martes, 7 de abril de 2020

Château de la Mothe-Chandeniers, un espectacular castillo abandonado en Francia

En la región francesa de Vienne, cerca de la localidad de Les Trois-Moutiers se sitúa el Castillo de la Mothe-Chandeniers (Château de la Mothe-Chandeniers), un espectacular castillo abandonado rodeado por un lago, en el que la naturaleza lleva décadas retomando el lugar.

El Castillo abandonado de la Mothe-Chandeniers en FranciaEl origen del castillo se remonta al siglo XIII, cuando fue construido como una fortaleza de la familia Baussay, llamándose por entonces la "Motte de Bauçay" (Beaussais), quienes eran los señores de Loudun, actualmente una pequeña comunidad cercana.

Cambiando de propietarios varias veces durante la guerra de los Cien Años que enfrentó a los reinos de Francia e Inglaterra entre 1337 y 1459, la fortaleza acabó pasando a la familia de Chaunay, manteniéndose en su posesión hasta enero de 1448, cuando La Mothe de Bauçay se integró en el patrimonio de la familia de Rochechouart como parte de un acuerdo de matrimonio entre ambas familias.

Fue en durante el siglo XVII cuando el Castillo toma el nombre actual de Château de la Mothe-Chandeniers, siendo también probablemente su época de mayor esplendor gracias al marqués François de Rochechouart, quien se rodeó de artistas e intelectuales y celebró entre sus paredes algunos de los mejores festivales del reino de Francia, recordados por su idílico emplazamiento con la torre del castillo y el bosque que lo rodean como testigos.

Tras esta época de esplendor y una vida de lujos que no pudo mantener, François de Rochecouart acabó en bancarrota y vendiendo la propiedad del Castillo de la Mothe-Chandeniers en 1668, volviendo a pasar por varias familias durante las siguientes décadas. Nuevamente el edificio sufrió graves daños y fue saqueado durante la Revolución francesa a finales del siglo XVIII.

El Castillo de la Mothe-Chandeniers en el siglo XIXEn 1809 un acaudalado empresario de París, llamado François Hennecart, decide comprar el castillo prácticamente en ruinas y lo restaura, intentando conservar el estilo medieval del edificio original. Durante las siguientes décadas se realizarán nuevas restauraciones, siendo la más importante de ellas la realizada por el barón Edgard Lejeune en torno al año 1870.

La propiedad había pasado a Lejeune tras casarse con una de las descendientes de François Hennecart, y el barón emprende una profunda reforma del edificio cambiando el estilo original por un estilo romántico, añadiendo el lago que rodea al castillo, y devolviendo al castillo a su pasado glorioso organizando nuevamente lujosas fiestas en su interior.

Ya en posesión de la familia Lejeune y totalmente restaurado, el 13 de marzo de 1932 se desata un devastador incendio en el interior del Château de la Mothe-Chandeniers que destruye el edificio casi por completo, salvándose únicamente la capilla y algunas pocas dependencias. Además de la pérdida de este edificio histórico, en el incendio se quemaron también importantes libros manuscritos, valiosas obras de arte, especialmente cuadros y una gran cantidad de muebles antiguos de gran valor.

La vegetación tomando el Castillo de la Mothe-ChandeniersLa devastación causada por el incendio fue de tal calibre que sus propietarios no pudieron reconstruir el castillo, quedando abandonado desde entonces y pasando por diferentes dueños la propiedad para aprovechar los terrenos colindantes que incluyen parte del bosque aledaño y tierras agrícolas. El último propietario fue Claude-Alain Demeyer, quien intentó, sin éxito, llevar a cabo varios proyectos de restauración.

El paso del tiempo y el abandono durante décadas convirtió al Castillo de la Mothe-Chandeniers en uno de los lugares abandonados y retomados por la naturaleza más bellos y espectaculares de Europa. Este histórico edificio en realidad nunca cayó en el olvido, recibiendo miles de visitas al año para observar como la frondosa vegetación ha ido ganando gradualmente terreno entre las paredes, en un lugar mágico rodeado por un bello lago artificial.

En el año 2017 la comunidad online Dartagnans lanzó la iniciativa "Adopte un château" (Adopta un castillo) con el objetivo de recaudar fondos entre miles de voluntarios y comprar el Château de la Mothe-Chandeniers con un sistema de multi-propiedad.

El Crowdfunding fue un éxito, recaudando 1,6 millones de euros en una campaña en la que participaron más de 18.000 personas, convirtiéndose además en la propiedad patrimonial colectiva más grande del mundo. Su objetivo ahora es comenzar la restauración del castillo durante los próximos años e intentar devolver al edificio parte de su antiguo esplendor.

La parte frontal del Castillo de la Mothe-Chandeniers

Vista aérea del Château de la Mothe-Chandeniers

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Loading...