jueves, 9 de enero de 2014

Li Ching Yuen, el hombre que vivió más de 200 años

La inmortalidad es una de las mayores búsquedas realizadas por la humanidad desde el principio de los tiempos, existiendo casos de gente extremadamente longeva como la francesa Jeanne Calment quien vivió 122 años y es hasta el momento la persona más longeva de la historia que se tiene documentada. Sin embargo, si atendemos al mito de Li Ching Yuen, éste podría haber el sido el ser humano que más cerca ha estado de conseguir la vida eterna (o casi) ya que tras su muerte en 1933, una esquela en el New York Time indicaba que Li Ching Yuen había muerto a la edad de 256 años.

Li Ching YuenEn realidad no hay demasiado documentado sobre la vida de Li Ching Yuen, lo poco que se sabe es gracias a algunos testigos que supuestamente lo habían conocido y al profesor Wu Chung-Chieh de la Universidad de Chengdu, quien decía haber encontrado documentos que demostraban la increíble longevidad de Li. Todas estas historias acabaron creando el mito de la que podría ser la persona más longeva que ha existido.

Se cree que Li Ching Yuen nació en 1677 en la provincia de Sichuan en China y a los 10 años comenzó a dedicarse a la recolección de hierbas por las montañas, aprendió artes marciales y los secretos de una vida longeva sobreviviendo a base de una dieta de hierbas y arroz de vino. En 1749 cuando contaba ya con 71 años de edad, se trasladó a la provincia de Kai Xian para unirse al ejército chino como profesor de artes marciales y asesor militar.

Según relataba el maestro Da Liu, uno de sus discípulos, Li Ching Yuen se encontró cuando ya contaba con 130 años con un anciano ermitaño en las montañas que le enseñó Baguazhang (un arte marcial legendaria china) y técnicas de QiGong para mejorar la alineación de la respiración, el movimiento, la conciencia para el ejercicio, la sanación y meditación. Según el propio Li su longevidad se debería a que ejercitaba estas técnicas todos los días durante más de 120 años.

QiGongEn 1927, Yang Sen, un general amigo suyo muy interesado por la fuerza y vitalidad de Li a pesar de su edad, lo invitó a una reunión en un palacio cerca de su localidad natal. Allí fue donde se tomó la única foto que existe de Li Ching Yuen y en la que tendría supuestamente 250 años.

La historia de Li Ching Yuen empezaba a ser conocida y en 1928 se publicó un artículo en el New York Times donde un corresponsal del periódico afirmaba que había entrevistado a varios ancianos del pueblo de Li. Estos le contaron que sus abuelos ya le habían conocido cuando eran niños y Li ya era por entonces un hombre adulto.
En 1930 el profesor Wu Chung-Chieh, de la Universidad de Chengdu, en un artículo publicado también en el New York Times, afirmaba que había encontrado en los registros Imperiales del Gobierno de China dos felicitaciones del emperador a Li Ching Yuen en 1827 por su 150 cumpleaños y una posterior cuando cumplió 200 años.

BaguazhangTras esta larguísima vida, Li Ching Yuen finalmente regresó a su casa y murió un año después en 1933, por causas naturales según parece, aunque algunos amigos afirmaban que les comentó poco antes de morir "he hecho todo lo que tengo que hacer en este mundo ahora me iré a casa". Siguiendo los relatos, había tenido más de 200 hijos y habría sobrevivido a 23 esposas.

El 6 de mayo de 1933 el New York Times publicaba una esquela en sus páginas dedicada a Li Ching Yuen donde se le atribuía la increíble edad de 256 años, convirtiéndole de ser cierto en la persona más longeva que ha existido en la historia.

Otras fuentes señalan que Li Ching Yuen habría nacido en realidad en 1736 y moriría por tanto con una edad de 197 años. La explicación más lógica que se ha dado es que probablemente se pasó el nombre de padre a hijos y nietos, tomando el mismo rol y confundiéndolos en la misma persona.

Li Ching Yuen quedará como un mito hasta que haya fuentes más fiables o documentos que puedan certificar la veracidad de la historia, en todo caso, Li nos dejó sus respuestas al secreto de una vida larga:

Mente tranquila
Sentarse como una tortuga
Caminar alegremente como una paloma
Y dormir como un perro.

2 comentarios:

  1. Muy bueno tu articulo
    Otro dato curioso es que si ese mito fue cierto, Li Seria 1 Año mayor Que Antonio Vivaldi, musico italiano famoso por su obra "Las 4 estaciones"

    ResponderEliminar

Loading...