El caballo más grande de la historia

Desde su domesticación hace aproximadamente 5.600 años, los caballos han sido criados y utilizados por el ser humano para todo tipo de tareas a lo largo de los siglos. 

Algunos de estos animales han conseguido que su nombre quede inscrito para siempre en la historia gracias a sus logros deportivos, mientras que en otros casos su importancia proviene de sus dueños, con diversos personajes históricos que han hecho famosos a sus caballos, como Bucéfalo (el caballo de Alejandro Magno), Dug (caballo de Gengis Khan) o Babieca (el caballo del Cid Campeador). 

Y si nos remitimos a las mitología, leyendas o la literatura, la lista de caballos famosos es aún mayor, con míticos caballos como Pegaso, Sleipner (caballo de Odín que tenía ocho patas) o Rocinante, el caballo de Don Quijote de la Mancha. 

Y en la amplia historia de los caballos famosos, también encontramos los que han destacado por su gran tamaño, con dos claros candidatos al caballo más grande de la historia, al menos que tengamos constancia y se hayan podido documentar. 

El caballo Brooklyn Supreme

Brooklyn "Brookie" Supreme fue un conocido semental belga americano (raza estadounidense de caballos pesados de tiro), de pelaje ruano y que se hizo rápidamente popular en la primera mitad del siglo XX debido a su tamaño extremo

Aunque sus medidas oficiales son aún discutidas, Brooklyn Supreme fue probablemente el caballo más largo del mundo y también de los más pesados que se han registrado jamás. Las medidas más fiables de este enorme equino le otorgan una altura de 1,98 metros y un peso de 1,451 kilos, si bien fue su gran longitud lo que le hacen ostentar el récord, con 3,10 metros de largo

El caballo Brooklyn Supreme nació en 1928 en una granja de Minnesota, propiedad de Earle Brown, quien comenzó a exhibir al animal debido a su bello porte y fue el caballo campeón de varias ferias estatales antes de convertirse en un semental. Por su gran tamaño, cada una de sus herraduras estaba compuesta por 76 centímetros de hierro. 

Solamente existe una única fotografía del caballo Brooklyn Supreme, realizada al parecer entre finales de los años 30 y principios de los años 40 junto a los propietarios del animal en ese momento, Charles Grant Good y Ralph M. Fogleman, quienes se asociaron para exhibir al caballo por todo Estados Unidos, cobrando a los espectadores 10 centavos por ver al impresionante animal. Brooklyn Supreme finalmente fallecería en septiembre de 1948 a la edad de 20 años.  

Fotografía del caballo Brooklyn Supreme


El caballo Sampson


Como el gran rival de Brooklyn Supreme al honorífico título del caballo más grande que ha existido, se encuentra Sampson, un gigantesco caballo que fue popularmente conocido como "Mammoth" (Mamut) y que es de hecho el equino reconocido en el Libro Guinness de los Récords como el caballo más alto de la historia (Tallest Horse ever)

Lo cierto es que no hay demasiada información sobre este gigantesco animal. Se sabe que Sampson fue un caballo de la raza Shire (caballo de tiro británico), nacido en 1846 y criado por Thomas Cleaver en Toddington Mills, Bedfordshire, Inglaterra. 

De acuerdo a los registros oficiales, el caballo Sampson fue medido en 1850 y se le otorgó una altura de 2,19 metros, pasando así a la historia como el caballo más alto del mundo. Además, también pudo haber sido el más pesado que se ha podido documentar, con un peso estimado de 1.524 kilos. Y al parecer podía haber sido aún más grande. Todos los expertos apuntan a que, de no haber sido castrado a la edad de cuatro años, el tamaño de este enorme caballo podía haber sido mucho mayor. 

Si bien en Internet han circulado diversas supuestas fotografías del caballo Sampson y su impresionante tamaño, todas ellas son fakes, fotografías falsas o manipuladas, ya que por desgracia no existe ninguna fotografía real de Sampson. Incluso es habitual encontrar la conocida imagen de Brooklyn Supreme haciéndola pasar erróneamente como una fotografía del caballo Sampson. 

Aquí puedes ver una de estas supuestas fotografías, que aunque no pertenece a Sampson y es una imagen muy posterior a cuando vivió Sampson, también se trata de un caballo gigantesco similar, que en todo caso sirve para hacerse una idea de cómo podría haber sido realmente el caballo más grande de la historia.

Fotografía caballo gigante falsamente atribuida a Sampson

No hay comentarios:

Publicar un comentario