lunes, 29 de septiembre de 2014

Donareiche, el roble de Thor

Donareiche era el nombre que recibía un mítico árbol situado en la aldea de Geismar (Gaesmere), en lo que actualmente es la ciudad de Fritzlar, en Hesse, Alemania. Se trataba de un enorme roble consagrado a Thor (Donar) que veneraban las tribus paganas germánicas conocido popularmente como el Roble de Thor, nombre que se le daba al dios del trueno en el norte; o el Roble de Donar, el nombre por el que se le conocía entre las tribus germánicas continentales.

Roble de ThorLos pueblos germánicos paganos de aquella época no estaban aún influenciados por el cristianismo y veneraban a sus dioses en lugares concretos sin necesidad de construir templos para rendirles tributo. Consideraban los árboles y los bosques el mejor lugar para encontrar a Thor debido a la atracción que ejercen los árboles sobre los rayos durante las tormentas, era el lugar donde el dios del trueno podía manifestarse.

Por ello, numerosos árboles y bosques sagrados fueron ampliamente venerados por los pueblos germánicos, siendo el Roble de Thor el más importante y conocido de todos ellos junto con el Árbol sagrado de Uppsala. Según los historiadores, es probable que estas tribus vincularan el roble Donareiche con el árbol del mundo en la mitología nórdica, Yggdrasil.

La expansión del cristianismo lo cambió todo y supuso el fin de este mítico árbol. Según el autor y biógrafo, Willibald, en la obra "Vida de San Bonifacio" del siglo VIII, el misionero anglosajón Bonifacio (posteriormente mártir y santo) llegó a la zona en el año 723 o 724 enviado por el Papa Gregorio II con el objetivo de convertir a las paganas tribus germánicas al cristianismo.

Roble de Thor - Bonifacio
Gracias al apoyo de los francos que por aquella época habían emprendido una serie de guerras para consolidar su hegemonía en la Europa occidental, Bonifacio se dispuso a talar el árbol de Thor (en el libro viene reflejado como el árbol de Júpiter) como muestra a los paganos de la superioridad del dios cristiano. Según el relato, el gigantesco roble cayó derribado por un golpe de viento cuando apenas Bonifacio había empezado a talarlo.

Otra versión de la historia nos cuenta que Bonifacio retó a los dioses paganos delante del gentío a que lo fulminaran con un rayo, si eran tan poderosos, deberían impedir que talara su árbol sagrado. Esto no sucedió y el roble cayó al suelo rompiéndose en varias partes.

san bonifacio fritzlarLas consecuencias fueron inmediatas y muchos paganos se convirtieron al cristianismo accediendo a ser bautizados. Se estableció además en el lugar la primera diócesis fuera de las fronteras del Antiguo Imperio Romano y la madera del roble se utilizó para construir una capilla en Fritzlar en honor del apóstol San Pedro.

La localidad de Fritzlar pasó al a historia como el lugar donde comenzó la evangelización de Germania y en el lugar donde supuestamente estaba ubicado el Donareiche o Roble de Thor se halla ahora una estatua de San Bonifacio con un hacha en la mano tras talar el árbol. Una imagen que se repite en las distintas representaciones del santo a través de los siglos, donde suele aparecer hacha en mano como símbolo del triunfo cristiano sobre el paganismo.


La mitología nórdica sin embargo se mantuvo viva varios siglos más, principalmente en el norte, manteniendo sus tradiciones y ritos. Hay constancia de otro mítico árbol en el siglo XI en la localidad de Uppsala (lugar donde se han encontrado numerosos restos vikingos), Suecia, situado junto al conocido templo de Uppsala donde se realizaban sacrificios paganos y que estaría relacionado para los lugareños con el legendario Yggdrasil al igual que antes lo estuvo el Roble de Thor.


Árbol Sagrado Uppsala

Yggdrasil

Árbol de la vida - Martillo de Thor

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Loading...