miércoles, 21 de agosto de 2019

Islas Pitcairn, el país menos poblado del mundo y su curiosa historia

Situadas en la Polinesia, en el Océano Pacífico, encontramos las islas Pitcairn, un conjunto de cuatro islas de origen volcánico que, con apenas 50 habitantes, ostentan el título ser el país menos poblado del planeta, además de contar con una curiosa historia, ya que casi toda su población son descendientes del histórico motín del HMS Bounty en 1789.

Islas Pitcairn, el país menos poblado del mundoOficialmente denominadas Territorio británico de ultramar Islas Pitcairn, Henderson, Ducie y Oeno, se trata de un archipiélago de cuatro islas dispersas en varios cientos de millas de océano, sumando entre ellas una superficie terrestre combinada de aproximadamente 47 kilómetros cuadrados.

La más grande de todas ellas es la isla Henderson, representando el 86% de la superficie terrestre, pero es únicamente la isla Pitcairn la que esta habitada, siendo también el lugar donde se sitúa Adamstown, la capital de las Islas Pitcairn.

Pertenecientes geográficamente a Oceanía, los primeros pobladores conocidos de las Islas Pitcairn fueron polinesios que al parecer vivieron durante varios siglos en las islas Pitcairn, Henderson, y en la Isla Mangareva, situada a 540 kilómetros al noroeste. A pesar de las largas distancias en canoa que debieron recorrer, se cree que se formaron lazos sociales entre las tres islas, intercambiando bienes que les sirvió para prosperar, hasta que los limitados recursos se agotaron y las poblaciones humanas de estas islas se extinguieron.

Las primeras islas en ser descubiertas por los europeos fueron las islas Ducie y Henderson, cuando el portugués Pedro Fernandes de Queirós llegó en enero de 1606 a las islas y las dio el nombre de "La Encarnación" (isla Ducie) y "San Juan Bautista" (isla Henderson), aunque algunos historiadores señalan que "San Juan Bautista" podría haber sido en realidad la propia isla Pitcairn.

En todo caso, el nombre de la isla se le otorgaría más de un siglo después, cuando el 3 de julio de 1767 la tripulación del barco británico "HMS Swallow" avistó la isla por primera vez. Robert Pitcairn, un joven miembro de la tripulación de quince años, fue el primero en ver la isla, recibiendo el nombre en su honor.

El motín del BountyCuando este archipiélago de islas fue descubierto por los europeos ya estaban deshabitadas, y sería un suceso histórico que ocurriría dos décadas después lo que cambiaría la historia de las islas, el famoso motín del HMS Bounty.

El 28 de abril de 1789, navegando por el sur del Océano Pacífico, un grupo de tripulantes insatisfechos del barco de la armada británica HMS Bounty, se amotinaron y tomaron el control de la embarcación. Los amotinados del Bounty navegaron originalmente hasta Tahití, y posteriormente pusieron rumbo hacia otro lugar más seguro para escapar de la justicia británica, llegando a las islas Pitcairn en enero de 1790, donde finalmente decidieron asentarse.

Cuando llegaron a la isla, el grupo de amotinados y los rehenes que habían capturado en Tahití desembarcaron todos los enseres del barco, desmontaron casi por completo la nave para usar la madera y prendieron fuego al resto que quedó para no ser encontrados, quedando sin medios para escapar. Como curiosidad, el naufragio del Bounty aún es visible en el agua, en una zona de la isla actualmente conocida como "Bounty Bay".

La isla estaba deshabitada, virtualmente inaccesible, y además contaba con abundante comida, agua y tierra fértil, por lo que aparentemente contaban con todos los medios para establecerse y sobrevivir, sin embargo el primer asentamiento en las islas Pitcairn fue muy complicado por la constante tensión entre amotinados y tahitianos, a los que se sumaron problemas con el alcohol y las enfermedades. A pesar de todo consiguieron prosperar, y en el año 1800 en la isla ya había 19 niños fruto de las relaciones de los amotinados con las mujeres tahitianas.

Las Islas Pitcairn en el Océano PacíficoLa Armada británica se lanzó en la búsqueda de los amotinados para llevarlos ante la justicia y en 1791 fue redescubierta la isla Ducie por el buque HMS Pandora, mientras navegaba por el Pacífico en su busca. La isla recibió el nombre en honor de Francis Reynolds-Moreton, tercer barón Ducie, y capitán de la Royal Navy.

Según se llegó a saber, los ya isleños de Pitcairn avistaron un barco primera vez el 27 de diciembre de 1795, pero no se acercó a tierra y no pudieron distinguir la nacionalidad. Divisaron una segunda nave en 1801, pero no intentó comunicarse con ellos. Finalmente, sería el barco estadounidense Topaz, un barco cazador de focas, quienes se convertirían en los primeros en visitar la isla, cuando la tripulación pasó 10 horas en Pitcairn en febrero de 1808.

El 17 de enero de 1819 fue redescubierta también la isla de Henderson por el capitán británico James Henderson, al mando del barco británico Hercules, de la Compañía de las Indias Orientales, mientras que la isla de Oeno fue descubierta el 26 de enero de 1824 por el capitán estadounidense George Worth a bordo del ballenero Oeno.

Oficialmente, las islas Pitcairn se convirtieron en una colonia británica el 30 de noviembre de 1838, pasando a ser un Territorio Británico de Ultramar. Fue también uno de los primeros territorios del mundo en extender el derecho de voto a las mujeres. Las islas de Henderson, Oeno y Ducie fueron anexionadas por Gran Bretaña en 1902, y en 1938, las tres islas, junto con Pitcairn, se incorporaron en una sola unidad administrativa llamada "Grupo de Islas Pitcairn".

Lugareños de las Islas Pitcairn en la década de 1910Para mediados de la década de 1850, el crecimiento de la población en Pitcairn se estaba haciendo insostenible, por lo que se pidió ayuda al gobierno británico, ofreciéndoles como alternativa trasladarse a la Isla Norfolk (en territorio australiano). El 3 de mayo de 1856, las 193 personas que conformaban toda la población de la isla zarparon hacia Norfolk a bordo del Morayshire, llegando el 8 de junio después de un difícil viaje de cinco semanas. Sin embargo, solo dieciocho meses después, diecisiete de los isleños de Pitcairn regresaron a su isla natal, y otros 27 lo harían cinco años después.

El 18 de abril de 1881, el barco británico HMS Thetis visitó la isla Pitcairn y reportó que la gente se encontraba feliz y con perfecta salud, contabilizando en ese momento una población de 96 personas. El máximo de población alcanzado por las islas Pitcairn fue de 233 en 1937, desde entonces ha disminuido debido a la emigración, principalmente a Australia y Nueva Zelanda.

Todos los residentes nativos de Pitcairn descienden de los amotinados del HMS Bounty, un hecho reflejado en los apellidos de muchas de las familias, con nombres "cristianos", como los descendientes del líder del motín Fletcher Christian. Los isleños son de origen mixto europeo y polinesio, ya que los amotinados tomaron esposas y amantes de las nativas tahitianas que habían encontrado previamente.

Adamstown, la capital de las islas PitcairnEn la actualidad, las estimaciones de la población de las Islas Pitcairn oscilan entre 48 y 54, ya que es muy difícil mantener estadísticas precisas debido a la lejanía del asentamiento, siendo en todo caso considerado el país menos poblado del mundo. Su capital, Adamstown, donde reside toda la población de la isla, es además la capital más pequeña del planeta.

La tasa de crecimiento anual de las Islas Pitcairn es de 0.00%, y debido a la falta de instalaciones educativas en la isla, los niños en edad escolar son enviados a internados en Nueva Zelanda o Australia, optando muchos de ellos por establecerse allí y no regresar.

En realidad las islas Pitcarin no es considerada propiamente como una nación soberana, ya que se trata de la última colonia británica que queda en el océano Pacífico, aunque los isleños la consideran como un país independiente. Esta situación podría cambiar debido a que, con el fin de eliminar el colonialismo, forma parte de los 17 territorios no autónomos bajo supervisión del Comité de Descolonización de las Naciones Unidas, por lo que el gobierno británico tendrá que tomar una decisión sobre el futuro de la isla en los próximos años.

Fotografía de la isla Pitcairn

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Loading...