jueves, 20 de noviembre de 2014

Jesús de Nazaret en los textos históricos no cristianos

Jesús de Nazaret es sin duda una de las figuras más importantes de la historia. Conocido como Cristo, Jesucristo o El Mesías, es considerado el Hijo de Dios por los cristianos, la encarnación en la Tierra de Dios. Al margen de las fuentes bíblicas y cristianas que relatan su vida y obra y que por motivos evidentes no pueden ser consideradas objetivas, durante siglos, numerosos historiadores e investigadores se han dedicado al estudio del Jesús histórico buscando evidencias de su existencia en otras fuentes no cristianas.
Jesús histórico

Estos estudiosos ponen en duda buena parte de los textos bíblicos y numerosos detalles de la vida de Jesús en los relatos evangélicos, considerando que los hechos sobrenaturales que se narran o los milagros pertenecen al terreno de la Fe y no pueden ser considerados desde un punto de vista histórico.

Sin embargo, la mayoría de eruditos, historiadores clásicos e investigadores llegan a la misma conclusión: Jesús de Nazaret fue un personaje histórico que realmente existió, estando incluso documentado en textos no cristianos que Jesús fue crucificado por orden del prefecto romano Poncio Pilato.

Uno de los aspectos más llamativos sobre la existencia del Jesús histórico es que no hay constancia de que ningún escritor de la antigüedad, incluidos los que se oponían al cristianismo, dudara de su existencia. La referencia más antigua a Jesús de Nazaret en un texto no cristiano la encontramos en la obra "Antigüedades judías", una compilación de veinte libros que narran la historia del pueblo judío escrita en Roma por el historiador Tito Flavio Josefo (José ben Matityahu) entre los años 93 y 94. En libro XVIII aparece lo que se conoce como el Fragmento Flaviano, un pasaje del libro en el que el autor menciona directamente a Jesús:

Antiguedades judias libro"Casi al mismo tiempo vivió Jesús, un hombre sabio, y atrajo hacia Él a muchos judíos. Y cuando Pilato, frente a la denuncia de aquellos que son los principales entre nosotros, lo había condenado a la Cruz, aquellos que lo habían amado primero no le abandonaron. La tribu de los cristianos, llamados así por Él, no ha cesado de crecer hasta este día."

Existen varias interpretaciones de este pasaje y traducciones en las que también se hace mención a Cristo en el texto que han creado mucha controversia entre los investigadores. Sin embargo la mayoría de historiadores coinciden en que el texto original es auténtico y se hace mención en él a un histórico Jesús de Nazaret. En la obra Historia Universal, se recoge la versión árabe, una traducción al árabe de las obras de Flavio Josefo realizada en el siglo X y que no se hizo pública hasta 1971. Su importancia radica en que confirmaría la veracidad del texto.

Otra de las referencias de fuentes no cristianas más importantes la encontramos en los escritos de Cornelio Tácito, un historiador, senador y gobernador romano que en el año 116 aportaba esta referencia histórica en una de sus obras:

"... el pueblo los llamaba cristianos. Nombre que toman de un tal Cristo, que en época de Tiberio fue ajusticiado por Poncio Pilato ..."

La autenticidad de los escritos de Tácito no se han puesto en duda por los historiadores aunque las corrientes más escépticas señalan que es posible que el autor mencionara a Cristo haciendo referencia a palabras de los propios cristianos tras torturas y confesiones obtenidas durante las brutales represiones de la época o que podría estar influenciado por la carta que unos años antes escribió Plinio el Joven al emperador Trajano.
Plinio el joven

En el año 112, en una carta escrita por el escritor y científico romano Plinio el Joven dirigida desde Bitinia en Asia Menor al emperador Trajano en Roma, describía la plaga en la que se habían convertido los cristianos para los romanos mencionando en varios párrafos la palabra "Cristo":

"... y maldecían además de Cristo (cosas todas ellas que, según me dicen, es imposible conseguir de quienes son verdaderamente cristianos) consideré que debían ser puestos en libertad. Otros, cuyo nombre me había sido denunciado, dijeron ser cristianos pero poco después lo negaron; lo habían sido, pero después habían dejado de serlo, algunos al pasar tres años, otros más, otros incluso tras veinte años. También todos estos han adorado tu imagen y las estatuas de nuestros dioses y han maldecido a Cristo. Por otro lado, ellos afirmaban que toda su culpa o error había consistido en la costumbre de reunirse un día fijo antes de salir el sol y cantar a coros sucesivos un himno a Cristo como a un dios ..."

Plinio, además de pedir consejo al emperador sobre como tratar a los cristianos, constataba por escrito las declaraciones de los imputados por cristianismo y su castigo, tratando a Cristo como una persona real a la que por entonces "secta" cristiana adoraba considerándolo un dios.

En el año 121, el historiador romano Suetonio en su obra "De vita Caesarum" hablaba sobre los primeros cristianos expulsados de Roma por el emperador Claudio, haciendo una posible referencia a Cristo:

Judíos en Roma"Desde que los judíos constantemente hacían revueltas instigados por Chrestus, fueron expulsados de Roma" 

Es un texto que crea muchas dudas entre los historiadores. No se sabe con certeza si se puede considerar realmente que Suetonio estuviera haciendo mención a Cristo con la palabra Chrestus; si se refiere a un nombre común en la época; o si pudiera hacer referencia a un agitador en la Roma del año 49 cuando el emperador Claudio expulsó a los judíos de Roma en vez de a un líder religioso o un predicador de Israel del año 30.

Otro de los textos históricos polémicos para los historiadores es la carta que escribió el filósofo Mara Bar-Serapion de la provincia romana de Siria, a su hijo en la cárcel. Aunque la mayoría de investigadores no duda de su autenticidad, no se ha podido datar su fecha con exactitud. Se cree que fue escrita entre el año 73 y el siglo III. En ella el autor hace referencia al injusto tratamiento que recibieron "tres hombres sabios": el asesinato de Sócrates; quemaron vivo a Pitágoras; y la ejecución del rey sabio de los judíos:

¿Qué ventaja obtuvieron los atenienses cuando mataron a Sócrates? Carestía y destrucción les cayeron encima como un juicio por su crimen. ¿Qué ventaja obtuvieron los hombres de Samo cuando quemaron vivo a Pitágoras? En un instante su tierra fue cubierta por la arena. ¿Qué ventaja obtuvieron los judíos cuando condenaron a muerte a su rey sabio? Después de aquel hecho su reino fue abolido. Justamente Dios vengó aquellos tres hombres sabios: los atenienses murieron de hambre; los habitantes de Samo fueron arrollados por el mar; los judíos, destruidos y expulsados de su país, viven en la dispersión total. Pero Sócrates no murió definitivamente: continuó viviendo en la enseñanza de Platón. Pitágoras no murió: continuó viviendo en la estatua de Hera. Ni tampoco el rey sabio murió verdaderamente: continuó viviendo en la enseñanza que había dado.

Existen además otras referencias al personaje histórico de Jesús en varios escritos antiguos no cristianos que si bien no tienen la misma importancia para los historiadores que los anteriores debido a que son referencias más vagas e imprecisas o más alejadas en el tiempo, si merecen también ser comentadas.

- Luciano de Samosata, un conocido escritor satírico griego, hacía referencia a mediados del siglo II en su obra "La muerte del peregrino" a los cristianos, los ritos y costumbres cristianas y la crucifixión.

manuscritos del mar muerto- El Talmud, una de las obras más importantes de la tradición judía, compila leyes, costumbres, parábolas, historias y leyendas sobre la historia del pueblo judío. Fue escrita durante varios siglos y se cree que hace referencia en varias ocasiones a Jesús nombrándolo como "Yeshu" o "Yeshu ha-Notzri".

- Los conocidos Manuscritos del Mar Muerto o Rollos de Qumrán por su parte también narran parte de la historia del pueblo judío en la época de Jesús, si bien son considerados un documento histórico importantísimo no hay un acuerdo académico sobre si en sus textos hay alguna relación con el personaje histórico de Jesús.

-  A finales del siglo II un escrito de un tal Celso se considera el primer ataque a gran escala sobre el cristianismo. Aunque el documento original no se ha conservado, en el siglo III un estudioso y teólogo denominado Orígenes respondió a ese escrito. Lo que se conoce de lo que escribió Celso es a través de las respuestas que le dio este autor. Según Orígenes, Celso acusó a Jesús de ser un mago y hechicero. Si bien las declaraciones de Celso pueden ser vistas como una confirmación de los milagros de Jesús, tienen poco valor histórico, ya que los escritos originales no pueden ser examinados.

Por último hay que hacer mención a una corriente de historiadores más minoritaria que defienden la teoría del mito de Cristo o mito de Jesús. Consideran que Jesús de Nazaret nunca existió o si lo hizo no tendría nada que ver con lo que se relata en los Evangelios o en los escritos cristianos (teoría más aceptada). Se basan para ello en tres argumentos: El Nuevo Testamento no tendría ningún valor histórico; no existen referencias no cristianas a Jesús desde el Siglo I; y que el Cristianismo se basó en otros mitos, dioses y creencias antiguas paganas para crear sus relatos.

Mito de Jesús

11 comentarios:

  1. Interesante entrada. Pues de ambos lados del analisis tienen razon, si bien nada es certero

    ResponderEliminar
  2. ¿Existe algun documento contemporaneo a Jesús que relate algo sobre Jesús?

    ResponderEliminar
  3. No existe algo q relate algo sobre jesus pero si existen relatos que hablan sobre los cristianos. los que lo siguieron y dieron sus vidas por creer en el

    ResponderEliminar
  4. Recomiendo tres libros sobre el tema:
    - La Vida Mística de Jesús - H. Spencer Lewis (Libro Rosacruz)
    - Cristo Murió de Viejo - Moira O'shea
    - Jesús Vivió y Murió en Cachemira - Andreas Faber-Kaiser.

    ResponderEliminar
  5. Jesús no nació en el 25 de Diciembre! No sean disparateros!!

    ResponderEliminar
  6. Jesús no nació en el 25 de Diciembre! No sean disparateros!!

    ResponderEliminar
  7. segun no existen evidencias de jesucristo pero si solo siguieramos las ensenansas de sus Buenos ejemplos a que nos lleva eso ?? y si eso tiene algo Bueno entonces no es teoroia algo que se pone en practica y se llega a un termino deja de ser teoria.....

    ResponderEliminar
  8. "Ama a tu prójimo... como a tí mismo"; si esto se practicara a diario, cuanta paz habría en el mundo.

    ResponderEliminar
  9. Así es, una de las versiones más coherentes es que en realidad sí existió, pero no era mas que uno de los muchos líderes de las constantes rebeliones en contra de los romanos que por esos días eran muy comunes, y se piensa que la figura del mártir fue una estrategia de los propios romanos para aplacar las rebeliones dándoles un carácter de sumisión espiritual con ideas del tipo al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios, y eso sin considerar todo el tema del inconsciente colectivo que confirma por completo esta versión.

    ResponderEliminar
  10. Si existió. Como hombre, defensor de los mas humildes y luchador contra Roma. No olvidemos que era una época de puro misticismo.

    ResponderEliminar
  11. Conócete a ti mismo y sabrás cuanto hay de verdad en la vida de Jesús, no hará falta que te lo cuente nadie.

    ResponderEliminar

Loading...