jueves, 30 de abril de 2020

La escala de Hynek sobre avistamientos OVNIS y encuentros cercanos

Un encuentro cercano se define en la ufología como un suceso o evento en el que una persona o un grupo de individuos presencian o avistan un objeto volador no identificado (OVNI), con casos que pueden abarcar desde inexplicables fenómenos de luces en el cielo hasta supuestos contactos con extraterrestes.

Los avistamientos OVNIS clasificados por la cienciaEn una época tan lejana como el antiguo Egipto, se pueden encontrar textos donde se relatan extraños fenómenos en el cielo que habitualmente han sido considerados por los ufólogos como los primeros avistamientos OVNIS de la historia.

Sin embargo, no fue hasta los años 40, con el conocido caso Roswell en Nuevo México, cuando el fenómeno OVNI se empezó a popularizar entre el gran público. Fue también en la década de 1940 cuando los objetos voladores no identificados (OVNIS) pasaron a conocerse como platillos voladores debido al supuesto avistamiento de una de estas naves por el piloto Kenneth Arnold.

A pesar de la gran popularidad de los OVNIS durante décadas, tradicionalmente, la ovnilogía o ufología siempre ha estado rodeada de escepticismo, siendo considerada una pseudociencia por parte de la comunidad científica. En los años 70, Josef Allen Hynek, un profesor doctorado en astrofísica, astrónomo, y con el tiempo un experto ufólogo, intento estudiar el fenómeno OVNI desde un punto de vista meramente científico, creando la escala de Hynek como un sistema de clasificación sobre encuentros cercanos y avistamientos OVNIS.

J. Allen Hynek trabajó durante años como asesor científico para los estudios sobre ovnis realizados por la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, participando en tres proyectos de forma consecutiva: Proyecto Signo (Project Sign) entre 1947 y 1949; el Proyecto Grudge (Project Grudge) de 1949 a 1952; y el Proyecto Libro Azul (Project Blue Book) entre 1952 y 1969.

Libro de J. Allen Hynek - The UFO Experience A Scientific InquiryGracias a los conocimientos adquiridos, en los años siguientes realizó su propia investigación independiente sobre ovnis, desarrollando el sistema de clasificación de encuentro cercanos. Fue además una de las primeras personas en realizar análisis científicos de informes y especialmente de rastros de evidencias que supuestamente dejaron los ovnis.

Como curiosidad, fue el propio Hynek quien dio el nombre por primera vez a estos fenómenos extraños de "Objeto Volador No Identificado" (OVNI), del inglés "Unidentified Flying Object" o "UFO", ya que no le gustaba la denominación que se les estaba dando hasta entonces de "platillos voladores" o "platillos volantes".

Esta escala de Hynek sobre encuentros cercanos se publicó por primera vez en 1972 en el libro "The UFO Experience: A Scientific Inquiry" (La experiencia OVNI: Una investigación científica), estableciendo una clasificación dividida en seis fases o escalas diferentes según la proximidad del encuentro o avistamiento.

Las seis fases que componen la escala de Hynek se dividen en realidad en dos grupos, con tres tipos de avistamientos de objetivos voladores no identificados que se producen a más de 150 metros de distancia; y otros tres tipos de los denominados "encuentros cercanos" cuando el testigo del suceso está una distancia menor a 150 metros y

Los avistamientos que se producen a más de 150 metros de distancia del observador se clasificaron en:

- Luces nocturnas - principalmente luces observadas en el cielo nocturno aunque se incluyen también todo tipo de luces extrañas sin aparente explicación natural.

Escala de Hynek sobre avistamientos OVNIS- Discos diurnos - Avistamientos de Ovnis que se producen de día, que por lo general tienen formas discoidales u ovales, comúnmente conocidos como "platillos volantes", aunque también pueden ser objetos voladores no identificados con formas alargadas como los Ovnis con forma de cigarro.

- Visualización de Radar - La última clasificación dentro de este primer grupo hace referencia a los informes de Ovnis que han sido confirmados también por radar, en referencia a supuestos objetos voladores que aparentemente son demasiado avanzados tecnológicamente para haber sido construidos por el hombre.

Junto a este primer grupo inicial relativo a los avistamientos, encontramos propiamente la escala de Hynek respecto a los encuentros cercanos. En este caso, Hynek estableció que deben producirse o ser observados a menos de 150 metros de distancia, para reducir así al mínimo la posibilidad de que sean confundidos con aviones u otro tipo de aparatos voladores humanos o con fenómenos conocidos.

- Encuentros cercanos del primer tipo - Avistamientos visuales de un objeto volador no identificado, en los que los testigos pueden observar detalles concretos del objeto o aeronave, así como visualizar claramente su forma y estimar su tamaño.

- Encuentros cercanos del segundo tipo - Un evento Ovni en el que se produce algún efecto físico, que puede abarcar desde una interferencia en el funcionamiento de un vehículo o dispositivo electrónico, animales que reaccionan al suceso, un determinado efecto fisiológico como parálisis, calor o clara incomodidad en el testigo, hasta evidencias de algún rastro físico como huellas o impresiones en el suelo, vegetación quemada o afectada, o un rastros químicos.

- Encuentros cercanos del tercer tipo - El último peldaño de la escala de Hynek es para los posibles encuentros con Ovnis en los que está presente cualquier tipo de entidad animada o ser biológico. Esto incluye tanto extraterrestes humanoides, como robots o humanos que aparentemente son los ocupantes o pilotos de un Ovni. Hynek habla en su libro de "seres animados" de forma imprecisa debido a que no quería incluir palabras como extraterrestres o alienígenas para no restar credibilidad a su método científico.

Película Encuentros en la Tercera FaseTras la publicación del libro en 1972, la escala de Hynek pasó relativamente desapercibida para el gran público, sin embargo pasó a popularizarse rápidamente a partir de 1977 con el estreno de la película "Encuentros en la tercera fase" (Close Encounters of the Third Kind).

En este exitoso film dirigido por Steven Spielberg, el protagonista de la historia, Roy Neary, experimenta un encuentro con un OVNI, mientra el gobierno de Estados Unidos intenta establecer un primer contacto con sus ocupantes. Como curiosidad, el propio J. Allen Hynek hace un pequeño cameo en una de las escenas finales de la película.

Posteriormente ha habido varios intentos de ampliar la escala de Hynek sobre encuentros cercanos, buscando incluir nuevos tipos a la clasificación. Una de las más conocidas la llevó a cabo el ufólogo Ted Bloecher, quien sugirió que se deberían incluir varios subtipos dentro de los Encuentros cercanos del tercer tipo. Por ejemplo si la entidad biológica extraterreste es observada dentro o fuera del OVNI, o si no se produce ningún avistamiento OVNI pero existe algún tipo de comunicación inteligente.

Otros investigadores y ufólogos fueron un paso más allá, sugiriendo una extensión de la escala de Hynek con más tipos de encuentros cercanos. Esta ampliación de la escala incluye:

- Encuentros cercanos del cuarto tipo, en el que un humano es "abducido" o secuestrado por un Ovni o sus ocupantes.

- Encuentros cercanos del quinto tipo, como un evento Ovni que involucra la comunicación directa entre extraterrestres y humanos.

J. Allen Hynek en una conferencia sobre OVNIS- Encuentros cercanos del sexto tipo, para el caso de producirse la muerte de un humano o animal asociado con un avistamiento de Ovnis.

- Encuentros cercanos del séptimo tipo en un supuesto caso de creación de un híbrido humano y alienígena, ya sea por reproducción sexual o por métodos científicos artificiales.

Lo cierto es que todas estas categorías que se han intentado añadir al margen de las originales creadas por Hynek, nunca han gozado de una gran aceptación, principalmente porque carecen del rigor científico que Hynek pretendía aportar a la ufología.

Como astrónomo y asesor científico, Hynek pasó de un escepticismo absoluto cuando le contactó el gobierno de Estados Unidos para investigar la realidad que podía haber detrás de los supuestos avistamientos OVNIS, a dedicarse a estudiar el fenómeno en profundidad desde un punto de vista científico tras los numerosas pruebas, informes y reportes de pilotos de las fuerzas aéreas que llegaron a sus manos a lo largo de los años.

Según sus propias palabras: "Como científico, debo tener en cuenta las lecciones del pasado; con demasiada frecuencia ha sucedido que se pasaron por alto asuntos de gran valor para la ciencia porque el nuevo fenómeno no se ajustaba a la perspectiva científica aceptada de la época".

Escala de Hynek sobre encuentros cercanos

2 comentarios:

Loading...