varios investigadores oceánicos, refleja lo poco que sabemos en realidad sobre algunas zonas de nuestro propio planeta. Desde que a mediados del siglo XIX comenzaran a explorarse las profundidades de los océanos, las extrañas especies de peces abisales halladas o algunos sonidos captados de origen desconocido son buenos ejemplos de nuestro escaso conocimiento del océano profundo.


Este desconocimiento de los fondos marinos abre un abanico inmenso de posibilidades sobre las especies o incluso formas de vida que podemos encontrar en el futuro. El avance de la ciencia y la tecnología ha acelerado el proceso en los últimos años y empezamos a conocer algunos seres vivos tan fascinantes como sorprendentes que habitan en las profundidades abisales.

Tiburón anguila


Con el nombre científico de Chlamydoselachus anguineus, el tiburón anguila es un extraño pez considerado un auténtico fósil viviente por mantener unas características propias de sus antepasados, especies extintas hace millones de años. Con un color marrón y un cuerpo que recuerda al de una anguila, su tamaño puede llegar a alcanzar los 4 metros y habita normalmente en profundidades de más de 1.500 metros en los Océanos Atlántico y Pacífico. Misteriosamente en las aguas de la bahía de Japón se puede encontrar a una profundidad mucho menor, por debajo de los 200 metros. En el año 2007 fue capturado un ejemplar de tiburón anguila de 1,6 metros en estas aguas japonesas y llevado a un parque marino aunque murió al poco tiempo. (Rare, Prehistoric Frilled Shark in Japan)

Tiburón anguila

Posee unas mandíbulas grandes capaces de tragar presas de un tamaño considerable, entre ellas otros tiburones. Su forma de caza es también peculiar, se dobla sobre si mismo y se lanza rápidamente sobre su presa a gran velocidad. El tiburón anguila tiene además su parte mitológica, se cree que un posible pariente gigante de este animal podría estar detrás de algunos de los mitos, leyendas e informes en algunos casos, de dragones marinos. (Animales mitológicos, la realidad tras el mito)

Tiburón anguila

Gusanos de tubo gigante


Esta extraña criatura (Riftia pachyptila) vive en grandes grupos en las profundidades del Océano Pacífico, en zonas que están entre los 2.000 y los 4.000 metros bajo la superficie, fondos abisales con una presión extrema y una total ausencia de luz solar. Los gusanos de tubo gigante pueden alcanzar los 2,7 metros de altura y llegar a vivir hasta 250 años. Se asientan en zonas volcánicas del océano, cerca de las grandes fumarolas negras de las que extraen el sulfuro que necesitan y con el que se alimentan gracias a una curiosa simbiosis con las bacterias que viven en el interior del gusano. (Video Riftia pachyptila)

Gusanos de tubo gigante

Su descubrimiento en 1977 fue una auténtica revolución para la ciencia no solo porque por primera vez se había demostrado la simbiosis entre un invertebrado y las bacterias marinas, además es un animal que puede soportar condiciones realmente extremas, alimentándose de compuestos químicos que resultarían mortales para el resto de seres vivos y que no depende de la luz solar para su supervivencia.

Gusanos de tubo gigante

Calamar de cristal


El Teuthowenia Pellucida o calamar de cristal es un pequeño calamar de los fondos abisales que mide cerca de veinte centímetros con algunas partes brillantes (bioluminiscentes) de su cuerpo como los ojos. Debido a su pequeño tamaño, es presa de otros peces de alta mar como tiburones o ballenas.

Calamar de cristal

Para evitar ser cazado llena su cuerpo con agua, se hincha y se hace una esfera, de color casi transparente. Si de esta forma no logra pasar desapercibido y se siente amenazado por un depredador, llena su cuerpo con la tinta que fabrica y así se mimetiza con el fondo abisal donde habita, entre los 1.600 y 2.500 metros de profundidad, una zona totalmente oscura donde no llega luz.

Calamar de cristal

Una especie parecida y no menos espectacular es el Vitreledonella richardi conocido como pulpo de cristal. Puede llegar a alcanzar los 45 centímetros y su hábitat son las aguas tropicales, es un animal que se ha visto en muy pocas ocasiones. (Cephalopod video: Vitreledonella richardi)

Vitreledonella richardi

Arañas de mar


Estos animales marinos (Pycnogonida) tienen un aspecto y morfología similar a las arañas terrestres, sin embargo todas las investigaciones apuntan a que no están emparentados con los arácnidos (o lo están de forma muy lejana). Tienen ocho patas y habitan en los fondos marinos donde se mimetizan con el entorno para camuflarse y cazar, lo que hace realmente difícil localizarlas.

Arañas de mar

Su tamaño varía bastante, en las zonas costeras de poca profundidad las arañas de mar son pequeñas, en torno a los 2,5 centímetros, sin embargo también se pueden encontrar en profundidades abisales de más de 6.000 metros donde su tamaño es mucho mayor, llegando incluso al medio metro de longitud. (Striding Sea Spider)

Arañas de mar

Tiburón duende


Mitsukurina owstoni es el nombre científico de este extraño pez descubierto por primera vez en Japón en 1898 al ser capturado por un pescador, debido a su aspecto lo llamó tiburón duende, el nombre con el que es popularmente conocido. Una especie de tiburón prehistórico que ha sobrevivido hasta nuestros días.

Tiburón duende

Se puede encontrar en las aguas profundas de casi todos los océanos del planeta, alrededor de los 1.400 metros de profundidad. Su tamaño habitual es entre dos y tres metros de longitud aunque pueden llegar hasta los 6 metros y alcanzar los 700 kilos de peso. Su mayor característica sin duda es su largo y extraño hocico alargado con unas mandíbulas en su interior que propulsa hacia fuera para cazar a otros peces y crustáceos. (Prehistoric shark found alive off the coast of Japan)

Tiburón duende

Marrus orthocanna


Este animal pertenece a la especie de los sifonóforos, forma colonias flotantes de pólipos y medusas que habitan en aguas frías y profundas, principalmente en el Océano Ártico. Marrus orthocanna son una gran colonia compuesta por medusas en torno a una especie de largo tallo, se contraen de forma coordinada para expulsar agua y moverse, nadando en todas direcciones. El resto de esta estructura viviente son pólipos, especializados en la búsqueda de alimentos extendiendo sus tentáculos para cazar las presas.

Marrus orthocanna

Su hábitat son las aguas frías, al norte del Océano Pacífico, el Océano Atlántico y sobretodo el Océano Ártico. Habitualmente se encuentran en profundidades de hasta 600 metros aunque se han observado ejemplares de Marrus orthocanna de hasta 2.000 metros bajo la superficie donde la temperatura del agua no supera los 4ºC.

Marrus orthocanna

Squidworm


El Teuthidodrilus o Squidworms un tipo de gusanos marinos vistos por primera vez en 2007. Se trata de un ser único ya que se cree que es un "organismo en transición", manteniendo características propias de los seres vivos que habitan en el fondo marino. El hallazgo de estas criaturas está resultando clave para la biología evolutiva y la adaptación de los seres vivos en unos hábitats prácticamente desconocidos.

Squidworm

Por el momento se conoce muy poco sobre esta criatura. Los pocos ejemplares de Squidworms que se han podido observar hasta la fecha median cerca de 10 centímetros y se encontraban a una profundidad de 2.800 metros (200 metros por encima del lecho marino) en el mar de Célebes, cerca de Indonesia. (Captura de Squidworm)

Squidworm

1 comentario:

Loading...