miércoles, 17 de septiembre de 2014

Schienenzeppelin, el tren zeppelin

Diseñado y desarrollado por el ingeniero aeronáutico alemán Franz Kruckenberg en 1929, Schienenzeppelin fue una especie de tren o ferrocarril experimental con forma de Zeppelin que llegó a establecer el récord de velocidad en tierra para un vehículo sobre raíles propulsado por gasolina al alcanzar los 230 km/h. Sin embargo la vida de este curioso vehículo fue efímera, solo se llegó a construir un ejemplar que no llegó a entrar en servicio por razones de seguridad y el proyecto fue finalmente descartado en 1939.
Schienenzeppelin

Tras diseñar Zeppelines durante años, Franz Kruckenberg se inspiró en ellos para crear una versión futurista de tren que debía "volar" sobre los raíles, una especie de "tren bala" adelantado a su época. Debido a su revolucionario diseño, se requeriría una inversión millonaria para todo el proyecto, sin embargo Kruckenberg propuso utilizar las líneas de ferrocarril ya existentes para su proyecto en vez de tener que construir mono-raíles para la alta velocidad. Como precursores del Schienenzeppelin, se considera al vehículo ruso Aerowagon, otro vehículo experimental de alta velocidad sobre raíles equipado con un motor de avión a reacción y una hélice; y al prototipo de locomotora alemana "Dringos" de 1919.

El tren Zeppelin se comenzó a construir a principios de 1930 en los talleres Hannover-Leinhause y se terminó en otoño del mismo año, empleándose a 8 ingenieros y 30 trabajadores. Se construyó finalmente un vehículo de cuatro ruedas con dos ejes y 25 metros de largo, una altura de 2,8 metros y cerca de 20 toneladas de peso.

Schienenzeppelin hélicesEstaba propulsado por dos motores BMW IV de 6 cilindros, poco después se cambiarían por un solo motor BMW VI de 12 cilindros y 600 caballos de fuerza, conectado a una hélice de madera de 4 palas (luego se cambió por una hélice de 2 palas).

 El aspecto del Schienenzeppelin recordaba a la de los populares dirigibles Zeppelin, construyéndose con aluminio para que el vehículo fuera más ligero, era a prueba de fuego y su vagón tenía capacidad para 40 pasajeros con una zona de fumadores, otra de no fumadores y un aseo.

Su primer récord de velocidad lo consiguió el 10 de mayo de 1931 cuando superó los 200 km/h por primera vez. Tras ser expuesto al público por toda Alemania, el 21 de junio de 1931 estableció un nuevo récord de velocidad mundial al alcanzar un promedio de 230 kilómetros/hora durante 20 minutos en la línea Berlín-Hamburg entre las poblaciones de Karstädt y Dergenthi. Éste récord no fue superado por ningún otro ferrocarril en el mundo hasta 1954 y todavía hoy ningún otro vehículo sobre raíles impulsado por gasolina ha circulado más rápido en esa vía.

Tren ZeppelinEn 1932, Kruckenberg introdujo varias modificaciones como cambios en la transmisión hidráulica, el frontal, los ejes de las ruedas y la sustitución de la hélice que hizo al Schienenzeppelin más lento a pesar de llevar el mismo motor. En una prueba de velocidad a principios de 1933 solo consiguió alcanzar los 180 km/h.

A principios de 1934 se instaló un nuevo motor y en julio del mismo año fue venido a la Deutsche Reichsbahn por 10.000 marcos alemanes. 5 años después, en 1939 el Schienenzeppelin fue finalmente desmantelado ya que sus piezas eran necesarias para suministros del ejército alemán.

Este tren zeppelin no llegó realmente a entrar en servicio activo , aunque si se llegó a rodar un video promocional del tren: Kruckenberg Schienenzeppelin. Su hélice trasera abierta se consideraba peligrosa en estaciones de ferrocarriles llenas de gente. Además, debido a su forma y peculiaridades no era sencillo enganchar vagones a esta locomotora y tenía dificultades para subir pendientes que fueran muy pronunciadas, tampoco era posible dar marcha atrás.

Schienenzeppelin no pasó de ser una especie de prototipo en los inicios de la alta velocidad en trenes que sin embargo en su corta existencia consiguió batir un récord de velocidad que se mantendría vigente durante más de 20 años. Se le considera además el primer tren bala de la historia. Cuando se estrenó el primer tren bala japonés (Shinkansen) en los Juegos Olímpicos de 1956 marcó una velocidad máxima de 210 km/h, 20 km/h  más lento que el registro conseguido por el Schienenzeppelin en 1931.

Schienenzeppelin parte trasera

Aerowagon

Schienenzeppelin estructura

Schienenzeppelin wuppertal

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Loading...