sábado, 17 de septiembre de 2016

La leyenda de Utsuro-bune

Conocida como Utsuro-bune (del japonés, nave cóncava o hueca), Utsuro-fune o Urobune, hace referencia a un extraño suceso supuestamente ocurrido en Japón en 1803, en la provincia de Hitachi.

La leyenda de Utsuro-buneSegún cuenta esta leyenda de Utsuro bune, una atractiva joven llegó a una playa local en la costa oriental de Japón a bordo de una desconocida embarcación, calificada por los testigos como "nave hueca". Los pescadores se llevaron a la mujer al interior para poder investigarla más a fondo, pero la mujer era incapaz de comunicarse en japonés. Finalmente, los pescadores llevaron a la mujer a su nave, fueron devueltos al mar, y se alejaron de la costa hasta perderse en el horizonte.

Mientras que los historiadores que han investigado esta leyenda consideran que simplemente se trata de un mito que forma parte del folclore japonés, los ufólogos afirman que la historia representa una evidencia de un encuentro cercano del tercer tipo, una observación de un OVNI junto a entidades biológicas, popularizado en la película de Spielberg, "Encuentros en la Tercera Fase".

La historia de esta leyenda, se encuentra recogida en tres textos antiguos japoneses: "Toen shōsetsu" (Cuentos del jardín de los conejos) de 1825; "Hyōryū kishū" (Diarios e historias de náufragos) de 1835; y "Ume-no-chiri" (El polvo del albaricoque) de 1844. Tres conocidos manuscritos que narran una descripción similar de la historia, por lo que se cree que tienen los mismos orígenes históricos, siendo el Toen shōsetsu el documento que tiene la versión más detallada.

El 22 de febrero de 1803, los pescadores locales de la costa de Harayadori, en la provincia de Hitachi, avistaron una extraña nave que iba a la deriva en el mar. Curiosos por lo que estaban observando, remolcaron la embarcación hasta tierra firme, a la playa de "Harato-no-hama", descubriendo que la nave tenía 3,30 metros de alto y 5,45 metros de ancho. Según recordaban los testigos, sus formas se asemejaban a un Kōhako, un quemador de incienso japonés.

Ilustración antigua del Utsuro bune - JapónSegún relataron, la parte superior de la nave parecía estar hecha de palos o vigas de madera con un recubrimiento de color rojo, mientras que la parte inferior estaba cubierta de placas de bronces para proteger la embarcación de las rocas. Además, la parte superior tenía varias ventanas hechas de vidrio o cristal completamente transparentes. Desconcertados, los pescadores miraron dentro.

El interior del Utsuro-bune estaba decorado con textos escritos en un idioma desconocido. Los pescadores encontraron en su interior dos especie de sábanas o alfombras, una botella llena de agua, una taza, pasteles y carne amasada. Para su sorpresa, en la nave había una mujer joven y muy bella, de entre 18 y 20 años de edad y una altura de aproximadamente 1,5 metros.

La mujer tenía el pelo y las cejas de color rojo, con extensiones artificiales de cabellos blancos. Su piel era de un color rosa muy pálido, e iba vestida con ropas preciosas y largas de tejidos desconocidos. La joven comenzó a hablar pero nadie la entendía, ni ella tampoco podía entender a los pescadores que preguntaban sobre su origen. La misteriosa mujer se comportó de forma amable aunque actuó de forma extraña, agarrando en todo momento una caja cuadrada de medio metro, sin permitir que nadie tocara o se acercara a la caja.

Pintura Japonesa 1803 - Utsuro-bunePara un anciano del pueblo, la explicación al extraño suceso era que la mujer había sido una princesa de un reino extranjero. Tras casarse tuvo un amante causando un gran escándalo, y el amante fue ejecutado cortándole la cabeza. Para escapar de la muerte, la joven fue desterrada, colocándola en el Utsuro-bune junto con la cabeza de su amante en una caja y dejándola a la deriva en el mar. Para seguir la tradición y que se cumpliera su destino, los pescadores volvieron a montar a la mujer en la nave y la dejaron a la deriva en el océano.

En realidad, existen más leyendas japonesas sobre Utsuro-bune. La más antigua de todas se remonta al siglo VII y según el mito fue el origen de la dinastía Kawano. Un pescador llamado Wakegorō, de la isla Gogo (Islas Bōyo), encontró a un niña de 13 años dentro de un Utsuro-bune a la deriva en el mar. Cuando la llevó a tierra, la niña le dijo que era hija del emperador chino y que se había visto obligada a huir. El pescador la llamó "Wake-Hime" (princesa) y la niña se acabó casando con un príncipe imperial de la provincia de Iyo, dando a luz a un hijo llamado Ochimiko, el antepasado de la dinastía Kawano. Según esta leyenda, la niña fue la responsable de traer los primeros capullos de seda a Japón.

Posteriormente, en 2010 y 2012, se encontraron otros dos textos, "Hirokata Zuihitsu" y "Ōshū Kuzakki", donde se recogen historias sobre Utsuro bune, con un contenido muy similar a los de Toen shōsetsu, aunque en una ubicación diferente.

Las primeras investigaciones del incidente de 1803, las llevó a cabo en 1844 Kyokutei Bakin, un escritor japonés hijo de un antiguo samurái.

Utsuro-bune según Kyokutei BakinKyokutei informó de un libro llamado "Roshia bunkenroku", donde se describen la ropa y los peinados tradicionales rusos y se explica un método popular para blanquear el pelo. En el libro también se menciona que muchas mujeres rusas tienen el pelo rojo natural y usan faldas similares a la mujer de la leyenda.

El escritor llega a la conclusión de que la mujer del Utsuro-bune era posiblemente de origen ruso, quizás una princesa, aunque no descarta que procediera de Gran Bretaña, debido a que las extrañas inscripciones y símbolos de la nave porque estaba convencido de haberlos visto también en un ballenero británico. Por último, Kyokutei muestra su decepción con los dibujos de la época de Utsuro bune, que no coinciden plenamente con la descripción de los testigos.

El historiador Yanagida Kunio, investigó el incidente de Utsuro-bune en 1925 y 1962. Señala que los barcos de forma circular nunca han sido algo inusual en Japón desde los primeros tiempos, solo los detalles occidentales como las ventanas de vidrio o las placas de protección de bronce le confieren a la nave un aspecto exótico. Yanagida también encontró que la mayoría de leyendas sobre Utsuro-bune son similares, con una mujer joven dentro de un barco circular que es rescatada y enviada de vuelta al mar. La diferencia del resto de leyendas con el suceso de 1803, es la extraña cúpula de la nave y las placas de bronce. El historiador considera que estos elementos se añadieron porque los escépticos cuestionaban la navegabilidad de una nave tan humilde en alta mar.

Comparación símbolos Utsuro-bune con símbolos de RAF y RoswellEl doctor Kazuo Tanaka, profesor de informática e ingeniería electrónica en la Universidad de Gifu, Tokio, investigó los documentos originales en 1997, considerando las comparaciones del Utsuro-bune con los avistamientos de OVNIS como descabellados, ya que según las leyendas, la nave nunca vuela ni cuenta con ningún tipo de tecnología extraordinaria.

El aspecto europeo y peculiar de la mujer, se explicaría por el tipo de sociedad de la época, muy cerrada en determinadas zonas durante el período Edo, y temerosa de las malas influencias culturales del mundo occidental. Para el profesor Tanaka, la leyenda de Utsuro-bune es una mezcla de folclore popular e imaginación.

Para la ufología, este suceso de Utsuro-bune se describe como un caso temprano documentado de un encuentro cercano de tercer tipo, basándose en las similitudes de los dibujos de la nave en las vasijas del período Edo y las descripciones habituales del siglo XX de los platillos volantes. Sin embargo, estas teorías son rechazadas e ignoradas por la mayoría de historiadores e investigadores.

El hecho de que estas leyendas de Utsuro-bune se hayan producido en la zona conocida habitualmente como El Triángulo del Dragón, una zona del Pacífico donde se han registrado desapariciones y sucesos extraños durante siglos, aporta sin duda algo más de misterio a esta conocida historia del folclore popular de Japón.

Ilustración a color Utsuro-bune en el texto Hyōryū kishū - 1835

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Loading...