jueves, 11 de junio de 2015

Los grandes dinosaurios menos conocidos

En 1677 se produjo el primer descubrimiento de un fósil de dinosaurio que se tiene constancia. Se trataba de un trozo de fémur que ante el desconocimiento de la época se consideró que era un resto petrificado de un gigante humano, dándole el curioso nombre de "Scrotum Humanum" debido a su forma, posteriormente se demostró que este primer fósil de la historia pertenecía a un Megalosaurus.

Desde entonces, el interés por los dinosaurios no ha parado de crecer a lo largo de los siglos, intensificándose en los últimos años con el descubrimiento e identificación de nuevas especies hasta ahora desconocidas. Además de los ya populares Tyrannosaurus Rex, Quetzalcoatlus, Sauroposeidon y otras especies de animales extintos realmente impresionantes, hace millones de años poblaban la Tierra un buen número de enormes dinosaurios que si bien son menos conocidos que sus parientes más famosos no son menos espectaculares.

Saurophaganax


Descubierto por primera vez en los años 30, el Saurophaganax era un temible depredador que vivió hace 150 millones de años a finales del Jurásico en Norteamérica. Con una longitud que podía llegar a los 12 metros (otras estimaciones le dan 14 metros de longitud), una altura entre 3,5 y 4 metros y un peso de más de 3 toneladas, el Saurophaganax es considerado el carnívoro supremo en la Norteamérica del Jurásico superior.

Saurophaganax

Convivía con otros enormes dinosaurios como Barosaurus, Brontosaurus, Camarasaurus, Diplodocus, y Brachiosaurus, que muy probablemente eran presas del Saurophaganax junto con otros herbívoros más pequeños. En el Museo de Historia Natural Sam Noble de Oklahoma se puede encontrar uno de los mejores esqueletos que se conservan de este gran depredador.

Esqueleto Saurophaganax

Durante años se ha mantenido el debate entre los paleontólogos sobre si el Saurophaganax era un género de dinosaurio propio o se podía incluir entre los Allosaurus. Los últimos restos hallados en Nuevo México en la conocida como Formación Morrison parecen confirmar la teoría de que se trata de un género independiente.

Pentaceratops


Este enorme herbívoro vivió hace 75 millones de años en Norteamérica alimentándose de helechos y coníferas. Su tamaño y fuerza eran considerables, algo necesario para poder defenderse de los grandes depredadores de la época, el Pentaceratops podía llegar a los 8 metros de longitud y los 4 metros de altura, superando las 5 toneladas de peso, siendo un animal muy robusto.

Pentaceratops

Su cabeza tenía tres cuernos y una especie de volante óseo rodeado de espinas mayor que la del Triceratops, en la boca poseía una especie de fuerte pico para arrancar las hojas. El cráneo del Pentaceratops es el mayor cráneo de un animal terrestre que se ha encontrado hasta la fecha, superando ampliamente los 2 metros.

Esqueleto Pentaceratops

Gigantoraptor


El Gigantoraptor era un gigantesco dinosaurio probablemente con plumas con muchas semejanzas anatómicas con los pájaros. Vivió hace aproximadamente 80 millones de años en Asia, en la actual Mongolia y China.

Gigantoraptor

Podía alcanzar los 8 metros de altura y 7 de longitud con un peso cercano a las 1,5 toneladas. Se apoyaba sobre sus dos grandes patas traseras para caminar y correr, las cuales poseían fuertes garras. Su cabeza era pequeña (medio metro) en relación a su cuerpo, terminada con un potente pico, con unas mandíbulas sin dientes.

Esqueleto Gigantoraptor

No se sabe con exactitud su dieta aunque se cree que era herbívoro. Fue descubierto por primera vez en el año 2005 y se estima que su velocidad de crecimiento era de 130 kg al año. Se han encontrado también en Mongolia una especie de "nidos" de 3 metros de diámetro con huevos fosilizados en su interior de 53 centímetros que se cree pertenecen al Gigantoraptor.

Barosaurus


Dinosaurio saurópodo emparentado con el Diplodocus que vivió en Norteamérica y África hace 150 millones de años, al final del Jurásico. El Barosaurus era un gigantesco herbívoro con unas medidas colosales: 27 metros de largo y un peso de 44 toneladas.

Barosaurus

Tenía un cuello era muy largo, de casi 14 metros de longitud, con el que podía alcanzar las ramas más altas para alimentarse. Para poder levantar el cuello como las jirafas y conseguir bombear la sangre hasta el cerebro el Barosaurus necesitaría un corazón de de 1,5 toneladas de peso por lo que otra de las teorías es que este gigantesco animal tuviera varios corazones para hacer el trabajo.

Esqueleto Barosaurus

Aunque la especie fue descubierta a finales del siglo XIX, la mayoría de sus restos fueron guardados y olvidados y redescubiertos en el año 2007, cuando el esqueleto fósil casi completo de un Barosaurus fue presentado de nuevo al público.

Hatzegopteryx


El Hatzegopteryx es junto con el Quetzalcoatlus el animal volador más grande que jamás ha existido. Se trata de un enorme pterosaurio que habitó en Europa a finales del Cretácico, hace aproximadamente 65 millones de años.

Hatzegopteryx

La especie fue identificada en Rumanía en el año 2002, hallándose nuevos restos en la zona en 2011 que confirmaron el género del Hatzegopteryx, hasta entonces confundido con el Quetzalcoatlus. Las estimaciones de su tamaño varían, se cree que podía alcanzar una envergadura con alas entre los 10 y 12 metros de longitud.

Hatzegopteryx modelo

Su cráneo era también enorme, cercano a los 2,5 metros de largo, uno de los mayores del reino animal exceptuando a los animales marinos, con una poderosa mandíbula que podía abrir ampliamente para cazar y alimentarse.

3 comentarios:

  1. Esos dinosaurios son muy conocidos por novatos paleontologos o gente amante de los dinosaurios :/

    ResponderEliminar
  2. cierto los conozco y soy niño

    ResponderEliminar
  3. el unico que no conocia era el saurophaganax

    ResponderEliminar

Loading...